Lo más visto

Alcaldía en aprietos para cumplir exigencias en tema ambiental

La falta de recursos es uno de los principales problemas para, por ejemplo, trasladar de lugar el rastro municipal.
Enlace copiado
El más grave.  El impacto que genera la acumulación de desechos sólidos en los habitantes usulutecos es la observación de mayor peso.

El más grave. El impacto que genera la acumulación de desechos sólidos en los habitantes usulutecos es la observación de mayor peso.

Agravante.  Los sindicalistas de la Alcaldía de Usulután han realizado paro de labores en la unidad de mantenimiento, lo que ha repercutido en las labores de recolección de basura, que se acumula en la calle antigua o termina en las quebradas.

Agravante. Los sindicalistas de la Alcaldía de Usulután han realizado paro de labores en la unidad de mantenimiento, lo que ha repercutido en las labores de recolección de basura, que se acumula en la calle antigua o termina en las quebradas.

Alcaldía en aprietos para cumplir exigencias en tema ambiental

Alcaldía en aprietos para cumplir exigencias en tema ambiental

Enlace copiado
La Corte de Cuentas de la República (CCR), a través de un examen especial de gestión ambiental a la Alcaldía de Usulután, hizo 18 observaciones que la comuna debe tomar en cuenta para corregir problemas en materia de medio ambiente, a más tardar en junio. El documento, que contiene 42 páginas, desglosa algunos señalamientos.

Hay desde los menos complejos, como la “falta de cercas perimetrales en el cementerio general”, hasta más complicados como cumplir con las observaciones realizadas al rastro municipal.

Un problema evidente y de mayor impacto es la acumulación de desechos sólidos en la vía pública, como ocurre en el final de la 18.ª avenida norte, conocida como la calle antigua que une al municipio de Usulután con el de Santa María. Al lugar llegan recolectores de desechos a depositarlos, acumulándose mientras los camiones arriban para trasladarlos al relleno sanitario, ubicado en las afueras de la ciudad.

La observación de la CCR se basa en que “estos lugares no cuentan con las condiciones de infraestructura para ser centros de acopio, lo que los convierte “en botaderos de cielo abierto”.

La basura se amontona sobre un carril de la calle, limitando el tránsito vehicular. A pocos metros se ubica el mercado y enfrente, varias viviendas donde habitantes resultan afectados por los malos olores.

Respecto a esta observación de la CCR, el alcalde Miguel Ángel Jaime señala que no cuentan con suficientes camiones recolectores de basura para trasladarla más rápido al relleno sanitario.

“Lo más viable es que pudiéramos adquirir otro camión recolector de basura, con los actuales no es suficiente, ya que si tuviéramos uno más disponible la llevaríamos de inmediato al relleno sanitario, pero solo dos o tres funcionan”, indicó el jefe edilicio, quien espera que este año se puedan obtener fondos municipales para ampliar la flota.

Pero, incluso, al botar los desechos en la calle antigua, la comuna usuluteca incumple su propia ordenanza de aseo de la ciudad, pues se establece que “se prohíbe botar en las calles, aceras, acequias, cauces de ríos o canales, plazas y demás lugares públicos, basuras o desperdicios de cualquier tipo, escombros y demás desechos”. Manuel Sánchez, jefe de la Unidad de Medio Ambiente de la alcaldía usuluteca, dijo que, respecto a 2016, el problema con los desechos sólidos ha mejorado levemente, ya que antes también se acumulaba basura frente al mercado n.º 5 (que está en desuso), agregando que se realizó la gestión para evitarlo.

Por el rastro

Las observaciones más complicadas de solventar especificadas en el documento de la CCR son las referidas al rastro municipal, ubicado en el barrio Candelaria. El apartado 17 señala la falta de higiene e infraestructura adecuada en el rastro, ya que comprobaron que el destace se realiza en el piso, no hay cedazo en los espacios abiertos de la infraestructura, lo que facilita el ingreso de moscas, ratas y otros animales.

Esas condiciones generan la posibilidad de la contaminación de las carnes, por el contacto con bacterias en el suelo, y por lo tanto causan enfermedades gastrointestinales en los consumidores.

José Fermín Aguilar Ovando, jefe del rastro municipal, indicó que desde hace 60 años destazan en el piso ya que no cuentan con las herramientas necesarias para hacerlo de forma más higiénica.

Para ello, tendrían que adquirir un tecle con una cadena eléctrica y un gancho para colgar los animales del corvejón, para pelar en el aire, lo que tiene un costo de más de $22,000.

Aguilar Ovando señala que conoce de la carencia económica de la comuna, pero ve muy riesgoso que de no cumplir con las exigencias planteadas por la Corte cierren el establecimiento.

 “No aconsejaría el cierre porque sería duro que 55 usuarios, con porcinos y bovinos, no tengan un lugar para destazar y lo hagan en sus casas, por lo que sería un riesgo sanitario mayor y de clandestinidad. La alcaldía no tiene fondos y eso es entendible”, explicó el jefe del rastro, quien asegura que un promedio de 12 y 15 bovinos y porcinos son sacrificados a diario.

El alcalde usuluteco es consciente de que no tienen los recursos para construir otro rastro en las afueras de la zona, donde no haya personas viviendo en los alrededores.

“No tenemos capacidad para hacer un rastro nuevo, el cual se viene pidiendo desde hace 15 años. Se está gestionando con el Gobierno central, por lo que se nos ha informado que hay un dinero que viene para construir 14 rastros municipales, estamos a la espera”, explicó Jaime.

La unidad de salud de Usulután es la encargada de monitorear el matadero y la última inspección fue realizada en enero, verificando que hay mejoras en cuanto a la higiene.

“Antes fumaban en el lugar, y luego de hacer gestiones logramos que anden gorra, que usen botas y que sean más cuidadosos. En los próximos días vamos a capacitar a la gente que trabaja en el rastro, desde el que transporta la carne, el dueño y los empleados”, expresó Héctor Iván Avilés, coordinador de la Oficina de Saneamiento Ambiental de la unidad de salud de Usulután.

Aguas residuales

Otro de los aspectos destacados en el examen de la CCR es la falta de gestión municipal relacionada con el establecimiento de un sistema de tratamiento de aguas residuales. El encargado de la unidad de medio ambiente criticó la poca disponibilidad del concejo municipal para abordar el tema y encontrarle soluciones.

“Este concejo y administración han pasado desapercibido el tema ambiental, no han apoyado en nada y tienen que dar un giro importante luego de la auditoría.

Nosotros les presentamos un proyecto de separación de desechos sólidos, si no lo implementan es problema de ellos. Uno no maneja presupuesto, entonces lo que tenemos que hacer es gestionar”, apuntó Sánchez.

Tags:

  • Usulután
  • CCR
  • observaciones
  • ambiental

Lee también

Comentarios