Lo más visto

Más de El Salvador

Alumnos aprendieron distintos oficios

Se impartieron talleres de electricidad, panadería, carpintería, deportes y elaboración de comidas.
Enlace copiado
Capacitación. Las escuelas abiertas para la convivencia se han realizado en los últimos dos años para beneficiar a los estudiantes.

Capacitación. Las escuelas abiertas para la convivencia se han realizado en los últimos dos años para beneficiar a los estudiantes.

Enlace copiado

Diferentes centros escolares del municipio de Conchagua, en La Unión, participaron en un festival de habilidades organizado por el Ministerio de Educación (MINED) con el propósito de mostrar los conocimientos adquiridos por los estudiantes durante las escuelas abiertas para la convivencia.

En total fueron 17 escuelas las que participaron en el proyecto, en el cual se impartieron talleres de electricidad, panadería, carpintería, deportes, elaboración de comidas, entre otros. “El proyecto no solo impacta a estudiantes, sino que la ventaja es que los talleres son abiertos a la comunidad y hay lugares donde hubo participación de los padres de familia, quienes aprendieron panadería y electricidad”, apuntó Carlos Reyes, director departamental del MINED.

Con los talleres de habilidades se benefició a cerca de 2,500 estudiantes, quienes en su mayoría asisten a centros educativos de la zona costera de Conchagua. Está iniciativa forma parte de las acciones que se ejecutan dentro del Plan El Salvador Seguro. La formación de los alumnos se realizó en el período de noviembre y diciembre para que los estudiantes invirtieran sus vacaciones en actividades productivas.

“Estos talleres son importantes porque aprendimos a hacer conexiones eléctricas y esto nos ayuda a poder tener un oficio. Si en algún momento ya no podemos seguir estudiando, podemos trabajar de lo que hemos aprendido”, comentó Roberto Villacorta, uno de los estudiantes.

Las escuelas abiertas para la convivencia se han realizado en los últimos dos años y, según el MINED, esto también busca integrar a la familia con la escuela y unir a todas las instituciones del municipio, pues en este caso se trabajó con el Comité de Prevención de la Violencia local.


17
 centros escolares participaron en el programa.

Lee también

Comentarios