Lo más visto

Alimentos de canastas solidarias sin registros sanitarios

Corte de Cuentas encontró que el MAG pagó $12.2 millones por un producto que no recibió, o del que no hay constancia de ingreso al país. Era parte de las canastas.

Enlace copiado
Alimentos de canastas solidarias sin registros sanitarios

Alimentos de canastas solidarias sin registros sanitarios

Enlace copiado

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) adquirió $106 millones en productos alimenticios importados que no contenían autorización de consumo y venta en sus países de origen, ni tampoco estaban registrados en el Ministerio de Salud de El Salvador. Aún así los incluyó en las canastas solidarias que el gobierno salvadoreño repartió durante la emergencia nacional por covid-19, en 2020.

Este solo es uno de 16 hallazgos que la Corte de Cuentas de la República (CCR) encontró en un examen especial realizado a los "procesos de adquisición, distribución y liquidación de la ayuda alimentaria para familias en situación de vulnerabilidad, afectadas por el covid-19, por el período del 1 de febrero al 30 de septiembre de 2020", y que podría pasar en los próximos días a un juicio de cuentas.

Según los auditores que realizaron el examen especial, durante la ejecución del programa de ayuda alimentaria, que implicaba la entrega de las canastas solidarias a las familias durante la cuarentena, Agricultura incluyó en los paquetes una serie de productos para los cuales no exigió a los proveedores la autorización de consumo y de venta en el país de origen.

“De acuerdo a análisis practicados en laboratorio certificado (a los productos importados) no cumplen con estándares de calidad para el consumo humano”.

Examen especial de la CCR

Tampoco inscribió los productos en el Registro de Alimentos y Bebidas del Ministerio de Salud, lo cual quiere decir que estos alimentos no fueron analizados previamente para garantizar la protección de la salud a la población.

Cuatro de esos productos provenían de México y son leche en polvo, pechuga de pollo deshuesada, atún en aceite, atún en agua y harina de maíz. De Brasil se importó espagueti con la misma irregularidad.

El Código de Salud, en su artículo 95, establece que el Ministerio de Salud "llevará un registro de alimentos y bebidas, en consecuencia, se prohíbe la importación, exportación, comercio, fabricación, elaboración, almacenamiento, transporte, venta o cualquiera otra operación de suministros al público, de alimentos o bebidas empacadas o envasadas cuya inscripción en dicho registro no se hubiere efectuado", por lo cual el MAG habría violentado ese y otros artículos de la misma ley con estas adquisiciones.

Desde Agricultura respondieron a los auditores que en el momento de la emergencia no se podía seguir la Ley al pie de la letra y justificaron que no había tiempo para pedir el registro de los alimentos.

Sumado a lo anterior, los auditores también corroboraron que muchos de estos alimentos importados tenían información nutricional errada en sus etiquetas, pues un análisis solicitado por la CCR a especialistas determinó que contenían niveles de sodio y grasas saturadas mucho más altos que lo indicado en las latas y empaques del producto.

PAGARON, SIN RECIBIR

El examen especial de la Corte de Cuentas también revela que el MAG pagó cerca de $12.2 millones por un producto que no recibió, o que al menos no hay constancia de que ingresó al país.

Según el reporte, los auditores comprobaron que se contrataron empresas internacionales para suministrar alimentos enlatados y empaquetados que serían incluidos en las canastas alimentarias, pero que buena parte del producto no llegó.

Por ejemplo, Agricultura compró a una empresa radicada en México un total de 8,070 toneladas de leche en polvo, a un valor de $3,392.42 la tonelada, lo que hacía un total de $27.4 millones por todo lo adquirido, según el contrato. El MAG pagó todo, pero los registros aduanales demuestran que solo ingresaron 7,560 toneladas. Es decir que se pagó $1.7 millones por 510 toneladas no recibidas.

Lo mismo sucedió con 156,240 latas de pollo deshebrado y 1.7 millones de latas de atún que no ingresaron, pero por las cuales sí se pagó cerca de $1,6 millones.

Al respecto el MAG respondió que "los contratos aludidos en el presente hallazgo son contratos internacionales y nunca el pago será cuando se entregue el producto comprado en El Salvador", en alusión a que pagó por adelantado y que no sabía que una determinada cantidad de producto no entraría. También dice que ha corroborado con Aduanas y con el Ministerio de Hacienda y que tiene números diferentes a los auditores.

En la edición de mañana se abordarán otros puntos de este examen especial.


10 hallazgos por mal manejo en compras

1 Sin evidencia del servicio call center
Siete  empresas fueron contratadas para atender en la entrega de canastas solidarias, sin que la Corte de Cuentas de la República hallara evidencia de “horas logueadas” o de servicio.

2 Pagos anticipados sin recibir garantías
MAG realizó anticipos de fondos a proveedores sin que estos presentaran el 10 % de garantía que determina la ley.

3 No hay evidencia de registros sanitarios
Agricultura no exigió a los proveedores extranjeros autorización de consumo y venta en el país de origen. Tampoco hubo registro de productos ante el MINSAL.

4 Proveedores ligados a corrupción y lavado
Gobierno no realizó sondeo de mercado para verificar la idoneidad. Una de los proveedores  es investigado en Venezuela, otra es una empresa fantasma en México, otra ligada a lavado de dinero y una más por sobornos en Brasil.

5 Uso indebido de los  fondos FOPROMID
Auditores de la Corte de Cuentas de la República encontraron que el MAG utilizó recursos del FOPROMID para contratar consultores. 

6 Sin evidencia del total de canastas
Al 30 de septiembre de 2020, Agricultura había pagado $142,897,705.47, sin embargo, los auditores no pudieron comprobar la cantidad de cestas entregadas a esa fecha.

7 Deficiencias en empresa que maquiló canastas
MAG contrató a una empresa panameña para maquilado de bolsas de alimentos. Auditores hallaron deficiencias y doble gasto estatal.

8 Proveedores  sin la idoneidad necesaria
El MAG, según la Corte de Cuentas, invitó a empresas que no estaban dentro del rubro de alimentos. Algunas vendían calzado.

9 Valor nutricional de productos diferente
Corte de Cuentas pudo comprobar que el valor nutricional marcado en las etiquetas de productos comprados en el extranjero no era el real.

10 Atún no cumple con valor nutricional
De acuerdo con CCR, el atún importado de México no cuenta con registros sanitarios e incumple el contenido nutricional marcado en  etiqueta impresa en el  producto.

Tags:

  • MAG

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines