Alertan sobre intentos de ataque a policías de mayor jerarquía

Un informe de la PNC revela que pandillas pretenden atacar a oficiales de la Policía. Pandillas han girado instrucciones de cómo y dónde cometer los hechos delictivos. Orden salió de los penales.
Enlace copiado
Lineamientos.  PNC alerta al personal policial sobre nuevos intentos de ataques de las pandillas contra el sistema. Grupos delincuenciales buscan atacar a oficiales.

Lineamientos. PNC alerta al personal policial sobre nuevos intentos de ataques de las pandillas contra el sistema. Grupos delincuenciales buscan atacar a oficiales.

Alertan sobre intentos de ataque a policías de mayor jerarquía

Alertan sobre intentos de ataque a policías de mayor jerarquía

Enlace copiado
El departamento de Crimen Organizado de la Policía Nacional Civil (PNC) alertó, a inicios de enero, sobre las intenciones de las dos principales pandillas de atacar a oficiales de la institución. Según un documento elaborado por esa unidad, las pandillas buscan intensificar los ataques contra el personal del nivel básico y sus familias, pero principalmente contra policías de mayor jerarquía.

La Policía logró rastrear la amenaza en los diferentes centros penitenciarios donde están recluidos los cabecillas de las principales estructuras delictivas del país. El documento, que fue clasificado con el título de “atentados”, detalla que una de las dos facciones del Barrio 18 ha decidido atentar contra los oficiales, como medida de represalia ante los enfrentamientos con la PNC.

En 2015 hubo 495 intercambios de disparos entre pandilleros y policías, según la Policía.

Esa facción del Barrio 18, según la información recolectada por Crimen Organizado, ha pedido permiso a la otra facción de la misma pandilla, con la que son rivales a muerte, para cometer los ataques en sus territorios, ya que este último grupo dijo que prefería “mantenerse al margen” de los atentados.

El informe detalla que los lugares seleccionados para los ataques son zonas rurales y urbanas de los departamentos de Santa Ana y Sonsonate. Pretenden, según el documento, atentar contra los oficiales que residan y laboren en esas zonas.

“Hacen mención que ya tienen activos a 187 pandilleros que tienen permiso para cometer los homicidios y probablemente serán los que realizarán los atentados contra el sistema”, reza el informe.

El año pasado fueron asesinados 62 policías. Este año, buscan atacar a los agentes de forma pausada y, según el documento, lo harán en el interior del país, realizarán llamadas al 911 para que las patrullas policiales lleguen al lugar y luego emboscarlos, como ocurrió en Quezaltepeque el año pasado.

La Mara Salvatrucha busca operar de forma similar. Sin embargo, la PNC sospecha que es la facción del Barrio 18 la que intentará cometer más ataques.

Las autoridades tienen conocimiento que las estructuras han recibido un lote de fusiles AK-47 proveniente de Nicaragua. Las armas, según la información rastreada por la misma PNC, ya fueron entregadas a los miembros de pandillas en las calles.

El informe detalla otras particularidades, como que en Apopa y Quezaltepeque los pandilleros tienen radios de comunicación.

El reporte señala, además, que existe una purga interna en la Mara Salvatrucha. Sobre ese punto, los documentos revelan que los pandilleros que se encuentran libres no están de acuerdo con algunas decisiones que son tomadas por los altos mandos de la pandilla que están recluidos.

LA PRENSA GRÁFICA buscó la versión del director de la PNC, Mauricio Ramírez Landaverde, o subdirector Howard Cotto, pero hasta el cierre de la nota no hubo respuesta de la oficina de prensa.

El informe alertó a inicios de año sobre el incremento de atentados contra familiares de pandilleros. A la fecha ya van 10 casos de ataques contra parientes de los agentes (Ver recuadro).

Tags:

  • Policia Nacional Civil
  • amenazas
  • pandillas
  • atentados
  • enfrentamientos
  • violencia
  • inseguridad

Lee también

Comentarios

Newsletter