Alta concentración de contaminantes por emisiones diésel

Estudio de la UTEC recomienda evitar llevar a menores al centro capitalino, donde circula gran cantidad de buses, por el daño al sistema respiratorio que el humo les puede causar.
Enlace copiado
Alta concentración de contaminantes por emisiones diésel

Alta concentración de contaminantes por emisiones diésel

Alta concentración de contaminantes por emisiones diésel

Alta concentración de contaminantes por emisiones diésel

Enlace copiado
Las concentraciones de algunas sustancias emitidas por la combustión de motores diésel, principalmente de transporte público, superaron el umbral de exposición, lo que repercute negativamente en la salud de las personas, según el “Diagnóstico de contaminación atmosférica por emisiones diésel en la zona metropolitana de San Salvador y Santa Tecla”, presentado ayer por la Universidad Tecnológica (UTEC).

Se tomaron muestras en 20 puntos de San Salvador y Santa Tecla a una distancia de 1.5 a 2 metros del tubo de escape de las unidades y se utilizaron bolsas para hacer la analogía del pulmón y luego hacer los análisis. También se tomaron muestras de hollín.

Los análisis determinaron que existen altas concentraciones de contaminantes atmosféricos con efectos carcinógenos, mutágenos y tóxicos. Fue evidente la presencia de benceno, estireno, cianuro de hidrógeno, ácido fórmico, formaldehído y diésel sin quemar. También dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno, dióxido de carbono, fenol, xileno, entre otros.

“Los vehículos de carga y llámese transporte colectivo, buses y microbuses, están emitiendo a la atmósfera, haciendo emisiones y vertidos de sustancias industriales que son contaminantes atmosféricos y que tienen un efecto deletéreo para los seres vivos. Deletéreo me refiero a que son venenosos”, dijo José Remberto Miranda, investigador de la UTEC.

Algunas vías de San Salvador donde hay alto tráfico son la 1.ª calle poniente, calle Rubén Darío, alameda Roosevelt, 49.ª avenida, 25.ª avenida, autopista Sur y el bulevar Venezuela. “Este tipo de tránsito es mucho más peligroso para las personas que viven o las que están cerca de ese lugar”, señaló el investigador.

En Santa Tecla se hicieron puntos de muestreo tanto a unidades nuevas como viejas en la carretera Panamericana y la 4.ª calle. En uno de esos puntos se detectó un bus que emitió cianuro de hidrógeno. “Doce miligramos por metro cúbico y eso es fatal”, sostuvo.

Las personas que están en las paradas de buses son las que más están expuestas al benceno, que puede afectar el sistema inmunitario, sustancia que no se logró medir a cabalidad porque se superó el umbral de exposición. En algunos lugares se encontraron concentraciones de formaldehído de hasta 133 veces el límite de exposición.

“Es necesario hacer cumplir la normativa referente a la revisión de los vehículos automotores o crear nuevas disposiciones que controlen con mayor detalle los combustibles utilizados”, dijo Noris Isabel López, vicerrectora de Investigación de la UTEC.

Además de agravar las infecciones respiratorias agudas, la exposición a estas sustancias puede generar otras enfermedades a mediano plazo. “Por ejemplo, el cadmio le va a generar hipertensión”, afirmó el investigador.

Una recomendación es evitar llevar a menores al centro capitalino. “El aparato respiratorio del niño puede sufrir con el dióxido de azufre, por ejemplo, cicatrización de los pulmones o fibrosis pulmonar”, dijo Miranda. Otra recomendación es utilizar combustible con menos azufre. El Reglamento Técnico Centroamericano señala que desde abril el diésel debe tener máximo 500 partes por millón.

Tags:

  • contaminación atmosférica
  • diésel
  • transporte público
  • UTEC
  • estudio

Lee también

Comentarios

Newsletter