Lo más visto

Más de El Salvador

Advierten sobre posible brote epidémico de dengue

Casos de fiebre tifoidea se mantienen a la baja en las últimas dos semanas, de acuerdo con el Ministerio de Salud, pero siempre exhorta a acatar las recomendaciones sanitarias.
Enlace copiado
Medidas. MINSAL recomienda a la población mantener la destrucción de criaderos de zancudo para prevenir una epidemia de dengue.

Medidas. MINSAL recomienda a la población mantener la destrucción de criaderos de zancudo para prevenir una epidemia de dengue.

Enlace copiado

Incremento de zancudos y aumento de personas no inmunizadas contra el dengue, zika y chikungunya podrían generar un brote epidémico de estas enfermedades si la población no mantiene las medidas de eliminación de criaderos de zancudos, principalmente en las ciudades de mayor concentración poblacional, advirtió ayer el viceministro de Políticas de Salud, Eduardo Espinoza.

El funcionario aseguró que el país no ha tenido epidemia de estas enfermedades transmitidas por el zancudo en los últimos cuatro años, esto en parte por el trabajo realizado con el sistema de Protección Civil. Sin embargo, destaca que no es un tema en el cual la población pueda bajar la guardia en las medidas de prevención.

"Se ha venido acumulando población que es susceptible de tener la enfermedad, porque el virus ha estado circulando. Por otra parte, se ha detectado por quejas de la población que hay crecimiento de zancudos, entonces tenemos las dos condiciones para una probable epidemia", dijo.

Al no tener epidemia de dengue, zika o chikungunya, "la población que no tiene contacto con el virus se viene acumulando. Esto es una población susceptible a padecer la enfermedad", sostuvo.

En el caso de la proliferación de zancudos, tendría que ver con el calentamiento global, el cambio climático y las temperaturas que habrían reducido el ciclo vital del zancudo y provoquen que haya más en menos tiempo.

El otro factor para el aumento de vectores sería la sequía y que las personas tienden a acumular agua sin la debida precaución y se generan criaderos de zancudo.

Las posibilidades de un brote epidémico estarían generalizadas a escala nacional, con mayor énfasis en los lugares de mayor concentración poblacional, como San Salvador, Santa Ana y San Miguel, entre otros.

"Entonces la epidemia puede devenir si la población no toma conciencia de esta situación y no vuelve a tener la vigilancia que tenía antes y la disponibilidad a estar destruyendo permanentemente los criaderos de zancudos", enfatizó Espinoza.

Indicó que se tienen en promedio 15 casos a la semana de sospecha de dengue y menos casos de zika y chikungunya. También asegura que en las unidades de salud se está distribuyendo matalarva a la población para colocar en los recipientes de agua.

Otro caso que preocupa a las autoridades de Salud y de Protección Civil para la temporada de vacaciones agostinas es el alza en los casos de fiebre tifoidea que se tienen este año, con un total acumulado de 1,263.

"Este año que tenemos temperaturas récord, que tenemos un contexto de sequía meteorológica, también tenemos algunas dificultades con temas de salud, una que amerita orientaciones como el tema de la tifoidea, otras que pueden ser potenciales. Es importante que empecemos a entender el contexto para lograr una protección integral de la familia salvadoreña y de los visitantes", dijo Jorge Meléndez, director de Protección Civil.

Espinoza asegura que en las últimas dos semanas los casos han tenido una tendencia a la baja, pero que siempre se atienden casos de fiebre tifoidea y salmonelosis durante el año.

"En esta ocasión detectamos un brote que superó el número de casos, particularmente en la zona occidental. Las medidas que se tomaron lograron controlar la epidemia y en estos momentos los casos están a la baja y estamos nuevamente en zona de seguridad", aseguró.

Los grupos etarios que han sido afectados son personas adultas jóvenes, de 20 a 29 años, con 440 casos, y de 30 a 39 años, 268 casos. La tasa es de 19 casos por cada 100,000 habitantes.

"Pero es necesario que sigan reduciéndose más para estabilizarnos completamente en la zona de seguridad que nos dan los registros que hemos estado teniendo a lo largo de estos cinco años previos, que es con lo que hemos construido el corredor endémico y nos permite decir si estamos en situación de alarma de epidemia", dijo.

Comentó que el número de casos no es equivalente al número de consultas brindadas para diagnosticar fiebre tifoidea, ya que un paciente puede tener dos a tres consultas para verificar las pruebas de laboratorio y para el seguimiento.

No obstante, hizo énfasis en que es necesario tomar las precauciones de salud. "Esperamos que el periodo vacacional no nos dé un nuevo incremento de casos. Esto va a depender de que la población siga las medidas que se están recomendando, de que los manipuladores de alimentos que se han capacitado cubran su tarea y que la población también tome la precaución adicional", dijo el viceministro.

Cerca de 9,000 manipuladores de alimentos han sido capacitados por el Ministerio de Salud (MINSAL) y con el apoyo de las alcaldías en alrededor de 66 destinos turísticos en todo el país, en el campo de la feria y CONSUMA, donde también se habrían realizado campañas de fumigación y desratización.

Las enfermedades también son de los factores de riesgo a tomar en cuenta dentro del plan de Protección Civil para estas vacaciones agostinas, además de los traumatismos, accidentes de tránsito, asfixia por inmersión, enfermedades gastrointestinales, infecciones respiratorias, las enfermedades arbovorosis, como dengue, zika y chikungunya (ver nota aparte), por lo que enfatizan en consumir alimentos que estén adecuadamente preparados.

Tags:

Lee también

Comentarios