Lo más visto

Más de El Salvador

Alumnos ya no caminan una hora a escuela

Los niños tenían que transitar por caminos rurales ubicados entre cerros que circundan el casco urbano de Chinameca.
Enlace copiado
Enlace copiado
Cerca de 100 alumnos que asisten a cuatro centros escolares de Chinameca, en San Miguel, viajan desde sus comunidades hasta el casco urbano del municipio en camiones que son proporcionados de manera gratuita por la comuna.

Róger Merlos, alcalde de Chinameca, explicó que este proyecto surgió luego de que los mismos pobladores le solicitaron apoyo a la alcaldía para poder contar con un medio de transporte gratuito para sus hijos.

“Estos niños y jóvenes viajaban 5 kilómetros a pie y después de salir de clases estaban llegando a sus casas hasta la 1:30 de la tarde a almorzar, por lo que la comunidad nos pidió apoyo y nosotros se lo brindamos”, contó el jefe municipal.

Según Merlos, la comuna invierte entre $1,400 y $1,500 en la contratación de dos camiones que cubren la ruta hacia los cantones San Antonio, Ojo de Agua, Copinol Primero y Copinol Segundo, los cuales están ubicados entre los cerros que circundan el casco urbano del municipio.

Los alumnos abordan los camiones en 10 puntos ubicados en el trayecto hacia la ciudad y son dejados en la puerta de los centros escolares Rafael Severo López, Alberto Sánchez, Emilia Callejas y Escuela Unificada, y luego son retornados a sus hogares cuando concluye la jornada escolar.

Luis Salgado, el conductor de uno de los dos camiones que transportan a los estudiantes, explicó que anteriormente los niños y jóvenes tenían que transitar por caminos rurales solitarios y peligrosos, por lo que muchos padres de familia optaban por no enviar a sus hijos a la escuela.

“Ahora vienen más niños porque tienen transporte gratuito y seguro. En este camión transportamos a 60 niños que viajan hacia el cantón San Antonio, cuyos padres ya no se preocupan porque sus hijos caminen solos por calles que están a la par de barrancos”, afirmó Salgado.

Una de las estudiantes beneficiadas es Claudia Gómez, quien tiene 15 años y asiste a noveno grado en el Centro Escolar Alberto Sánchez. Según la joven, los estudiantes que no querían caminar tenían que pagar $1.75 diarios para abordar camiones y pick ups.

“Los camiones cobran $0.75 para venir a la ciudad y $1 para el viaje de regreso. Y hay muchos padres de familia que no pueden gastar ese dinero, por lo que preferían que sus hijos solo estudiaran los grados que dan en las escuelitas de los cantones”, afirmó la estudiante.

Tags:

Lee también

Comentarios