Loading...

Alcaldías oficialistas repiten mecanismo para contratación de nuevas plazas

Según datos del ISSS, en mayo y junio fueron inscritos 1,743 nuevos empleados en 235 alcaldías de las que hay registro. De estos, el 76 % fueron en municipalidades gobernadas por Nuevas Ideas.

Enlace copiado
Contrataciones.  En las alcaldías entre mayo y junio 2021 duplican la cifra de ese mismo período en 2018 y 2015 donde hubo también elecciones.

Contrataciones. En las alcaldías entre mayo y junio 2021 duplican la cifra de ese mismo período en 2018 y 2015 donde hubo también elecciones.

Enlace copiado

A poco tiempo de cumplirse los primeros 100 días de gestión, los datos muestran que las alcaldías gobernadas por el partido Nuevas Ideas heredaron el mecanismo de despidos y nuevas contrataciones de personal al inicio de cada administración.

Esta dinámica es un modelo que implementaron los partidos tradicionales que, en otro momento, tuvieron el control de los municipios. El presidente Bukele, en repetidas ocasiones, mencionó que estos partidos tenían en el Estado su propia "fábrica de empleo" donde contrataban a sus militantes y afines.

Según datos del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), entre mayo y junio 2021 hubo 1,743 nuevas inscripciones de empleados en 235 alcaldías de las que tienen registro. De estas inscripciones 1,330 (76.31%) ocurrieron en alcaldías gobernadas por Nuevas Ideas. La municipalidad con las cifras más altas, según este recuento es Soyapango, que suma 68 nuevos inscritos al ISSS en dos meses. Sin embargo, en una solitud de información pública hecha a la alcaldía del municipio, la cantidad revelada fue mayor: 161 contratados hasta el 6 de junio. Esta información incluye no solo contratados con plazas, sino también por servicios profesionales. Es decir que, en el resto de municipios la cifra podría superar a los inscritos en el ISSS.

En un año electoral, según datos del ISSS, desde mayo que inicia una nueva administración, las inscripciones de empleados no se detienen hasta fin del año. De hecho, en 2015 el pico de contrataciones ocurrió en julio, con 804 nuevos inscritos, continuó en agosto con 232 y disminuyó gradualmente hasta diciembre, con 16.

La cifras indican que, debido a la dinámica de despidos y contrataciones, el número total de cotizantes en las alcaldías no es estable tampoco. En mayo, el número suele descender, por los despidos masivos, pero incrementa, gradualmente el resto de los meses del año con los nuevos contratados.

En 2021, el empleo en las alcaldías ha disminuido. Desde enero los números empezaron a descender de 33,117 hasta 32,551 en abril. Esto coincide con el impago del Fondo para el Desarrollo Económico y Social de los Municipios (FODES) y con el retraso en el pago de salarios de empleados municipales. Muchos de ellos, fueron suspendidos como cotizantes del ISSS, como ocurrió en Juayúa.

En mayo pasado, el ministerio de Hacienda desembolsó parte de la deuda del FODES a los municipios y muchos empleados fueron reincorporados al sistema. Pero una vez tomaron posesión los nuevos alcaldes en los municipios, los números continuaron cayendo, hasta llegar a 31,864 personas dejadas fuera. Sin embargo, el ritmo de contratación es más alto que en otros años electorales, como 2015 y 2018. Es decir, que el total de empleados podría recuperarse e incluso incrementar de continuar a ese ritmo de contratación.

En 2021 la cifra de inscripciones al ISSS en mayo y junio duplica las del año 2015 y 2018, que fueron también electorales. Esto, estaría vinculado a que los cambios de gobiernos municipales son mayores, por la incursión de Nuevas Ideas, un nuevo partido político.

La información desde el año 2000 muestra, además, que el comportamiento del empleo en los municipios es incrementalista. Es decir, que aunque hay numerosos despidos en cada cambio de administración, no solo se trata de sustituciones, sino que generan nuevas plazas.

Un empleado de recursos humanos de la alcaldía de San Salvador, quien ha trabajado en la unidad durante varias administraciones, explica que el incremento podría responder al crecimiento poblacional, y por tanto, a la demanda de proyectos. Pero también a contrataciones con fines políticos.

Por otra parte, una de las jefaturas de la administración de Ernesto Muyshondt, en San Salvador, explicó a este medio que muchas plazas no pueden suprimirse porque las demandas en los tribunales no lo permiten. Esto genera que se sumen plazas para introducir a nuevo personal.

La diputada Claudia Ortíz, de VAMOS, asegura, también, que muchas contrataciones tienen la finalidad de pagar "favores políticos" de los partidos y que sería necesaria una Ley de la Función Pública que regule este tipo de procesos para que las contrataciones ocurran acorde a la ley y de acuerdo a méritos.

El abogado Óscar López explica que la Ley de la Carrera Administrativa municipal intentó resolver este conflicto, pero no lo logró. Para él, sería necesario reformar la Ley para regular los excesos de contratación. Pues esto no existe en ninguna de las leyes hasta el momento.

Además, explica que los juzgados de lo laboral están saturados de casos de despidos injustificados y que los procesos tardan varios meses en resolverse. Cada tres años, con los cambios de gobierno municipal la situación se repite y la mora judicial es interminable.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines