Lo más visto

Alcaldías ratifican convenios con FAO

Las comunas que se han integrado a los programas se ubican en la zona del denominado corredor seco.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Flor Lazo Logros.  La estrategia de cofinanciamiento de las alcaldías ha permitido desarrollar acciones para el mejoramiento de la seguridad alimentaria y nutricional de 1,000 familias, que incluye la asignación de 21 extensionistas municipales y la creación de 19 departamentos de agricultura.

Foto de LA PRENSA/Flor Lazo Logros. La estrategia de cofinanciamiento de las alcaldías ha permitido desarrollar acciones para el mejoramiento de la seguridad alimentaria y nutricional de 1,000 familias, que incluye la asignación de 21 extensionistas municipales y la creación de 19 departamentos de agricultura.

Enlace copiado

Los representantes de 21 alcaldías del oriente del país se comprometieron a continuar con los programas que promueve la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), a fin de mejorar la seguridad alimentaria y nutricional de alrededor de 1,000 familias que habitan en la zona del corredor seco que hay en sus comunidades.

Dicho compromiso fue dado a conocer durante una reunión entre los miembros de las comunas y la FAO, que tuvo como objetivo exponer el plan de trabajo del programa Mesoamérica sin Hambre, que será ejecutado en el presente año.

Alan González, representante de la FAO en El Salvador, explicó que los alcaldes y otros funcionarios municipales conocieron los mecanismos que se implementarán para desarrollar el trabajo a corto y mediano plazo.

“Proponemos un abordaje territorial a través de una estrategia integral para erradicar el hambre, contribuir a la disminución de la pobreza extrema rural y promover la conservación de los ecosistemas para convertirlos en territorios resilientes”, indicó.

González señaló que las áreas de trabajo se centrarán en la erradicación de la pobreza, la inclusión productiva y la reinserción social y económica de migrantes retornados. 

También en los microemprendimientos, la gobernanza de la seguridad alimentaria y nutricional, pueblos indígenas y el desarrollo de plataformas digitales para ayudar a los productores a ser más eficientes frente a los fenómenos meteorológicos.

Adonay Gómez, alcalde de Yamabal, Morazán, explicó que en su alcaldía ya tienen varios años de haberse integrado a los proyectos que desarrolla la FAO en los municipios del corredor seco.

“En nuestro territorio ha desarrollado muchos programas y diferentes acciones en los que nuestras familias han podido mejorar las condiciones nutricionales de alimentos a través de la producción de hortalizas, de frutales, mejoramiento de aves y producción de huevos”, explicó.

Según el jefe municipal, también ha designado presupuesto para darle continuidad a los proyectos, por lo que contrató personal técnico para trabajar con las familias que se unieron a los programas a fin de mejorar su producción de alimentos. 

Durante 2018

Mariano Peñate, coordinador del programa Mesoamérica sin Hambre, expuso que actualmente se están desarrollado una serie de proyectos a los cuales se les dará continuidad en el presente año, a fin de contribuir con el mejoramiento de la calidad de vida de las familias beneficiadas.

“Mesoamérica sin Hambre es el proyecto principal que ha logrado juntar a los 21 gobiernos municipales locales; alrededor de ese figuran el proyecto de reinserción económica y social de migrantes retornados y la creación de oportunidades para que la familia no emigre. También está el de apoyo a la Secretaría Técnica de Planificación de la Presidencia con el componente de inclusión productiva”, indicó.

Además, se desarrolla el Programa de Gobernanza de la Seguridad Alimentaria y Nutricional de los Pueblos Indígenas, que se ejecuta en Cacaopera, Morazán, por ser una comunidad donde todavía se invisibiliza el tema de los indígenas.

Los otros son la Red de Semilleros de Brasil y el Proyecto de Tecnología e Información para Hacer más Eficiente el Uso del Agua en la Producción de Alimentos y Compras de la Agricultura Familiar.

Los proyectos que desarrolla la FAO han sido posibles con el aporte de $1.5 millones otorgados por la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID), así como de los 21 gobiernos locales que en conjunto han contribuido con $670,000 para realizar iniciativas productivas que permitan erradicar el hambre y la pobreza de sus comunidades.

21
alcaldías de la zona oriental asumieron el compromiso de seguir trabajando con el organismo.

Lee también

Comentarios