Lo más visto

Advierten que la libertad de prensa en el país está en crisis

Las presiones políticas han sido una de las causantes de la mencionada crisis. La APES urge al Estado tener papel activo y proteger.
Enlace copiado
Enlace copiado
La vida de los periodistas en El Salvador está en riesgo. La crisis en la que ha caído la libertad de prensa coloca a los profesionales de la comunicación en una posición vulnerable solo por dedicarse a esta profesión, informaron los titulares de la Asociación Salvadoreña de Periodistas de El Salvador (APES).

“Decirlo sin miedo” fue la frase con la que el relator de libertad de expresión de la APES, Édgar Romero, comenzó su exposición para dar el informe de 2017 sobre el estado de la libertad de prensa en el país. El informe retomó cinco apartados principales: el derecho a la vida, la cobertura de la protesta social, la libertad de expresión en el internet, las presiones políticas y la precarización laboral.

En el lapso de los últimos 12 meses, la APES ha documentado una serie de casos que se enmarcan dentro de los anteriores apartados y que han servido de insumos para concluir que la libertad de prensa en El Salvador está en peligro.

Romero se refirió a casos de periodistas que fueron asesinados y que los motivos aún se encuentran sin esclarecer. Criticó que lo que hace el Estado es “criminalizar al que hace el acto material; sin embargo, el apartado que tiene que ver con quiénes son los actores intelectuales difícilmente lo lleva a su juicio”.

En lo relativo a la cobertura de la protesta social, se refirieron a casos donde han agredido a periodistas mientras están cubriendo marchas. El caso más reciente fue el que ocurrió durante el 1.º de mayo, cuando manifestantes mancharon un carro de prensa. Dijeron que está claro que la libertad de expresión en internet no es totalmente como debería de ser, debido a la cantidad abundante de cuentas que se dedican a atacar a periodistas por su trabajo.

Romero mencionó el caso del periodista de LA PRENSA GRÁFICA Cristian Meléndez, quien recibió amenazas luego de que en la página de Facebook denominada Sociedad Civil lo tildaron de ser el autor de notas en contra del alcalde de San Salvador.

Al respecto, rechazaron el papel del alcalde capitalino, pues dijeron que él también en reiteradas ocasiones ha violentado a periodistas o a medios.

Las agresiones por parte del alcalde y de otros funcionarios de partidos corresponden al apartado de las presiones políticas que afectan el quehacer periodístico.

La APES desaprobó que en las mismas instituciones estatales se excluya a ciertos medios para que puedan realizar preguntas.

“Las restricciones en el acceso a las preguntas en Casa Presidencial y de algunos funcionarios... (las preguntas) cada vez son más limitadas”, manifestó el relator.

El presidente de la APES, Serafín Valencia, dijo que hay entidades públicas como el Ministerio de Trabajo que tienen un papel prácticamente nulo en la protección del trabajo de los periodistas.

Han tenido casos en los que al acudir al mencionado ministerio no han obtenido una respuesta, por lo que han tomado mano de otros recursos.

Por tanto, urgieron al Estado a tomar un papel más activo en pro de la protección de periodistas y no ponerse del lado de los que agreden.
 

Lee también

Comentarios