Lo más visto

Alcaldía logra frenar pago de $1 millón por demanda

Municipalidad de Ciudad Barrios fue demandada por empresa que construyó el mercado municipal y terminal de buses en 2011-2013.
Enlace copiado
Proceso.  La empresa y la Alcaldía de Ciudad Barrios iniciaron un proceso directo en 2015 y al no lograr un acuerdo la contratista puso una demanda arbitral en 2016, que ganó la municipalidad.

Proceso. La empresa y la Alcaldía de Ciudad Barrios iniciaron un proceso directo en 2015 y al no lograr un acuerdo la contratista puso una demanda arbitral en 2016, que ganó la municipalidad.

Alcaldía logra frenar pago de $1 millón por demanda

Alcaldía logra frenar pago de $1 millón por demanda

Enlace copiado
La Alcaldía de Ciudad Barrios, en el departamento de San Miguel, fue favorecida en la demanda arbitral que interpuso en su contra una empresa constructora que hizo el proyecto del mercado municipal y la terminal de buses entre 2011 y 2013, con lo que evitó tener que pagar a la contratista $1,035,541.93.

El proyecto fue contratado en 2011 por un monto de $2,249,573.80 con la empresa INBICT, para un plazo de 300 días, pero por diferentes atrasos se prorrogó a 390 días. La obra se entregó en 2013, pero no fue sino hasta el año pasado que la empresa comenzó a hacer reclamos a la municipalidad por costos indirectos y al no llegar a un acuerdo puso una demanda ante un tribunal arbitral en 21 de marzo de este año.

“La obra fue ejecutada por dos administraciones. En 2015 a lo mejor la empresa esperó que transcurrieran los dos años de garantía para podernos preparar la demanda al municipio”, comentó el alcalde Heris Neftalí Romero.

Agregó que al principio era una demanda por más de $750,000 y argumentaba retrasos por pago de estimaciones, obras adicionales. Indicó que el proyecto ya había sido auditado en las administraciones anteriores, por lo que optaron por pedir asesoría a otras alcaldías, como la de Antiguo Cuscatlán, y defender el caso en el tribunal arbitral.

“Estos costos indirectos la empresa constructora sostenía que se habían tenido como resultado de diversas prórrogas que se habían hecho al contrato y a la ejecución del proyecto, y en efecto, fueron prórrogas que se hicieron; pero se hicieron de común acuerdo entre las partes”, dijo Humberto Sáenz Marinero, abogado contratado para defender a la comuna.

Añadió que el tribunal decidió que únicamente tenía que pagar una factura de $25,000 a la empresa constructora.

Los resultados se dieron en junio de 2016 y la empresa apeló el laudo ante la Cámara de Primera Instancia de San Miguel, donde se realizaron nuevamente las audiencias hace dos semanas.

“Los magistrados de la cámara de San Miguel resolvieron por unanimidad que el laudo debía mantenerse tal como había sido dictado y no había alguna razón legal para revocar la decisión que previamente habían adoptado los señores árbitros”, afirmó Sáenz.

De haber tenido un resultado contrario, el alcalde considera que el municipio hubiera sido “embargado”, al tener que pagar una cantidad superior al millón de dólares. “Posiblemente el municipio iba a ser condenado, significa que no podíamos hacer obras para la gente, nos íbamos a quedar estancados en el aspecto público como alcaldía” dijo.

Agregó que cuando asumió la alcaldía en mayo del año pasado, encontró una deuda de aproximadamente $3,588,000 y que la obra del mercado se hizo con préstamos en 10 cajas de crédito. De FODES dijo que reciben $170,000.

Tags:

Lee también

Comentarios