Lo más visto

Alcaldes piden actualizar mapa de pobreza de 2005

Consideran que último estudio los deja fuera de beneficios impulsados por el Gobierno a través del FISDL, institución que está dispuesta a estudiar solicitud.
Enlace copiado
En pobrezas. De los 12 municipios de Ahuachapán uno está clasificado en extrema severa (Guaymango); en extrema alta hay tres; en extrema moderada cuatro y en extrema baja cuatro.

En pobrezas. De los 12 municipios de Ahuachapán uno está clasificado en extrema severa (Guaymango); en extrema alta hay tres; en extrema moderada cuatro y en extrema baja cuatro.

Alcaldes piden actualizar mapa de pobreza de 2005

Alcaldes piden actualizar mapa de pobreza de 2005

Alcaldes piden actualizar mapa de pobreza de 2005

Alcaldes piden actualizar mapa de pobreza de 2005

Enlace copiado
El mapa de pobreza elaborado en 2005 por el gobierno de turno, dirigido por Elías Antonio Saca, sigue siendo uno de los instrumentos base que el Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local (FISDL) toma para decidir hacia qué municipios orientará sus proyectos. Pero la clasificación que se dio hace 10 años no es aceptada por dos jefes municipales de Ahuachapán, que ahora piden que dicha herramienta sea actualizada cuanto antes pues consideran no refleja la realidad del territorio a su cargo.

Uno de estos alcaldes es José Narciso Ramírez Ventura, de San Francisco Menéndez (Ahuachapán), municipio que está bajo la categoría de pobreza extrema moderada, quedando fuera de las prioridades del FISDL en ciertos planes ya que por delante están 32 localidades con pobreza extrema severa y 68 en pobreza extrema alta, según el mapa de 2005. San Francisco Menéndez encabeza la lista de los municipios con pobreza extrema moderada, pero a juicio de Ventura debería cambiarse la categoría para estar en el grupo de los más pobres, debido a las condiciones en que viven la mayoría de los habitantes.

Ramírez Ventura solicitó a la presidenta del FISDL, Gladys Eugenia de Serpas, que se realice un nuevo estudio y se brinde una recalificación de pobreza. Esto ocurrió el 31 de julio anterior, durante la rendición de cuentas que el FISDL realizó en la ciudad de Ahuachapán y en la misma ocasión la alcaldesa de Atiquizaya, Ana Luisa Rodríguez, presentó a De Serpas la misma inquietud ya que su municipio está calificado como de pobreza extrema baja.

“Actualmente está (el municipio) en pobreza moderada y estamos en extrema pobreza y pobreza severa”, mencionó el alcalde y señaló que hay familias en la zonas rurales de San Francisco Menéndez que sobreviven con menos de $1 al día y no tienen servicios básicos como luz eléctrica y agua potable.

De acuerdo con el último censo, este municipio de Ahuachapán cuenta con una población de 42,607 en nueve cantones, la mayoría en zona rural. Durante la última década, según Ventura, el FISDL no ha realizado ningún tipo de obra directa en beneficio de los habitantes.

“Estoy en la alcaldía desde 2006 hasta la fecha, y no hemos ejecutado proyectos con el FISDL. En el tema de inversión social no hemos tenido nada”, afirmó el jefe municipal y agregó que la única ayuda que han obtenido a través del fondo llegó en 2010 con las transferencias de recursos del Proyecto de Fortalecimiento de Gobiernos Locales (PFGL), que se ejecutó con las 262 alcaldías del país.

En este escenario, la municipalidad de San Francisco Menéndez ha tenido que comprometer en proyectos gran parte del Fondo para el Desarrollo Económico y Social (FODES). Meses atrás gestionó un préstamo por $7 millones para la introducción de agua potable en 22 comunidades de la zona baja. Serán cerca de 3,000 familias de extrema pobreza, como las califica el alcalde, las beneficiadas, pero esto deja escasa maniobra para cubrir otras necesidades.

“Es ahí donde sacrificamos todo el FODES y nos quedamos sin ejecutar proyectos como energía eléctrica o agua potable en otras comunidades, además de que nos quedamos sin hacer otro tipo de proyectos, como el mantenimiento de 500 kilómetros de calle”, dijo.

La presidenta del FISDL no descartó hacer una nueva evaluación en el caso de San Francisco Menéndez y en su momento el alcalde deberá presentar los argumentos por los cuales considera deberían ser recalificados.

