Lo más visto

Más de El Salvador

Alumnos crean proyectos de energía sostenible y reciclaje

Futuros bachilleres del Instituto Nacional de Antiguo Cuscatlán promueven el uso de energías amigables con el medio ambiente.
Enlace copiado
Alumnos crean proyectos de energía sostenible y reciclaje

Alumnos crean proyectos de energía sostenible y reciclaje

Alumnos crean proyectos de energía sostenible y reciclaje

Alumnos crean proyectos de energía sostenible y reciclaje

Enlace copiado
El pensamiento verde y ecológico ha invadido las mentes de los alumnos de tercer año de Bachillerato Técnico Vocacional en Sistemas Eléctricos del Instituto Nacional de Antiguo Cuscatlán.

Estos jóvenes han creado unos 30 proyectos de electricidad en los que han puesto en práctica los conceptos aprendidos en sus salones de clases. Todos los trabajos realizados favorecen al medio ambiente, ya que están elaborados con material reciclado y funcionan con la energía que les proporcionan los paneles solares que ellos mismos han instalado en los techos y postes del instituto.

Uno de estos proyectos es el de banda transportadora que se utiliza en los supermercados para registrar los productos y que los jóvenes fabricaron con restos de máquinas fotocopiadoras que ya no se utilizaban. Otro de ellos está conformado por unas lámparas que ya se habían desechado, pero que los alumnos se encargaron de limpiar y armar de nuevo para que funcionaran en el salón de clases.

“Esta forma de educación tiene dos objetivos: que los estudiantes generen una conciencia sobre el daño al medio ambiente y que conozcan que el reciclaje es un medio para ayudar al planeta; y el segundo es que todo lo que están practicando sea útil para su desarrollo profesional, porque están aprendiendo a trabajar con material de bajo costo que se obtiene de reciclar”, explicó Virgilio Rodríguez, coordinador del taller de Sistemas Eléctricos.

Con todas las competencias que han aprendido, los alumnos también realizan otras actividades de apoyo dentro y fuera de la institución, pues se encargan de supervisar y diseñar el sistema eléctrico de todo el instituto, incluyendo los paneles solares. Además, proporcionan mantenimiento a las instalaciones de circuitos de parvularia y ayudan a la comunidad con la reparación de aparatos eléctricos. “Tratamos de abrir un espacio para que los estudiantes no solo desarrollen un espíritu ecológico, sino también que sean entes de beneficio para la ciudad y las personas”, comentó Víctor Hugo Flores, director de la institución educativa.

A futuro, los estudiantes, quienes están próximos a graduarse, se han propuesto como meta iniciar un proyecto de energía solar que logre abastecer a toda la institución y difundir entre los niños un mensaje de concienciación ambiental, para que desde pequeños vayan pensando en apoyar al país en el tema ambiental.

“Como profesionales, debemos realizar un trabajo ético, que vaya de la mano con el medio ambiente y que garantice el bienestar de todas las personas”, concluyó Alexis Mercado, estudiante de tercer año de bachillerato.

Lee también

Comentarios