Lo más visto

Más de El Salvador

Advierten que oleaje podría causar inundación

Expertos esperan la llegada de olas de hasta los 2.7 metros con velocidades de 60 kilómetros por hora para el viernes próximo.
Enlace copiado
Fuerte. El aumento en el oleaje del puerto de La Libertad comenzó a sentirse fuerte desde ayer por la tarde. El MARN dice que tamaño de olas podría aumentar.

Fuerte. El aumento en el oleaje del puerto de La Libertad comenzó a sentirse fuerte desde ayer por la tarde. El MARN dice que tamaño de olas podría aumentar.

Advierten que oleaje podría causar inundación

Advierten que oleaje podría causar inundación

Enlace copiado
El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) informó sobre oleaje alto y rápido que impactará las costas del país, principalmente el viernes y sábado, similar al evento ocurrido en mayo del año pasado.

El impacto más fuerte se espera para este viernes, cuando las olas podrían alcanzar hasta los 2.7 metros de altura y velocidades de 60 kilómetros por hora en el sector de la cordillera del Bálsamo. El sábado la altura disminuirá a los 2.6 metros con similar velocidad.

La marea alta se daría entre las 3 y 6 de la mañana y de 3 a 6 de la tarde y podrían darse algunas afectaciones. “Durante la marea alta, inundaciones y volcamiento de lanchas y durante la marea baja el peligro de los ahogados por la rapidez de las corrientes de retorno y el rompimiento de los amarres de las embarcaciones”, informó Lina Pohl, ministra de esa cartera de Estado.

Las playas que podrían verse más afectadas en la zona centro hacia occidente del litoral son: La Puntilla, Los Blancos, San Marcelino, San Diego, puerto de La Libertad, El Majahual, Mizata, Barra Salada, Punta Remedio, playa Acajutla, Metalío, Barra de Santiago, Garita Palmera. Y en la zona oriental, aunque con menor magnitud, están playas Negras, El Espino y El Cuco.

La distancia en que el mar va a penetrar en tierra sería similar que en el evento de mayo del año pasado, cuando llenó el malecón del puerto de La Libertad.

“Lo que el oleaje va a hacer es lanzar las piedras más pequeñas al malecón, es decir, se recomienda una evacuación total, al menos en las mareas altas para que no vaya a existir un accidente”, dijo Francisco Gavidia, especialista en oceanografía del MARN.

El oleaje también transportaría sedimento. “Desafortunadamente, el trabajo que vienen haciendo alcaldías y el MOP para abrir bocanas se va a perder, porque el mar va a volver a tapar esa bocanas y las salidas de esos ríos se van a ver otra vez obstruidas, aumento de volumen de agua dentro de los cuerpos de agua y todos los problemas que eso conlleva”, agregó.

Por el oleaje de 2015, la línea costera se vio modificada y se añade que las construcciones están muy cercanas, a unos ocho metros cuando los parámetros internacionales hablan de 50 a 100 metros de distancia de la marea más alta, comentó Gavidia.

Lee también

Comentarios