Alfabetizarán a 112 internos del penal

Privados de libertad capacitados por el MINED atenderán los círculos. Se espera finalizar en mayo próximo.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Mirna Velásquez Educación formal.  En poco más de tres meses se quiere declarar a la penitenciaría vicentina libre de personas que no saben leer ni escribir.

Foto de LA PRENSA/Mirna Velásquez Educación formal. En poco más de tres meses se quiere declarar a la penitenciaría vicentina libre de personas que no saben leer ni escribir.

Enlace copiado

Autoridades del Centro Preventivo y de Cumplimiento de Penas de San Vicente, en coordinación con el Ministerio de Educación (MINED), realizaron ayer el lanzamiento del programa de alfabetización dirigido a 112 reos. Los participantes fueron identificados en condición de analfabetismo.

Los círculos para enseñar a leer y escribir serán dirigidos por internos con nivel de estudio de bachillerato y que han sido capacitados por el MINED a través del Programa Nacional de Alfabetización, según José Alberto Álvarez, director del recinto.

“Como administración, se ha tomado a bien darle importancia para que los privados de libertad con la carencia de leer y escribir puedan tener una herramienta más en su vida, la cual está siendo apoyada por el Ministerio de Educación, Gobernación y otras instituciones”, comentó el funcionario.

Al finalizar la formación, que tendrá una duración de cuatro meses, se espera que los participantes hayan aprendido a leer y escribir, y reciban el certificado que los acredite para que luego del cumplimiento de su condena puedan desarrollarse y tener otras oportunidades para insertarse en la sociedad.

Se prevé que el programa de alfabetización en el penal finalice en mayo próximo, con una metodología ya definida, explicó José Ángel García, coordinador del Programa Nacional de Alfabetización en el departamento de San Vicente.

“Ya tenemos toda la logística, metodología de seguimiento necesaria: los maestros serán reos que han sido capacitados para conducir el proceso (de los círculos de alfabetización) y en mayo ellos puedan ser declarados libres de analfabetismo”, indicó García.

Algunos internos beneficiados dijeron estar interesados en el programa, incluyendo a adultos mayores que llevan años pagando penas por distintos delitos, ya que distintas circunstancias no les permitieron acceder a educación formal estando en libertad.

“Estoy muy emocionado. No pude estudiar allá afuera, en libertad; pero aprender a firmar, leer y escribir va a ser realidad”, expresó un interno, conmovido por una dramatización realizada por un grupo de sus compañeros de cárcel sobre el impacto negativo del analfabetismo.

Con útiles
En el evento de lanzamiento del programa fueron entregados a los reos, de forma simbólica, útiles escolares.

Lee también

Comentarios

Newsletter