Lo más visto

Más de El Salvador

Alcalde tecleño: nexos de empresa motivan anular trato

Roberto d'Aubuisson denunció en marzo pasado irregularidades en el contrato que firmó la administración anterior del FMLN con la empresa colombiana AGM Desarrollos.
Enlace copiado
Denuncia.  La Alcaldía de Santa Tecla acusó a la empresa AGM Desarrollos de colocar lámparas en mal estado y de borrar algunos códigos que no correspondían a las luces, según se estipula en el contrato.

Denuncia. La Alcaldía de Santa Tecla acusó a la empresa AGM Desarrollos de colocar lámparas en mal estado y de borrar algunos códigos que no correspondían a las luces, según se estipula en el contrato.

Alcalde tecleño: nexos de empresa motivan anular trato

Alcalde tecleño: nexos de empresa motivan anular trato

Enlace copiado
El alcalde de Santa Tecla, Roberto d'Aubuisson, dijo ayer que la decisión que ha tomado el concejo municipal, de rescindir el contrato de concesión suscrito entre la administración anterior de la comuna y la empresa AGM Desarrollos, S. A. de C. V., sobre la instalación de lámparas led como alumbrado público, es acertada: “No queremos estar asociados con una empresa que tiene una dudosa reputación”.

El alcalde reaccionó así a la publicación de ayer de este periódico, donde se pone en evidencia que Alfonso “el Turco” Hilsaca, un empresario colombiano dueño de Unión de Personas Consorcio AGM Desarrollo (propietaria de AGM Desarrollos, S. A. de C. V.), está vinculado a varias actividades delictivas en ese país. Hilsaca ha sido mencionado en diversos artículos periodísticos en Colombia con nexos delictivos como homicidio, corrupción y narcotráfico.

“Sorprendido de la información sobre socios y dueños de AGM en Colombia, dueño mayoritario de AGM El Salvador. Uno se preocupa, pudiera pensarse que son capitales de dudosa reputación; pero no quiero asegurar porque es algo que tiene que investigar la Fiscalía General de la República”, agregó D'Aubuisson.

El alcalde denunció en marzo pasado varias irregularidades en las lámparas que fueron instaladas en el municipio: filtración de agua, herrajes y brazos usados, y un nulo ahorro de energía porque la empresa no sometió las luminarias a una prueba de potencia. Esas quejas llevaron a la comuna tecleña a exigir la nulidad negocio, que para el caso de las concesiones la LACAP lo llama “rescate de contrato”.

Desde entonces, la comuna y la empresa AGM mantienen un litigio mercantil por las supuestas irregularidades denunciadas por el jefe

municipal. La empresa alega que la alcaldía no cumplió con el debido proceso para anular el contrato, por lo que exigen que continúe. D'Aubuisson dice que sí se ha respetado el proceso.

La alcaldía dice que en los últimos días se ha aumentado el número de lámparas descompuestas. “La empresa, sabiendo que estábamos en el proceso de clausurar el contrato, ha querido hacer algunos cambios, pero por cada lámpara que arreglan se arruinan más”, dijo D'Aubuisson.

La administración anterior decidió cambiar las lámparas de mercurio por unas led, en noviembre de 2014, bajo la figura de la concesión, según consta en el contrato LPINT-01/2014, donde se establece que la empresa se encargaría de suministrar, instalar, reponer, dar mantenimiento, expandir y modernizar el servicio de alumbrado público de la Alcaldía Municipal de Santa Tecla por un período de 20 años.

A cambio, la comuna le cancelaría $93,000 cada mes, “ajustables cada tres años hasta el máximo de la inflación establecida por el Banco Central de Reserva”, (lo que se estima en unos $22.3 millones).

El trato también estipula que los fondos para hacerle frente a la concesión serán financiados con “el FODES y/o fondos propios”.

Tags:

Lee también

Comentarios