Al alza los casos de agresión sexual

Según la Policía, en la zona rural del departamento de San Miguel es donde más casos de violaciones se reportan.
Enlace copiado
Factores La PNC considera que ocurran más violaciones en los cantones del municipio de San Miguel por el factor cultural, los caminos solitarios y que muchos hombres consumen drogas.

Factores La PNC considera que ocurran más violaciones en los cantones del municipio de San Miguel por el factor cultural, los caminos solitarios y que muchos hombres consumen drogas.

Enlace copiado

La vida de María (identidad no verdadera) cambió de un día para otro luego de que su padrastro abusó sexualmente de ella cuando apenas tenía 16 años. El hombre, que para ese entonces tenía 40 años, aprovechaba los momentos en que su hijastra se quedaba sola para cometer el vejamen.

La casa de adobe y el silencio de la zona, en el cantón El Jalacatal, municipio de San Miguel, eran testigos mudos del sufrimiento que María pasó durante seis meses. Ahora ella tiene 27 años de edad y relata, entre lágrimas, que esa situación la marcó para siempre, pues a pesar de que tiene dos hijos, de diferentes padres, nunca pudo sostener una relación de pareja por “el odio y resentimiento que le sentía a los hombres”.

Pero lo que le afectó aún más es que luego de los abusos nunca recibió tratamiento psicológico, porque, reconoció, por pena no le contaba a nadie. Solo algunos parientes cercanos sabían.

Fue hasta 2014 cuando, por casualidad, recibió una invitación para asistir a charlas de prevención de la violencia que iba a impartir el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (ISDEMU) y la alcaldía, con otras instituciones.

“Psicológicamente estaba enferma, porque no sentía felicidad. He superado la situación; pero a veces aún me entra resentimiento”, confiesa María.

Lo peor de todo es que su madre no le creyó cuando le contó lo que le hacía su padrastro. En lugar de apoyarla le decía que se fuera de la humilde vivienda ubicada en la zona sur de la cabecera departamental.

“Mi hermano menor dormía conmigo para protegerme de mi padrastro. Él llegaba bolo y cuando estaba sola me abusaba”, contó, y considera que estos casos siguen ocurriendo sin que las afectadas denuncien, por temor a que su victimario las asesine o tome otro tipo de venganza.

De hecho, los casos de violaciones en el departamento de San Miguel han aumentado 15 % en comparación con 2016, según datos proporcionados por la Policía Nacional Civil (PNC), para el periodo 1.º de enero hasta el 30 de septiembre, registrando 99 personas violadas; mientras que en 2016 fueron 86, a la misma fecha.

El oficial en turno de la delegación migueleña reconoció que estos casos continúan ocurriendo, sobre todo en la zona rural del municipio de San Miguel.

“Este es un delito que se da más en la zona rural, en donde los hombres se aprovechan de la inocencia de las jóvenes o mujeres”, indicó la fuente de la PNC.

15%
 han aumentado los casos de violación en el departamento de San Miguel en comparación con el año pasado.

99
 Denuncias por violación reporta la Policía Nacional Civil hasta el 30 de septiembre pasado en San Miguel.
 

Lee también

Comentarios

Newsletter