Analista: Llama la atención cuando dicen vamos a llamar reserva, si sus hijos son mareros

El jurista Héctor Hernández Turcios aseguró también que los pandilleros no temen a las autoridades de seguridad ni a la muerte misma, y por tanto "hasta les parece emocionante cualquier cosa que hagan contra ellos".
Enlace copiado
Foto archivo LPG/José Cardona.

Foto archivo LPG/José Cardona.

Analista: Llama la atención cuando dicen vamos a llamar reserva, si sus hijos son mareros

Analista: Llama la atención cuando dicen vamos a llamar reserva, si sus hijos son mareros

Enlace copiado
El jurista Héctor Hernández Turcios, junto al exmagistrado Ulises Del Dios Guzmán y la abogada Silvia de Bonilla, expusieron esta mañana en el programa televisivo Frente a Frente su análisis en torno a la posibilidad de que se apruebe un Estado de Excepción en El Salvador.

Conozca todo sobre el tema aquí.

Para Hernández, instaurar tal medida para controlar la violencia de pandillas se trata de una "tontería" y cree que los únicos afectados serían la población y no las estructuras criminales.

"A mi me llama la atención cuando dicen: Vamos a llamar a la reserva, si los hijos de la reserva son mareros (...) hasta los jueces tienen hijos mareros", agregó.

Dichas declaraciones, son en torno a lo dicho el miércoles pasado por el secretario de comunicaciones Eugenio Chicas, sobre la posibilidad de llamar a las reservas de la Fuerza Armada para implementar medidas de emergencia en El Salvador.

Hernández aseguró que los pandilleros no temen a las autoridades de seguridad ni a la muerte misma, y por tanto "hasta les parece emocionante cualquier cosa que hagan contra ellos". "Cuando les dieron el título de terroristas, les encantó, les gustó", ejemplificó y dijo que les auementaba el estado de adrenalina en la que los delincuentes viven.

Guzmán coincidió con dicha postura: "Ahora se consideran más importantes, tienen el estatus de ser terroristas, ha servido para magnificar y promover la delincuencia de las pandillas".

Por otra parte, Guzmán dijo que las expectativas en torno a las posibles soluciones que ofrece un Estado de Excepción ante la escalada de violencia, ya han ocurrido en el pasado cada vez que se ofrece una alternativa "nueva".

"Por ejemplo, cuando salió la Ley de maras y pandillas, en su momento produjo una gran esperanza, gran expectativa (...) se magnificó, pero en este momento, como es una gran frustración, no la mencionan", dijo.

También puso como ejemplo "la gran alegría" que se produjo cuando se anunció la decisión de crear el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC). Sobre las 124 acciones contenidas en el Plan El Salvador Seguro elaborado por el Consejo, Guzmán dijo que se trata de medidas que un gobierno debería ejecutar normalmente, y que solo sirvió "para pedir más recursos".

Guzmán cree que el Gobierno "tiene en su poder a la PNC y a la FAES" cuya capacidad es mayor "a la que usan en este momento, y no la utilizan".

Por tanto, dijo sobre el Estado de Excepción que "darle un poder a alguien que no utiliza el poder inteligentemente es un peligro" para la población.

"Es un problema de inteligencia y ocurre que el régimen de excepción no le va a dar inteligencia (a los funcionarios)", concluyó Guzmán.

Además, valoró que las garantías constitucionales que se suprimen durante un estado de excepción no serían útiles para combatir a las pandillas, pues, por ejemplo, sobre la suspensión del derecho a reunirse, Guzmán planteó que las pandillas se reúnen de manera clandestina y que si actualmente las autoridades los encuentran reunidos no necesitan instaurar un estado de exepción para hacer algo contra ellos.

"Es inútil, no sirve para el bien que se propone", insistió el exmagistrado.

Por su parte, la abogada Bonilla considera que "el sector político es tan culpable como las pandillas de todo lo que los salvadoreños de a pie estamos sufriendo".

Tags:

  • héctor hernández turcios
  • ulises del dios guzmán
  • silvia de bonilla
  • estado de excepción

Lee también

Comentarios

Newsletter