“En el caso de San Francisco Menéndez es un municipio considerado de (pobreza) moderada. Vamos a tener una audiencia con el alcalde, donde nos va a hacer las solicitudes las cuales van a ser verificadas por nuestros personal técnico de territorio, para ver si cumple con todos los requisitos del programa”, explicó De Serpas.

Pero con Atiquizaya pareciera que no hay oportunidad de recalificación, ya que la presidenta del FISDL adelantó que ya se han ejecutado programas. “Atiquizaya es considerado de (pobreza extrema) baja y es un municipio que ha sido bien atendido con el Programa de Apoyo Temporal de Ingreso (PATI). Recientemente acabamos de firmar un convenio con la alcaldesa para trabajar en emprendimiento solidario, que es un programa dirigido a todos los ex PATI”, explicó.

De Serpas también dijo: “Lamentablemente, lo tengo que decir, hoy por hoy nos rige el mapa de pobreza que sí nos limita la entrada a los diferentes municipios”, en alusión al por qué no se han realizado obras sociales en algunos municipios del país, como San Francisco Menéndez.

Durante la entrega de la primera etapa de la ruta binacional que conduce desde el municipio de Chalchuapa, en Santa Ana, hasta la ciudad de Jerez, en Guatemala, el vicepresidente de la República, Óscar Ortiz, fue abordado sobre el tema, y no descartó que desde el Gobierno se impulse un nuevo estudio del mapa de pobreza en el territorio nacional.

Sin embargo, valoró que las obras realizadas en los diferentes municipios han mejorado las condiciones de vida de sus habitantes, por lo que los índices de pobreza son cada vez menores.

“Ese es un tema que estamos en el Gobierno estudiando para volver a actualizar todo el mapa de pobreza del país, ya que en los últimos cinco años la realidad ha cambiado. Todas las obras que estamos viendo cambian los índices de pobreza a la población. Buenas carreteras, un centro de salud cercano; todos los proyectos van cambiando ese mapa, entonces creo que es importante que ahora nos pongamos a trabajar como país en la actualización de esos indicadores”, se limitó a decir Ortiz al plantearle la solicitud del alcalde Ramírez.

Para el representante de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Alan González, entidad que desarrolla diversos proyectos en municipios pobres, es positivo que se realice un nuevo estudio de los índices de pobreza a escala nacional ya que muchos municipios, como San Francisco Menéndez, podrían ser beneficiados con ayuda gubernamental y de esa manera mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

“Hemos visto cómo en algunos municipios al haber inversiones en políticas públicas, en temas de educación y salud, el mapa de pobreza cambia. El mapa de pobreza toma en consideración diversos factores como el estado nutricional de la población, el tema de la canasta básica, etcétera. En este caso creemos que después de siete años (sic) si habría que trabajar en actualizar el mapa de pobreza a escala nacional, para ver la realidad en la que están viviendo ahora los municipios”, manifestó el representante de la FAO en el país.

Ricardo Godoy, diputado en Ahuachapán por ARENA, dijo que apoyaría cualquier petición que realice el alcalde Ramírez de una recalificación en el mapa de pobreza, el cual calificó de desfazado.

“Es necesario que se haga una recalificación en todo el país, porque a veces los censos se van quedando demasiado relegados y la realidades de los pueblos van cambiando día con día. Acordémonos que San Francisco Menéndez ha sufrido mucho por la cuestión de medio ambiente; apoyo la iniciativa que tiene su alcalde”, indicó el parlamentario.

Recientemente, la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) presentaron el resultado de la investigación “Medición multidimensional de la pobreza y el desarrollo”, el cual es un complemento a la medición tradicional de pobreza por ingreso y consumo, y responde a la Ley de desarrollo y Protección social aprobada en 2014.

En este informe se señala que existen cuatro departamentos en los que la mayoría de hogares viven es estado de pobreza multidimensional: La paz con 53.8 %, le sigue Ahuachapán con un 52.7 % mientras que La Unión reportó un 51.7 % y Morazán 50.4 %.

De acuerdo con el estudio, esto significa que 606,000 hogares viven en pobreza multidimensional, es decir, unos 2.6 millones de personas, equivalente a un 35.2 % de la población total del país.

Tags:

  • ahuachapán
  • mapa de pobreza

Lee también

Comentarios