Lo más visto

Alcaldía está bajo la lupa por casos carne de caballo

Investigadores afirman que  destazadores de equinos en rastros clandestinos aprovechan la “guía para conducir carne” emitida por la comuna de San Rafael Obrajuelo.
Enlace copiado
Grandes ganancias.  Las miles de libras de carne de caballo incautadas en los rastros clandestinos de San Rafael Obrajuelo durante el año pasado fueron valoradas entre $7,000 y $12,000.

Grandes ganancias. Las miles de libras de carne de caballo incautadas en los rastros clandestinos de San Rafael Obrajuelo durante el año pasado fueron valoradas entre $7,000 y $12,000.

Alcaldía está bajo la lupa por casos carne de caballo

Alcaldía está bajo la lupa por casos carne de caballo

Enlace copiado
El municipio de San Rafael Obrajuelo (La Paz) era reconocido hace años como el principal productor de carne de cerdo del departamento. De hecho, cada octubre, la alcaldía junto a los productores realizaban el festival del cerdo, una actividad enfocada en promover el producto y el turismo. Sin embargo, la producción de carne de cerdo, y hasta de res, en el territorio ha sido superada por la de caballo, pero en rastros clandestinos que se dedican al destace de equinos para vender la carne como de res en mercados de San Salvador.

En 2016, la Policía Nacional Civil (PNC) y la Fiscalía General de la República (FGR) desmantelaron en San Rafael Obrajuelo tres rastros clandestinos en los que se destazaban caballos, dos de estos situados casi en el centro de la ciudad. Esta práctica ilegal, según la PNC, deja ganancias “exorbitantes” a los propietarios de dichos establecimientos ocultos.

Por estos tres casos, las autoridades mantienen una investigación abierta y ponen a la alcaldía de San Rafael Obrajuelo bajo la lupa debido a la extensión de guías para el traslado de carne de res, las cuales son usadas por los delincuentes.

El jefe de la delegación policial de La Paz, Carlos Romero Lazo, aseguró que han detectado que en algunos casos la carne de caballo va mezclada con la de res, principalmente cuando es trasladada hacia los mercados capitalinos. Añadió que la alcaldía municipal es la encargada de extender un documento conocido como “guía para conducir carne”, que sirve prácticamente para dar fe de que lo que se traslada es carne de res, aunque en los casos detectados no es así.

“Estamos investigando esto, porque si yo voy a extender una autorización para carne de res, debo de estar seguro de qué es lo que llevan, pero al parecer esta gente se aprovecha (destazadores). Estamos investigando si existe algún nexo con algún miembro del concejo municipal o la alcaldía para determinar si se están extendiendo por negligencia, sin conocer lo que trasladan, o si hay alguna conexión con ellos”, manifestó el jefe policial.

Lazo añadió que las investigaciones se harán de forma retroactiva para determinar si actualmente o antes hubo algún tipo de nexo con la municipalidad para la realización de esta práctica. “Vamos a investigar de aquí para atrás”, comentó.

“Lo hacemos legalmente”

Las guías para conducir carne, de acuerdo con el secretario de la alcaldía de San Rafael Obrajuelo, Antonio Ortiz, se otorgan teniendo a la vista la carta de venta del animal que será sacrificado, y luego del respectivo pago en colecturía. La guía es una sola, independientemente de la cantidad de carne que se vaya a trasladar, y con la suposición de que se trata de carne de res o de cerdo.

“Para hacer las cosas legales anexamos la copia del animal sacrificado a la guía de la persona que lo ha solicitado y que debe estar autorizado para destazar. Es cosa de ellos si en el camino o en la casa le metieron más carne u otro tipo de carne, porque para verificar es difícil”, argumentó Ortiz.

Los destazadores de caballos, según el secretario municipal, no solicitan guía de traslados de carne, solamente los autorizados por la alcaldía y Gobernación, que en este caso son siete, que también destazan en sus viviendas y que entierran las osamentas de las reses y cerdos sacrificados en terrenos de su propiedad, aunque la policía y Salud han verificado que, al igual que los destazadores de equinos, abandonan los huesos y vísceras a cielo abierto.

El rastro de San Rafael Obrajuelo fue clausurado a inicios de 2016 por no tener las condiciones mínimas para funcionar, aunque ya desde antes, según la misma alcaldía, las personas destazaban en sus casas.

Salvador Rivera, concejal, aseguró que alistan para este año una ordenanza para sancionar la contaminación ambiental para quienes boten desechos en lugares no autorizados.

Peligro sanitario y aéreo

Contrario a otros países donde el consumo de carne de caballo está legalizado, en El Salvador constituye un peligro para la salud, pues no se cumplen con las normas fitosanitarias para que sea parte de la cocina. Por tanto, es delito venderla como carne de res.

Pero no solo es una amenaza para la salud pública, sino también para la seguridad de los pasajeros y las aeronaves que utilizan el Aeropuerto Internacional Monseñor Óscar Arnulfo Romero.

El 6 de octubre de 2016, la Autoridad de Aviación Civil (AAC) informó a la PNC su inconformidad por la “falta de constante comunicación entre la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA), alcaldías y PNC” para evitar que en el radio de ocho kilómetros de la terminal aérea existieran vertederos de basura, ya que se habían identificado focos de atracción de aves de rapiña en donde se depositaban restos de animales sacrificados, principalmente caballos, en tres municipios de La Paz.

“Esto constituye un riesgo para la seguridad operacional de nuestro aeropuerto, ya que atraen a diferentes especies de zopilotes, los cuales ocasionan impactos en aeronaves y daños económicos considerables, además de poner en peligro la vida de pasajeros y tripulantes”, consideró en su petición la AAC.

La autoridad pidió a la PNC coordinar con su personal para evitar que se sigan depositando osamentas en los vertederos a cielo abierto, que constituyen también una amenaza ambiental.

Tags:

  • La Paz
  • San Rafael Obrajuelo
  • rastros
  • carne
  • alcaldía
  • investigación

Lee también

Comentarios