Lo más visto

Ahorros, procesos y licitaciones bajo sospecha

Problemas técnicos y falta de coordinación con la empresa distribuidora evitaron reducir la tarifa por alumbrado en Santa Tecla, a pesar de que uno de los objetivos era pagar menos.
Enlace copiado
Ahorros, procesos y licitaciones bajo sospecha

Ahorros, procesos y licitaciones bajo sospecha

Ahorros, procesos y licitaciones bajo sospecha

Ahorros, procesos y licitaciones bajo sospecha

Enlace copiado
Cambiar a luminarias led el alumbrado público no significó un ahorro para la Alcaldía de Santa Tecla y más bien les duplicó el gasto, ya que sin un censo actualizado de los postes y sin la aprobación de las pruebas técnicas que garantizaran que las nuevas lámparas consumían menos energía, la distribuidora Del Sur siguió aplicando la tarifa por poste que aplicaba cuando había luminarias de sodio.

Esta es la irregularidad más grave que Roberto d'Aubuisson, alcalde de Santa Tecla, ve en el contrato que firmó la administración anterior de la comuna con la empresa AGM Desarrollo S. A. de C. V.

Las lámparas led no cumplen con su función porque “no tienen descuento por factor de potencia, no han pasado la prueba técnica de la distribuidora para que haga la reducción del valor del costo de la energía consumida, porque no la reconocen como ahorradoras; por lo tanto, estamos viendo lámparas led, pero seguimos pagando como si fueran de mercurio. La alcaldía no tiene ningún ahorro”.

D'Abuisson dice que la empresa no sometió a revisión las lámparas sobre el consumo de energía, pese a que era una “condición del contrato” que la distribuidora eléctrica otorgara la certificación de reducción de potencia: “No tiene sentido estar pagando por un servicio que no es el contratado y aparte pagar la energía consumida como si fueran de mercurio, cuando se supone que es una lámpara que da ahorro”, dijo el alcalde en marzo pasado, cuando denunció las irregularidades del contrato.

El lunes pasado, el jefe de la comuna tecleña retiró el incumplimiento de la empresa por no someterse a la revisión de consumo de energía de las lámparas: “Nos sentimos altamente insatisfechos por el servicio que le ha dado a la municipalidad la empresa que fue contratada por la administración anterior. No tenemos ningún ahorro por el factor de potencia”, reiteró, quien tiene un litigio mercantil con la empresa para poder anular el contrato firmado a 20 años con una cuota mensual de $93,000 mensuales.

Poco transparente

Condiciones poco favorables para la competencia hicieron que varias empresas se abstuvieran de participar en las licitaciones para colocar lámparas led en el alumbrado público de Santa Tecla y San Salvador, afirmaron fuentes de dichas compañías. Ambos concursos fueron ganados finalmente por AGM Desarrollo S. A. de C. V., socia de AGM Desarrollo Sociedad por Acciones Simplificadas (con base en Colombia).

El representante legal de AGM Desarrollo S. A. de C. V., según documentación de la Agencia Nacional de Minería de Colombia, es Alfonso Hilsaca Acosta, hijo del empresario Alfonso Hilsaca.

Este último, apodado “el Turco”, ha sido señalado por las autoridades y medios de comunicación colombianos, entre otras cosas, por financiar a grupos criminales y por su implicación en un homicidio.

“Solo basta ver quién está detrás, es una persona con bastantes problemas en su país y aún así tienen el control sobre el 25 % del mercado de luminarias led en Colombia”, dijo una fuente del sector eléctrico en El Salvador. Turbaco, Arjona y Bolívar están entre las poblaciones colombianas en las que la iluminación pública ha sido cambiada a tecnología led a través de la empresa AGM Desarrollo Sociedad por Acciones Simplificadas.

El concurso para cambiar las luminarias del alumbrado público en Santa Tecla tuvo lugar en noviembre de 2014. Las bases de licitación para este proyecto despertaron susceptibilidades entre las empresas de energía interesadas en participar, las que, finalmente, prefirieron no hacerlo.

“Eran bases de un par de páginas, entregadas a destiempo, se notaba la dedicatoria, que habían sido entregadas con antelación a otra compañía porque era imposible conseguir todo lo necesario para armar el proyecto en el tiempo que daban para el plazo”, indicó el representante de una de estas compañías.

Otra empresa que también tuvo conocimiento del proceso dijo que todo fue acelerado y poco transparente. “No nos dimos ni cuenta... había una semana de plazo entre la entrega de los términos de referencia y la presentación de la oferta. Además, los requisitos casi que los describían a ellos (a AGM El Salvador)”, afirmó.

La fuente señaló que este tipo de contratos implica que haya confianza en la contraparte, ya que se requiere entre ocho y 10 años para recuperar la inversión. “Uno no puede meterse a un proyecto así sin garantías. El día de mañana hay cambio de alcalde y le pueden decir a usted, ‘mire, ya no le vamos a pagar’”, dijo.

En el caso del proyecto de Santa Tecla es un contrato a 20 años, con un pago de $93,000 mensuales por parte de la comuna, para un monto total de $22.3 millones.

AGM Desarrollo S. A. de C. V. se comprometió a suministrar, instalar, reponer, dar mantenimiento, expandir y modernizar el servicio de alumbrado público durante dicho periodo. El pago mensual es ajustable, según el contrato, en relación con la inflación.

En concreto, AGM instalaría 4,003 lámparas led de 30 watts de potencia; 1,708 de 60 watts; 393 de 90 watts y 76 de 120 watts.

El contrato fue firmado entre la empresa y la comuna cuando el FMLN aún tenía el control sobre el municipio, y justo algunos meses después de que el entonces alcalde Oscar Ortiz dejó su cargo para asumir como vicepresidente de la República.

Tras las elecciones de 2015 y el gane de ARENA, la nueva administración dispuso revisar con lupa el proceso y encontró una serie de incumplimientos, desde la calidad de las luminarias hasta faltantes en la cantidad de las mismas, por lo que decidieron suspender el contrato. AGM Desarrollo S. A. de C. V. respondió con una demanda contra la comuna, por actos arbitrarios. El diferendo sigue en instancias judiciales.

Proceso en San Salvador

Por otra parte, en el proceso de la Alcaldía de San Salvador, también ganado por AGM, hubo más compañías que retiraron las bases de licitación, pero tras revisarlas decidieron no presentar una oferta. “La licitación ponía el riesgo total al adjudicatario, las condiciones no eran atractivas, pero AGM participó y ganó, ¿qué más les están dando”, se cuestionó el ejecutivo de una de estas empresas.

En el proyecto de San Salvador, AGM debía invertir de entrada $24.2 millones, para colocar unas 35,000 lámparas led, en un contrato para 20 años.

“Si usted revisa las bases de la licitación se dará cuenta de cómo había una dedicatoria, por decirlo así. Se pedía, por ejemplo, que fuera una empresa que hubiera instalado al menos 40,000 lámparas. Acá no había nadie que cumpliera eso. Además, se podían presentar los estados financieros de la casa matriz y no de la empresa local. Entonces AGM podía presentar los estados de GMA Desarrollos y no los de AGM El Salvador, y así fue. Usted puede ver que fue la única que presentó oferta al final y claro que ganaron”, dijo el representante de otra de las compañías que adquirieron las bases para este proceso.

Tags:

  • led
  • santa tecla
  • ahorro
  • energia
  • companias
  • licitaciones
  • agm
  • el turco
  • hilsaca

Lee también

Comentarios