Lo más visto

Agua delrío Lempa todavía es potabilizable

Los análisis a muestras de agua cruda y tratada en planta Las Pavas indican niveles de contaminación tratables.
Enlace copiado
Agua delrío Lempa todavía es potabilizable

Agua delrío Lempa todavía es potabilizable

Enlace copiado
Las capacidades con las que cuenta la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) para purificar el agua del río Lempa todavía son suficientes para potabilizar el agua en su principal planta de Las Pavas, ubicada en San Pablo Tacachico, La Libertad.

Así lo asegura Marco Antonio Fortín, presidente de la autónoma, consciente de que este afluente (como casi todos los que hay en El Salvador) tiene importantes niveles de contaminación por la presencia de coliformes totales (microorganismos), elementos químicos y otros desechos, como lo indican informes del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

El Informe de la Calidad de Agua de los Ríos 2011 señala sobre el río Lempa que “de los 58 sitios de muestreo ubicados en el canal principal y sus principales afluentes, solamente el 27 % cumple con la aptitud de uso para agua cruda para potabilizar por métodos convencionales; el restante 73 % de los sitios evaluados no cumple con dicha aptitud de uso debido a los altos recuentos bacterianos de coliformes fecales”.

Agrega que el agua de los sitios que no cumplen con la aptitud de uso “no puede ser potabilizada por métodos convencionales y/o caseros de tratamiento de agua para potabilizar; por lo que requiere sistemas terciarios de tratamiento de agua para potabilizar”.

Aunado a esto, se cierne sobre el principal afluente salvadoreño una amenaza minera: la futura explotación de oro y plata en Cerro Blanco, en la jurisdicción de Asunción Mita, Guatemala, contaminaría con boro y arsénico, principalmente, las aguas transfronterizas que desembocan en el río Lempa (ver nota secundaria).

La planta Las Pavas suministra el vital líquido a casi la mitad del Área Metropolitana de San Salvador, recogiendo agua cruda del río Lempa a través de la bocatoma ubicada en San Pablo Tacachico.

“Tenemos cuatro reportes de control de calidad del agua que se hace en Las Pavas. Podemos decirle a la población: tranquila, el agua que están recibiendo está potable”, dijo el presidente de la ANDA, descartando “cualquier situación de crisis, que hoy por hoy no existe”.

Douglas García, jefe de laboratorio de la ANDA, explicó que existe un programa de monitorización de la calidad de agua en las diferentes fuentes de producción, tanto de agua cruda como servida a través de la red de distribución.

Para el caso de Las Pavas, que cuenta con su propio laboratorio de control de calidad de procesos, durante los últimos cuatro meses de 2012 el agua cruda que ingresó a la planta tuvo entre 162,625 y 4,700 colonias por 100 mililitros de coliformes totales, en promedio máximo y mínimo. Al pasar por los toboganes como agua clarificada el promedio máximo fue de 10,475 y el promedio mínimo de 2,500.

Al ser filtrada, los niveles de coliformes totales llegaron a un promedio máximo de 3,161 y un promedio mínimo de 1,030, según los datos de la ANDA.

Como agua tratada, al pasar por la estación de bombeo 1 (EB-1) el nivel de coliformes totales cumple lo establecido por la Norma Salvadoreña Obligatoria 13.07.01.04, que es de menor o igual a 1.8 NMP/100ml (número más probable por cada 100 mililitros).

En cuanto a la Escherichia Coli (bacteria que puede causar infecciones intestinales y extraintestinales, como el cólera) el comportamiento es muy similar desde el agua cruda hasta el agua tratada, con niveles en EB-1 que cumplen la norma de menor o igual a 1.8 NMP/100ml.

“Lo que se muestra es la eficiencia de potabilización que tenemos. El agua cruda nos dice cuál es la carga de contaminación microbiológica que trae el río Lempa, porque arrastra de todo, pero luego pasa por el proceso de clarificación, filtración, desinfección y tratamiento”, explicó García.

Antes de entrar el agua a las tuberías de distribución se realiza la desinfección final aplicando policroruro de aluminio, un producto “de última generación más eficiente” que sustituyó al sulfato de aluminio.

En esta fase también se toman muestras, a razón de 2,914 muestras en EB-1; 1,457 en EB-2 y 2,898 en EB-3 el año pasado. También se realizaron 581 análisis microbiológicos en EB-1. Son tres estaciones por donde pasa el agua potable saliendo de la planta hasta ser servida a los consumidores.

“Cuando desde el punto de vista sanitario se quiere dar fe de que el agua producida es apta para el consumo humano, hay un parámetro que es crítico: medición de turbidez, garantizar el cloro residual a la salida de la planta y el análisis microbiológico. Con esto garantizamos que microbiológicamente el agua está libre de contaminación”, explicó García.

Respecto al grado de turbidez, cuando los niveles son demasiado altos que no pueden tratarse por la gran cantidad de lodo, se hace paro técnico momentáneo en la planta.

Tags:

  • Lempa
  • Las Pavas
  • análisis
  • coliformes totales
  • NSO

Lee también

Comentarios