Lo más visto

Alemania inaugura obras en 3 escuelas

Párvulos que recibían clases en bodega ya tienen aula. También brindó cooperación para sistemas domiciliares de agua potable.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Cortesía Verificación.  “Nos encanta contribuir con la prosperidad y el desarrollo de los pueblos como Sensuntepeque y San Isidro. Cuando se tienen socios confiables y comprometidos, nos da gusto trabajar”, manifestó Norbert Eichler al verificar las obras que fueron inauguradas en dos municipios.

Foto de LA PRENSA/Cortesía Verificación. “Nos encanta contribuir con la prosperidad y el desarrollo de los pueblos como Sensuntepeque y San Isidro. Cuando se tienen socios confiables y comprometidos, nos da gusto trabajar”, manifestó Norbert Eichler al verificar las obras que fueron inauguradas en dos municipios.

Enlace copiado

Nuevos proyectos de desarrollo comunitario, financiados por la embajada de Alemania en El Salvador, fueron inaugurados por el jefe de Cooperación de dicha representación diplomática, Norbert Eichler, junto con los alcaldes de San Isidro y Sensuntepeque, José Bautista y Édgar Bonilla, respectivamente, en Cabañas.

De acuerdo con el informe de la embajada, el financiamiento de las obras fue por $52,000, en concepto de cooperación alemana, habiendo entregado dichos fondos en diciembre anterior a ambas alcaldías, para ejecutar proyectos cuyo objetivo principal es mejorar la calidad de vida de sus habitantes y apoyar el desarrollo de dichos municipios.

“Los proyectos se ejecutaron de manera conjunta entre la municipalidad y los beneficiarios organizados, quienes participaron activamente con su mano de obra, supervisión y seguimiento”, se indicó en un comunicado.

En el cantón San Francisco, de San Isidro, 182 viviendas ubicadas en los caseríos Los Ranchos, El Tren y Cerro de Ávila cuentan ahora con servicio de agua potable domiciliar, gracias a dichos proyectos. Son aproximadamente 524 personas beneficiadas con la oportunidad de disponer del vital servicio, pues hasta el año pasado debían trasladar el agua, comprarla o colectarla, dificultando sus actividades diarias y afectando sus escasos ingresos.

Mientras que en Sensuntepeque, la cooperación alemana se dispuso en beneficio de los estudiantes de tres escuelas, con el fin de asegurar su aprendizaje en condiciones óptimas.

Uno de esto es el Centro Escolar Caserío San Brano, donde se construyó una cerca perimetral para resguardar las instalaciones y los recursos didácticos de manera más efectiva, ya que el deterioro de la cerca antigua permitía el hurto y extravío de materiales.

En el Centro Escolar Llano de la Cruz se hizo cambio de techo y reparación de piso con el propósito de dar seguridad a la comunidad educativa, y en el Centro Escolar Caserío San José se construyó un aula para 40 infantes que recibían sus clases de manera improvisada en una pequeña bodega.

Otras obras
El año pasado la embajada de Alemania apoyó varios proyectos similares en la zona; entre estos, mejoras en un asilo de ancianos y cambio de techos en el Centro de Desarrollo Infantil.

Lee también

Comentarios