Lo más visto

El Salvador Lo más leído

Alcaldía negó información sobre discoteca ubicada en una zona residencial

Habitantes de la Residencial Villas del Prado se han quejado del ruido de la música en la discoteca de la cual la Alcaldía de San Salvador ha negado información pedida desde antes que Bukele dejara el cargo.
Enlace copiado
Afecta a vecinos. El local de la discoteca queda a la par de la Residencial Villas del Prado. Los habitantes se quejan del sonido alto de la música y el bullicio de los clientes alcoholizados. Desde la terraza dicen que también les tiran botellas de cervezas.

Afecta a vecinos. El local de la discoteca queda a la par de la Residencial Villas del Prado. Los habitantes se quejan del sonido alto de la música y el bullicio de los clientes alcoholizados. Desde la terraza dicen que también les tiran botellas de cervezas.

Enlace copiado

Las horas de sueño de los vecinos de la Residencial Villas del Prado, en la colonia Escalón, San Salvador, han sido interrumpidas por los niveles de ruido que salen de la discoteca Distrito 7, atrás de sus viviendas.

El establecimiento se ubica donde antes funcionaba un supermercado, cerca del redondel Luceiro. En el mismo inmueble de unos 195 metros cuadrados también están un restaurante de comida mexicana y un karaoke.

Los residentes aseguran que cuando el negocio empezó a funcionar, en enero del año pasado, nunca se imaginaron el problema que enfrentarían las noches de miércoles a domingo, hasta el amanecer. La música y el bullicio no los deja dormir tranquilos.

“A partir de las 9 de la noche, de miércoles a domingo, la tal discoteca pone sonidos increíblemente fuertes”, comentó a LA PRENSA GRÁFICA uno de los habitantes afectados.

Contrario a la ordenanza municipal, denuncian que la discoteca y los otros negocios muchas veces cierran hasta las 5 de la mañana. “Se supone que en San Salvador hasta las 2 de la mañana la ordenanza municipal (lo) autoriza, pero aquí no. A veces llegan hasta las 5 de la mañana con sonidos estridentes”, se quejó el habitante de la zona.

No solo eso, dicen que los dueños del lugar también construyeron una terraza que da justo a los patios de las casas. “Imagínese el lenguaje de un bolo, (y) los cuartos de los niños ahí a la par”, agregó.

Comentaron que debido a la molestia que les causa, ya han llegado a enfrentarse verbalmente con los clientes de la discoteca.

Ellos denunciaron el caso en gestión anterior de la Alcaldía de San Salvador, pero no tuvieron eco, pues la misma gente del Cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM) les advirtió que los dueños estaban relacionados con funcionarios de la comuna, según dijeron.

Incluso, uno de los residentes contó que intentó hablar con el exdirector del Distrito 3 Federico Anliker, hoy secretario general del movimiento Nuevas Ideas, pero tampoco pudo.

Al ver que estaban construyendo la terraza, acudieron al concejo municipal capitalino y a la Oficina de Planificación del Área Metropolitana de San Salvador (COAMSS-OPAMSS) para saber si tenían permiso. Tampoco tuvieron éxito en el intento.

Dicen que se vieron imposibilitados, más aún con las respuestas de las mismas personas del CAM. “Ellos (CAM) literalmente me dijeron: ‘esperemos que cambie el alcalde, porque aquí no se puede hacer nada y no le puedo decir más’”, señaló.

En una factura del restaurante TacoBar, uno de los tres locales que funcionan enlazados, aparece que la propietaria es María Milagro Escobar de García. A ella se le buscó en el lugar, pero uno de los vigilantes dijo que casi no llegaba. Se le dejó un número de contacto y tampoco se comunicó.

De acuerdo con el Registro de Comercio, Escobar, de 23 años en ese momento, aparece en dos sociedades. Una es la Corporación Salmex S. A. de C. V., que creó en 2012 junto a Alejandro García Solórzano, de origen mexicano. La segunda es Servicios Múltiples de Entretenimiento S. A. de C. V., que creó con José Alirio Beltrán López. Esta última aparece con los balances económicos observados y la otra no tiene movimientos.

En marzo pasado, aún en la gestión de Bukele, a través de la Unidad de Acceso a la Información se pidieron los permisos de los establecimientos como bares, restaurantes y discotecas; sin embargo, dilataron el proceso y no entregaron la información. Anteayer, se volvió a consultar a la unidad y la respuesta fue que hubo cambio de gobierno municipal y volverían a revisar la petición.

Al exdirector del CAM Pedro “Peter” Dumas se le consultó vía telefónica por el caso. En ese momento todavía fungía en su cargo municipal y confirmó que habían recibido al menos dos denuncias de los vecinos de la parte de atrás de los negocios.

Dumas dijo a LA PRENSA GRÁFICA que hasta donde él tenía entendido, los establecimientos cumplían con todos los “permisos habidos y por haber”. También se desligó de ser parte de los dueños del lugar.

Los afectados de la Residencial Villas del Prado esperan que la nueva administración actúe y resuelva sus quejas.

LA PRENSA GRÁFICA conoció de una fuente de la nueva administración municipal que los problemas por el ruido que emana de la discotea inaugurada en la gestión Bukele persisten y que las quejas de los vecinos afectados serán retomadas para investigar.

Lee también

Comentarios