Lo más visto

Más de El Salvador

Agencia de explosivos de EUA investiga ataque a PNC con explosivo en vehículo

Las autoridades confirmaron que el explosivo fue activado a distancia. Los dos agentes lesionados se recuperan en el Seguro Social. FGR dijo que indaga el tipo de material utilizado en el ataque que sube el nivel de agresión que sufren policías y militares.

Enlace copiado
Inspección.  Agentes de la División de Armas y Explosivos de la PNC buscan en la cancha de la urbanización Montes de San Bartolo III evidencias tras el explosivo en un vehículo abandonado. La agencia ATF colabora en el caso, según confirmó FGR.

Inspección. Agentes de la División de Armas y Explosivos de la PNC buscan en la cancha de la urbanización Montes de San Bartolo III evidencias tras el explosivo en un vehículo abandonado. La agencia ATF colabora en el caso, según confirmó FGR.

Enlace copiado

El Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés), es la agencia federal de seguridad de Estados Unidos que está colaborando con las autoridades salvadoreñas en la investigación del estallido, ayer por la mañana, de un vehículo en la cancha de la urbanización Montes de San Bartolo III, de Soyapango, que dejó a dos policías lesionados.

El director fiscal Anticorrupción y Contra la Impunidad, German Arriaza, confirmó la asistencia estadounidense en el caso: "Ha habido colaboración de ATF para determinar qué provocó la explosión. Hemos ordenado que se realicen las experticias para determinar qué tipo de explosivo pudiera haberse utilizado. La Policía está realizando trabajo para identificar a los hechores", dijo.

Una de las primeras conclusiones de esa labor, según el oficial de servicio de la Policía Nacional Civil (PNC) que llegó ayer a la escena del crimen y que habló en condición de anonimato, es que el explosivo fue detonado a distancia.

Los expertos antibombas consideran que el mecanismo fue activado a control remoto minutos después de las seis de la mañana, cuando los dos agentes de la PNC se acercaron lo suficiente al vehículo para inspeccionar un supuesto hallazgo de cadáver.

La falsa alerta de que en el interior del vehículo habían un cuerpo, según el oficial de servicio de la PNC, la recibió el Sistema de Emergencias 911 de Soyapango "cerca de las seis de la mañana". La voz al otro lado del teléfono dijo que el vehículo placas P 527-081 había sido abandonado en la cancha de la populosa colonia con lo que parecía ser un cadáver.

Un subinspector y un agente policial llegaron al lugar, estacionaron la patrulla a un costado de la vía y se acercaron al automotor. Adentro, en el asiento del copiloto estaba una silueta similar a la de una persona envuelta con una sábana de color azul y flores rojas y amarillas. Minutos después, una fuerte explosión provocó lesiones en los dos agentes y dejó al automotor en llamas.

Los policías fueron trasladados al Hospital General del Seguro Social con diversas lesiones, por las esquirlas que disparó el estallido; sin embargo, las autoridades confirmaron ayer por la tarde que ambos habían sido atendidos y estaban fuera de peligro.

El ataque ocurre en medio de una nueva escala de violencia de las pandillas que tiene como blanco a los miembros de seguridad pública, principalmente a policías y militares.

El fin de semana pasado, cuatro militares y dos policías fueron asesinados en distintos lugares del país. En lo que va del año, las cifras oficiales consignan que suman 16 miembros de la PNC asesinados y 10 miembros de la Fuerza Armada de El Salvador.

La PNC emitió un comunicado el domingo pasado donde dijo que "los atentados no demuestran un aumento del poder de la delincuencia, pues se dan cuando los elementos policiales y militares se encuentran indefensos".

Ayer, el ministro de la Denfesa, David Munguía Payés, dijo que deben "estar atentos porque las trampas cazabobos se van a seguir dando".

El uso de explosivos para atacar a policías no es nuevo en el país. En 2015, 14 puestos policiales fueron atacados con granadas. Además, entre 2015 y 2018 fueron colocados seis explosivos en vehículos y en lugares públicos. Por esos hechos, un juzgado especializado condenó a una banda a penas de hasta 30 años de cárcel por suministrar los explosivos a miembros del Barrio 18.

Las autoridades esperan que con el apoyo de la ATF puedan dar con los responsables del estallido del vehículo en Soyapango.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines