Lo más visto

Más de El Salvador

Alcaldía estudia un asocio para construir nuevo rastro

Ha habido acercamientos informales con empresarios, pero también se buscaría a los que están en negocio de carne de res.
Enlace copiado
Demanda.  Previo a la orden de cierre a diario se sacrificaba de 12 a 15 cabezas de ganado en el rastro de Santa Rosa de Lima.

Demanda. Previo a la orden de cierre a diario se sacrificaba de 12 a 15 cabezas de ganado en el rastro de Santa Rosa de Lima.

Enlace copiado

Después de que el Juzgado Ambiental de San Miguel y el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) ordenaron el cierre técnico del rastro municipal de Santa Rosa de Lima, en La Unión, la alcaldía está buscando alternativa para darle solución a los vendedores de ganado, a los destazadores y a los comerciantes de carne, quienes se quedarán sin un lugar para ejercer su actividad económica.

Una alternativa que analiza la comuna es la posibilidad de crear un asocio público-privado junto a empresarios de dicha localidad, para construir un rastro que cumpla con todas las especificaciones que requieren las autoridades ambientales.

"Hay empresarios grandes que pueden invertir y estamos confiados que en un futuro nos pondremos de acuerdo para hacer un asocio entre la alcaldía y ellos, porque realmente necesitamos ese rastro, ya que en el departamento, ni en la zona oriental, hay un rastro que llene las expectativas que el ministerio quiere", indicó el alcalde Rony Lazo.

Para la construcción de un nuevo rastro se debería de adquirir un terreno en las afueras de la ciudad, ya que entre las observaciones al actual es que donde funciona es zona urbana con viviendas aledañas y en el cual también se desarrollan otras actividades de tiangue.

Lazo afirma que ya ha tenido algunos acercamientos informales con empresarios de Santa Rosa de Lima, que estarían dispuestos a sumar esfuerzos para la construcción de un proyecto de ese tipo, pero de acuerdo con el alcalde también se debe involucrar a otras personas que están relacionadas directamente con el negocio de la carne de res.

En las condiciones que operaba el antiguo rastro municipal no era sostenible financieramente y la alcaldía debía subsidiar el gasto que generaba su funcionamiento, por lo que construir un nuevo sitio para el destazo también requiere un estudio económico, para que los ingresos alcancen para el mantenimiento necesario.

"La municipalidad ha estado invirtiendo unos $3,000 mensuales en el rastro y los ingresos han andado por unos $1,600 y siempre la alcaldía ha tenido que subsidiar, pero es una obligación que nos compete", dijo el alcalde.

Otra opción es plantear el tema ante la Asociación Intermunicioal del Norte de La Unión (ASINORLU), para estudiar la posibilidad de ejecutar un proyecto en conjunto y que beneficie a los nueve municipios asociados.

Se teme que con el cierre del destazadero en Santa Rosa de Lima la actividad se desarrolle de manera clandestina, provocando más focos de contaminación en el municipio.

Tags:

  • La Unión
  • Santa Rosa de Lima
  • rastro
  • asocio

Lee también

Comentarios