Alcalde electo tiene pendiente juicio por narcotráfico

Sala de lo Penal ordenó, en 2013, repetir el juicio contra Cristóbal Benítez, quien ganó en San Francisco Gotera.
Enlace copiado
Alcalde.  El recientemente electo alcalde de San Francisco Gotera dice que desconoce si hay un proceso judicial por drogas en su contra.

Alcalde. El recientemente electo alcalde de San Francisco Gotera dice que desconoce si hay un proceso judicial por drogas en su contra.

Alcalde electo  tiene pendiente juicio por narcotráfico

Alcalde electo tiene pendiente juicio por narcotráfico

Enlace copiado
El nuevo alcalde de San Francisco Gotera, en Morazán, tiene pendiente un juicio por narcotráfico desde 2013. Cristóbal Benítez Canales, autoproclamado alcalde electo –ante la falta de resultados oficiales del Tribunal Supremo Electoral (TSE)–, aseguró que obtuvo un finiquito para poder participar en los comicios que, de hecho, ganó.

“Es que ahí yo me limito a decir cosas, que yo no sé nada de eso. A mí me dijeron que yo estaba absuelto de todo cargo. Pero vaya ahí al tribunal. A mí me dieron un papel donde ya estaba arreglado todo, pero no sé, será de preguntar ahí”, dijo Benítez ayer.

Benítez fue acusado de ser el cabecilla de una red de traficantes de droga en el oriente del país, en el año 2010. La vista pública del caso se desarrolló entre el 13 y el 14 de septiembre de 2011, en un juzgado Especializado que presidía el juez Enrique Beltrán. Benítez, en efecto, fue absuelto. El juez argumentó su decisión en dos tecnicismos. El primero, que dos agentes policiales que trabajaron de manera encubierta para atrapar a Benítez no fueron nombrados por el fiscal general, como lo exigía el anterior Código Procesal Penal. El segundo, que hubo un error de custodia de los paquetes de droga.

No obstante, en junio de 2013, la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) anuló ese juicio, porque consideró absurdo que se cuestionara el testimonio de los policías encubiertos, uno de los fundamentos de la absolución. La sala ordenó que la diligencia judicial se volviera a realizar. Esa orden no se ha cumplido, casi dos años más tarde.

La Sala Penal ordenó en su resolución, además, que fuera el juez suplente del Tribunal Especializado de Sentencia de San Miguel, José Rodolfo Castillo Morales, quien realizara el juicio. Sin embargo, tanto él como los otros dos jueces que procesaron a Benítez, Jorge González, quien lo envió a juicio, y Beltrán, enfrentan actualmente una acusación penal por pedir y aceptar sobornos para favorecer a imputados, y están inhabilitados como jueces.

El Juzgado Especializado de Sentencia de San Miguel se negó a brindar información que este periódico solicitó sobre el estado actual del proceso o por qué no se ha llevado a cabo el nuevo juicio. Simplemente notificó que no había fecha para cumplir con la orden de la Sala de lo Penal.

Benítez alegó que ni siquiera sabía que el proceso aún estuviera abierto. “No, si yo no tengo ningún juicio que yo sepa. Hubo unos papeles que llenaron ahí –como siempre han tenido la mala fe, ¿verdad?–, hubo una situación, pero supuestamente en la Sala de lo Penal no le dieron... había gente ahí que sí quería que se hiciera otro juicio y había gente que no. La verdad es que yo no supe al final cómo salieron. Yo no tengo ningún chío (sic) de nada, porque si tuviera algo no me hubieran habilitado. Yo puedo salir del país y no tengo ningún problema ni aparezco en el sistema”, dijo.

la Fiscalía General de la República (FGR) le imputó a Benítez el delito de tráfico de drogas, junto con tres personas más, en el Juzgado Especializado de Instrucción de San Miguel, el 24 de octubre de 2010. Dos días antes, el nuevo alcalde había sido detenido luego de que supuestamente le incautaron 2 kilos de cocaína en una transacción. La cocaína estaba escondida en un vehículo registrado a nombre de la Constructora Benítez, propiedad del alcalde.

El 26 de octubre de 2010, Jorge González, el juez Especializado de Instrucción de San Miguel, envió a prisión a Benítez. Durante la investigación, la fiscalía inspeccionó el estadio Correcaminos de San Francisco Gotera, un recinto edificado por la Constructora Benítez. El imputado fungía entonces como vicepresidente del Club Deportivo Vista Hermosa, campeón de la Liga Mayor de Fútbol salvadoreña en 2005. En el palco del estadio, el lugar que usualmente ocupan los dirigentes, la fiscalía encontró restos de metanfetamina, una droga sintética que se puede fabricar con precursores químicos.

El artículo 166 del Código Electoral determina que el único finiquito que se debe presentar, como parte de los requisitos de inscripción de los candidatos, es una constancia de la Corte de Cuentas de la República (CCR) que haga constar que el candidato no es culpable de sanciones por el manejo de fondos u otros bienes públicos, fiscales o municipales.

Dentro de los impedimentos que la ley electoral establece para los aspirantes a cargos municipales está: “Las y los que tengan en suspenso o hayan perdido sus derechos de ciudadanos”, como el caso de aquellos con condenas judiciales, o en proceso de una. Para verificar esa situación, la ley solo pide que los candidatos presenten una declaración jurada en la que aseguren que están exentos de las inhabilidades planteadas por el artículo 167 del Código Electoral.

En otras palabras, la única manera en que el Estado verifica que los candidatos a gobiernos locales no tengan problemas con la ley es por la palabra de los propios aspirantes: una declaración bajo promesa de decir la verdad, respecto de un hecho, evento o condición, que puede certificar cualquier notario de la República. Las juntas electorales departamentales (JED) prácticamente aceptan estas declaraciones “de buena fe”, porque la ley no impone otro requisito.

En caso de que los aspirantes sí tengan inhabilitaciones, como en el caso de Benítez, inconvenientes legales, las JED no pueden hacer nada, a menos que reciban una denuncia, puesto que no están habilitadas a actuar de oficio.

Benítez, lógicamente, omitió decirle al TSE que tenía pendiente un juicio por casi dos años. Y sus contrincantes políticos tampoco advirtieron esta situación. El exdirigente deportivo destronó a Carlos Gómez, quien tenía 12 años de estar al frente de la municipalidad: tres con el partido ARENA y una con el PDC. La victoria que Benítez reclama la obtuvo cobijado con la bandera de GANA.

“(Según) las leyes de este país uno es juzgado de algo si tiene problemas, pero si es acusado de algo, así como me acusaron a mí y yo salí absuelto de todo cargo, creo yo que no hay nada que pedirle a nadie”, se justificó Benítez, en conversación telefónica con LA PRENSA GRÁFICA.

“Yo lo que sé es que no tengo ningún problema de nada. Cuando uno es sentenciado sí tiene que tener... o sea, pero yo no tengo nada pendiente, pues. Voy a sacar la solvencia, voy a sacar los antecedentes penales y a mí no me aparece nada”, agregó. Dos candidatos a alcalde de ARENA fueron inhabilitados de correr por el cargo este año, por problemas legales. Un candidato del FMLN fue condenado pero aún así recibió el aval para competir (vea nota aparte).

Tags:

  • narcotrafico
  • cristobal benitez
  • san francisco gotera
  • gana
  • juzgado sentencia san miguel
  • juicio

Lee también

Comentarios

Newsletter