Lo más visto

Más de El Salvador

Alcaldía de Metapán entre ocho principales depositantes de “Chepe Diablo”

Un exconcejal de la Alcaldía de Metapán, que luego fue condenado por narcotráfico, también depositó dinero a Salazar Umaña. FGR también detectó pagos exprés de créditos bancarios.
Enlace copiado
Alcaldía de Metapán entre ocho principales depositantes de “Chepe Diablo”

Alcaldía de Metapán entre ocho principales depositantes de “Chepe Diablo”

Enlace copiado
La Alcaldía Municipal de Metapán, en Santa Ana, fue uno de los ocho principales depositantes en las cuentas personales de José Adán Salazar Umaña, alias “Chepe Diablo”, quien guarda prisión preventiva, luego de ser señalado como líder de una estructura que presuntamente lavó más de $125 millones.

Según la investigación de la Fiscalía General de la República (FGR), la Alcaldía de Metapán depositó $342,204.29 a Salazar Umaña entre 2012 y 2014, año en el que “Chepe Diablo” fue designado como capo por el Gobierno de Estados Unidos. El Departamento de Tesoro lo sacó de la lista de narcotraficantes internacionales la semana pasada.

Entre las ocho personas que inyectaron dinero a las cuentas de Salazar Umaña está Jesús Sanabria Zamora, exconcejal de la Alcaldía de Metapán, quien le depositó $10,568 en el 2011, un año antes de ser capturado y posteriormente condenado a catorce años de prisión por el delito de tráfico ilícito de drogas. Sanabria Zamora fue el segundo concejal de Metapán acusado de tráfico de drogas. El primer exfuncionario de esa municipalidad vinculado a ese delito fue Amadeo Figueroa, capturado en 2009 en flagrancia y luego sentenciado a 12 años de cárcel.

El alcalde Metapán, Juan Umaña Samayoa, actualmente es prófugo de la justicia, por no poder justificar el origen de $1,721,510.85 de incremento patrimonial registrado entre 2003 y 2014. También su hijo Wilfredo Guerra, representante legal, es prófugo por el delito de lavado de dinero.

Entre los principales depositantes de “Chepe Diablo”, desde el año 2004, también aparece Ivette Ramírez, quien abonó $6,681,502.92 en sus cuentas entre el 2011 y el 2014; José Rigoberto Sanabria le entregó $5,486,404.48 entre 2004 y 2008; Carlos Alfonso Castaneda Ruano, quien le depositó $3,225,122.69 entre el 2008 y el 2014; entre otras personas, que conforman el club de ocho depositantes que suman $22,570,428.04 en cuentas de “Chepe Diablo”, en diez años.

La Fiscalía determinó, además, que el alcalde Umaña Samayoa movilizó en la banca, entre 2003 y 2015, $5,232,297.77 dejando en saldos negativos sus cuentas durante dicho período. Los investigadores señalaron que en ese mismo período al alcalde le fueron retenidos $106,453.13 por ingresos devengados, y el agente que más le retuvo fue la Alcaldía Municipal de Metapán, por un total de $71,490.90.

Umaña Samayoa aparece en 12 juntas directivas de empresas vinculadas a la estructura de Salazar Umaña, las cuales han sido señaladas por la Fiscalía como “sociedades de cartón” utilizadas para lavar dinero. El alcalde de Metapán es señalado como parte de negocios que presuntamente eran utilizados para ingresar en el sistema financiero dinero del cual se desconoce su origen.

Según consta en el expediente del caso, la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) remitió todas las declaraciones juradas de patrimonio del alcalde, para que la Fiscalía pudiera ahondar en su investigación.

En la acusación, los fiscales incluyeron que la Alcaldía de Metapán fue uno de los principales donantes del equipo de fútbol Isidro Metapán En 2015, hizo cuatro donaciones al equipo.

Préstamo prepago

Salazar Umaña movilizó $84,409,046.49 entre el 2003 y 2015, según la FGR. Y además tuvo a su disposición $26,191,369.73 en efectivo, que no ingresaron al sistema financiero. Además, adquirió nueve prestamos por $3,058,395. La Fiscalía catalogó a cinco de estos como “préstamos prepagos”, debido a que “Chepe Diablo” los canceló mucho tiempo antes de la fecha de vencimiento.

Partiendo de esto, la Fiscalía determinó que el dinero “fue utilizado únicamente para ingresar al sistema financiero dinero de origen desconocido o que no existe fuente lícita que pueda justificarlo”, según se lee en el requerimiento del caso.

Salazar Umaña, por ejemplo, adquirió un préstamo el 28 de diciembre del 2001 por $400,000 y este vencía el mismo día y mes, pero del año 2011. Sin embargo, fue cancelado en enero de 2004.

Otro de los casos que señaló la FGR es que un banco le otorgó un préstamo por $150,000 el 16 de septiembre de 2003, y Salazar Umaña tenía hasta el 14 de enero de 2014 para cancelarlo. En este caso “Chepe Diablo” solo tardó un mes en pagarlo.

Lo mismo ocurrió con Industrias Gumarsal, la que fundó junto al alcalde de Metapán y Wilfredo Guerra. La empresa adquirió nueve préstamos por un total de $4,585,000. El mecanismo fue igual: un banco le dio préstamo por $1,000,000 en en el año 2000. La entidad bancaria le dio a la empresa 15 años para pagar y Gumarsal solo tardó 7 en hacerlo, dijo la FGR.

Allanamiento

La FGR realizó este lunes otro allanamiento del caso Operación Lavado en una residencia, propiedad de Salazar, ubicada en el lago de Coatepeque, Santa Ana. La Fiscalía, sin embargo, no dio mayor detalles sobre el registro y lo encontrado en la “mansión”.
 

Tags:

  • operacion lavado
  • chepe diablo
  • jose adan salazar
  • alcaldia de metapan
  • juan umaña
  • alcalde
  • gumarsal
  • lavado de dinero
  • cartel de texis

Lee también

Comentarios