Lo más visto

Alistan tarjeta prepago para 4,597 unidades

La empresa de capital uruguayo SUBES fue contratada por SIPAGO para implementar el sistema en el Área Metropolitana de San Salvador.
Enlace copiado
Una muestra.  Ayer se hizo una prueba de cómo funcionará el validador de la tarjeta prepago, que entrará en circulación para el uso en el transporte público de pasajeros. Las nominaciones van desde los $0.20, que es el precio base de la tarifa en el transporte de la zona urbana.

Una muestra. Ayer se hizo una prueba de cómo funcionará el validador de la tarjeta prepago, que entrará en circulación para el uso en el transporte público de pasajeros. Las nominaciones van desde los $0.20, que es el precio base de la tarifa en el transporte de la zona urbana.

Alistan tarjeta prepago para 4,597 unidades

Alistan tarjeta prepago para 4,597 unidades

Enlace copiado
Dentro de aproximadamente 90 días, la empresa Sistema Único de Boletos Electrónicos (SUBES) implementará la primera etapa de la instalación de tarjeta prepago para el transporte público, en 33 rutas de Santa Tecla.

La empresa de capital uruguayo fue contratada por Sistema de Tarjeta Prepago (SIPAGO), conformada por algunos transportistas, para instalar el sistema en 4,597 unidades del Área Metropolitana de San Salvador (AMSS).

El proceso se divide en 10 zonas del AMSS, que se terminarían de adecuar en un plazo de 11 meses.

“(El sistema prepago) es una plataforma tecnológica que sirve y que se utiliza para efectuar los pagos en el transporte público”, dijo Eduardo Villanueva, director de inversiones y negocios de SUBES Latinoamérica.

Este sistema eliminaría el cobro en efectivo en las unidades de transporte y se realizará por medio de una tarjeta electrónica que los usuarios podrán recargar hasta con un mínimo de $0.20, que es el pasaje urbano actualmente.

Se habilitarán 500 puntos de recarga y cinco puntos de atención al cliente, donde los usuarios obtendrán información del sistema, podrán consultar el saldo de su tarjeta o informar de extravíos.

Uno de los beneficios de la tarjeta electrónica es que permitirá a los empresarios “optimizar la flota” de unidades, en el sentido que tendrá más control sobre la cantidad de usuarios que transportan, tiempo de recorrido y respeto de las paradas autorizadas.

En el tema de seguridad, se instalará un equipamiento de gestión y monitorización de flota ante cualquier eventualidad. “El motorista podrá tocar botón de pánico y ese botón va a activar puntos de reacción”, dijo Villanueva.

SUBES contará con personal de inspectoría en puntos específicos.

Se evalúa la posibilidad que estos inspectores tengan a la venta tarjetas desechables que sirvan para un pasaje, en los casos en que los usuarios no cuenten con saldo.

Administración

La inversión de SUBES en la implementación de todo el sistema asciende a $30 millones y fue contratada por SIPAGO para operarlo en un período de 10 años.

SIPAGO vende acciones por un valor de $50 a cada concesionario del transporte, es decir, una acción por permiso de línea.

Con esos fondos, se firmó un fideicomiso con el Banco de Desarrollo de El Salvador (BANDESAL), que está encargado de la administración de los flujos del sistema prepago.

Los ingresos por el pago de tarifa serán enviados a BANDESAL, el cual distribuirá a cada ruta y empresario la cantidad equivalente al número de pasajeros transportados.

“Es como una gran caja única donde cada quien va a tener su código”, dijo Miguel Castañeda, de la Corporación Salvadoreña de Empresarios de Transporte (COSET) y presidente de SIPAGO.

Cabe destacar que el 10% de esos ingresos tarifarios servirán para pagar la administración de la empresa SUBES.

Según Castañeda, con el sistema actual de recaudo tarifario, existe una pérdida entre el 15% y 20% de fondos, los cuales recuperarían con el cobro electrónico y se pagaría el servicio de SUBES.

No obstante, comentó que en la ejecución del plan piloto con las rutas de Santa Tecla es donde se determinará “si de la pérdida se saca el pago”.

Indicó que serán 4,642 unidades las que se intervendrán con sistema prepago, aunque SUBES dijo que serán 4,597.

Por otro lado, el fideicomiso serviría también como “garante” con el Banco de Desarrollo de Brasil (BNDES) en la adquisición de carrocería y chasís con empresas brasileñas.

SIPAGO también ha tenido acercamientos con la empresa Alba Petróleos para la compra masiva de combustible, a precios preferenciales. Incluso buscan la posibilidad de tener tanques en las cabeceras departamentales.

Tags:

Lee también

Comentarios