Afectados por sismos reciben escrituras

La comunidad donde residen los beneficiados es una de las más pobres del municipio de El Refugio.
Enlace copiado
Enlace copiado
Por más de una década varias familias que fueron afectadas por un enjambre sísmico que afectó a El municipio de El Refugio, en Ahuachapán, en el año 2001 vivieron en la incertidumbre al no tener la legalización de los terrenos donde construyeron sus viviendas.

De acuerdo con Ana Margarita Martínez, secretaria de la Asociación de Desarrollo Comunal (ADESCO) de la comunidad Aura María, 140 de estas familias que se quedaron sin hogar se asentaron en un terreno y formaron esta colonia. 70 de ellas recibieron esta semana su acreditación como propietaria del terreno que habitan. Al resto aún no se les ha dado debido a que aún tienen cuotas que no han pagado a la municipalidad por la adquisición del terreno.

“Somos 70 las familias que hemos ido pagando una cuota simbólica de $2 mensuales que nos cobró la alcaldía por la compra de los terrenos. Esta cuota es simbólica realmente, pero algunos de los residentes no la han pagado o no están al día ,por eso no se les entregó el título de propiedad”, explicó Martínez

La miembro de la ADESCO añadió que antes de recibir el documento que los acredita como propietarios del terreno vivían en una inseguridad jurídica. “Uno siempre vive con aquello que si llega un nuevo alcalde les puede quitar el pedacito de tierra o que estén exigiendo que les paguemos o de lo contrario nos iban a desalojar, pero con este documento que nos han entregado ya podemos estar seguros que nadie nos podrá quitar por lo que nos hemos sacrificado”, dijo la mujer.

El alcalde de El Refugio, Wilfredo Barrientos, manifestó que son 400 metros cuadrados donde están ubicadas las familias de esta comunidad, considerada una de las más pobres de todo el municipio. Barrientos dijo que con esta titularización los beneficiados y la comuna podrían trabajar proyectos en conjunto, como llevar el agua potable a la zona.

“Es más fácil lograr proyectos que beneficien a estas personas porque ya todo está legal. Uno de los puntos que vamos a tratar con la ADESCO es el agua potable, que es vital que ellos tengan en sus casas”, explicó Barrientos.

Carlos Castaneda, viceministro de Relaciones Exteriores, asistió a la entrega de escrituras y exhortó a los beneficiado a valorar sus propiedades.

“El tener el título de propiedad de una vivienda lo convierte patrimonio familiar que ya nadie les puede quitar, y eso será la herencia para sus hijos y nietos”, dijo Castaneda. Según el Instituto de Legalización de la Propiedad, en las titularizaciones y legalizaciones de la comunidad Aura María se han invertido $37,800.

Tags:

  • entrega
  • escrituras
  • ahuachapán

Lee también

Comentarios

Newsletter