Lo más visto

Más de El Salvador

Alcaldía de San Salvador cobrará nueva tasa por servicio de videovigilancia

El alcalde Ernesto Muyshondt explicó que la cuota más alta la pagarán las viviendas de clase alta y empresas. Asegura que esto se compensa con la seguridad y desarrollo económico de la ciudad.

Enlace copiado
Centro de monitoreo.   Las 1,335 cámaras estarán  conectadas a un centro de monitoreo. La información será compartida con  la PNC y  la FGR.

Centro de monitoreo. Las 1,335 cámaras estarán conectadas a un centro de monitoreo. La información será compartida con la PNC y la FGR.

Enlace copiado

En tres meses, la Alcaldía de San Salvador empezará a ejecutar el proyecto de monitoreo y videovigilancia llamado "Smart City", con el cual pretenden contribuir a la prevención de violencia, combatir la delincuencia y mejorar el desarrollo económico del municipio. Esto según la descripción del proyecto que hizo el alcalde Ernesto Muyshondt.

El 17 de enero de 2020, el concejo municipal otorgó la concesión del proyecto a la empresa mexicana EyeTech Solutions S.A. de C.V. El contrato es para un periodo de 15 años, por un monto de $84,881,670.45.

La cuota mensual que desembolsará la comuna asciende a un promedio de $400,000. Para costear ese monto, la municipalidad impondrá una nueva tasa diferenciada- según estrato social- por el servicio de videovigilancia.

El alcalde Muyshondt explicó que la tasa más alta la pagarán las viviendas de clase alta, así como a las empresas y comercios. Dijo que si bien implica un aumento en el pago de tasas, esto se compensará con una ciudad más segura y el desarrollo económico. El alcalde dijo que las empresas ahorrarán en el pago de vigilancia y circuitos de cámaras.

Ciudad inteligente. Tener una ciudad más seguridad y conectada, son los beneficios que, según el alcalde de San Salvador, se tendrán con el proyecto de videovigilancia a ejecutarse en los próximos tres meses.

Aunque la alcaldía todavía no ha terminado de definir las tablas con las tasas a cobrar, para tener una idea de los costos, el edil capitalino dio un ejemplo.

"Una casa de clase baja le puede afectar dos centavos. Y a una casa de clase alta, pues, sí le puede afectar $10, $12. Entonces, está diseñado que a aquellos de menores recursos pagarían prácticamente nada y que lo absorban los comercios, las empresas que se van a ver más beneficiadas con este servicio y que van a permitirse ahorros en sus gastos al poder tener una ciudad muchísimo más segura", dijo.

"El retorno social y el retorno económico de este proyecto es mucho más a la inversión que se va a ser en el mismo", señaló Muyshondt en una entrevista con LA PRENSA GRÁFICA.

Descripción del proyecto

El proyecto contempla la colocación de 1,335 cámaras de alta definición y botones de pánico en las principales plazas y espacios públicos de San Salvador. El software permitirá el reconocimiento facial y la lectura de placas. Todo estará conectado a un centro de monitoreo.

“Nos vamos a esmerar para que este sea un proyecto que logre grandes transformaciones...De ser hace algunos años la ciudad más insegura del mundo, vamos a pasar a ser un referente de ciudad segura y ciudad inteligente”. 

Ernesto Muyshondt, Alcalde de San Salvador

Las cámaras estarán colocadas en las principales entradas y salidas de la ciudad, así como en los lugares más peligrosos y con mayor afluencia de personas, entre esos el centro de la ciudad y las paradas de autobuses.

Toda la información ayudará a que la Policía Nacional Civil combata el delito y que la Fiscalía General de la República obtenga pruebas para lograr condenas de quienes delinquen en San Salvador, según describió el edil.

El alcalde sostiene que el principal problema que aqueja a la población es la inseguridad y que a su vez afecta en la inversión. Sin embargo, el proyecto también servirá para mejorar los servicios municipales como la recolección de desechos sólidos.

Según el edil, a través de sensores se alertará cuando un contenedor esté lleno de basura, asimismo se podrá monitorear el estado de las calles y espacios de parqueos.

El alcalde asegura que San Salvador se convertirá en una ciudad más conectada, ya que habrá 30 puntos de Internet gratis, similar al parque Cuscatlán y Salvador del Mundo.

"No solo se trata de un tema de seguridad, sino de conectar la ciudad y crear una serie de infraestructura, una plataforma en la ciudad para que pueda ser más fácil de usar, más tecnología para mejorar los servicios y para solventar varias de las necesidades de la gente", indicó.

Más que seguridad. El alcalde capitalino, Ernesto Muyshondt dijo que el proyecto también servirá para mejorar los servicios municipales como la recolección de desechos sólidos.

Muyshondt confirmó que el proyecto empezará a ejecutarse en tres meses y esperan terminar de instalarlo en abril de 2021.

Aseguró que el número de cámara es suficiente para llegar a todas las colonias de San Salvador.

Concesión entre denuncia de irregularidad

Al menos 21 empresas descargaron las bases de licitación, pero solo EyeTech Solutions y UDP NEC Ciudad Segura presentaron oferta para la concesión del proyecto de videovigilancia.

Luego de la adjudicación el pasado 17 de enero, NEC le presentó un recurso de revocatoria a la alcaldía en el que señala una serie de irregularidades, las cuales se describen en esta nota, al igual que la respuesta de la alcaldía.

EyeTech es una empresa con filial en México, cuyo representante es el israelita Yaniv Zangilevitch, a quien según el alcalde conoció hace unas semanas, después de la adjudicación.

La idea de este proyecto empezó desde la administración del exalcalde de San Salvador, Nayib Bukele, ahora presidente de la república. En 2017, EyeTech ganó el contrato, a un costo de $109 millones por los 20 años. Concejales de ARENA expresaron dudas sobre el proceso y tres empresas presentaron recursos de revisión.

El concejo municipal nombró una comisión de alto nivel para que revisara el proceso que hizo en un primer momento la Comisión Evaluadora y esta determinó que no se debió adjudicar el proyecto a la empresa extranjera por una serie de inconsistencias.

La comuna revocó el contrato y EyeTech acudió a la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Corte Suprema de Justicia (CSJ). Muyshondt dijo que la empresa retirará la demanda.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines