El Salvador Gustavo LópezAspirante presidencial por ARENA

Antes de mí ninguno era miembro de ARENA”

El nuevo aspirante presidencial se siente orgulloso de ser fundador del partido. Dice que las elecciones legislativas son importantes, pero recomienda pensar en las de 2019.

Enlace copiado
Gustavo López Aspirante presidencial por ARENA

Gustavo López Aspirante presidencial por ARENA

Enlace copiado

Ha sido miembro del COENA y candidato a la Alcaldía de Soyapango. Ahora Gustavo López Davidson ha hecho público su interés por sumarse a la competencia por la candidatura a la presidencia de la república por ARENA. En la siguiente entrevista, el ingeniero industrial comenta cuáles son los motivos que lo han empujado a involucrarse en esta contienda, además expone su opinión respecto de los demás aspirantes y al proceso interno que se ha comenzado en el partido.

Dice que el país va hacia atrás y que es obligación de la oposición decir lo que está pasando, por ejemplo, denunciar los recortes de dinero que el Gobierno ha planteado en el proyecto del Presupuesto General de la Nación para 2018 a carteras como Educación, Salud y Seguridad. Asegura que el país está enfermo y los síntomas son las malas calificaciones que recibe de parte de organismos internacionales y los problemas que tienen que atravesar los ciudadanos para poder optar a los servicios básicos.

¿Por qué aspirar a la presidencia con ARENA?

Son dos motivos: el primero es que El Salvador merece estar mejor, los salvadoreños merecemos mejor salud, educación, trabajo, seguridad, esa es una realidad que mucho me motiva. El segundo es la apertura del partido a unas internas con un COENA que está renovado, con una estructura que está renovada, con una cantidad de posibles votantes que ronda los 90,000 y esperamos que crezca y también que van a poder votar en las internas mediante voto secreto, por consiguiente entre más personas estén afiliadas al partido el proceso será más transparente. Aparte, no me considero una persona extremista, me gusta mucho el poder platicar, negociar, llegar a acuerdos que beneficien a El Salvador. Me identifico con los problemas de la nación y ahí tengo experiencia a diferencia de otros.

¿Qué opinión le merecen los movimientos que andan impulsando los aspirantes Carlos Calleja y Javier Simán?

Les guardo un gran respeto. Eso significa que dentro de nuestro partido hay gente capaz, gente que tiene visión para lograr mejorar el tema de nuestro país. Opino que cada quien tiene sus fortalezas y como tal sus debilidades. Como persona no he comenzado ningún movimiento porque siempre he dicho que soy un nacionalista puro y no ando a medias, ando primero con mensajes a las estructuras del partido, los afiliados, y ese ha sido el enfoque desde el primer día. Obviamente hay que mencionar que todavía a las internas no se ha llamado, o sea que estamos a tiempo y cada quien hace su estrategia, ellos visitan diferentes lugares, mi persona tiene una estrategia diferente y como tal salimos en medios masivos, se posiciona el nombre y después se va a ir a visitar los lugares. La gente anda buscando cómo se van a solucionar sus grandes problemas, y por eso hay que ir a visitar los municipios complicados, escuelas, universidades para poder ir alimentando las propuestas. En estos momentos es quién va a ser el candidato de ARENA, todavía no es para el presidente, así que hay gente capaz y dentro de ARENA hay muchos más.

¿Qué le parece la decisión que se tomó de iniciar este año el proceso interno?

Primero hay que mencionar algo: no es mi persona quien va a definir los tiempos, como buen miembro del partido me voy a adaptar a los tiempos que la dirigencia diga. Creo que es importante que se haga ya en estos días las inscripciones, que no pase más tiempo. Eso es una opinión para tener el tiempo suficiente de ir a los 14 departamentos y reunirse con los sectores del partido y, ya después de las elecciones de diputados, es cuando debe hacerse la votación para escoger al candidato que debe ser el próximo presidente de la república.

Luis Parada se retiró porque adelantar el proceso le imposibilitó participar, ¿qué opina al respecto?

La verdad lamento mucho que una persona a la que respeto y conozco, una persona valiosa para el partido que por supuesto, ojalá, que la persona que quede lo pueda tomar en cuenta por las capacidades que él tiene; porque ese es el punto, nosotros lo que necesitamos como país son personas que tengan capacidad, que tengan entrega, que tenga solidaridad y que sepan trabajar en equipo buscando los mejores elementos posibles para cumplir esa misión, porque nuestro pueblo tiene la esperanza de estar mejor.

El tema del financiamiento de partidos ha estado en recurrente cuestionamiento. ¿Usted cómo se va a financiar?

En estos momentos solo tengo una persona que financia todo y es mi persona, aquí soy solo yo el que estoy por respeto a mis amigos, a todas las personas que me apoyan. Es un proceso bien puro de mi persona, y porque no quiero que de repente alguien esté conmigo y no pueda apoyar a los demás; en el partido lo que buscamos es estar unidos y después ver cómo nos multiplicamos al final con el caudal político que cada quien va logrando. De ser mi persona el candidato, no tengo ningún problema en decir quién está colaborando. Creo que el país requiere de transparencia, que nuestra gente no se sienta frustrada. Los partidos necesitan dinero para darse a conocer y debe de regularse sea ese dinero interno o no, pero debe ser lícito.

¿Ha sostenido reuniones con el COENA?

Lo mío fue una decisión rápida. Me he reunido con el presidente del partido para platicarle de mi intención; le expuse las intenciones, motivos e ideas que tengo y él me dijo “bienvenido”.

¿Considera que tiene apoyo en las estructuras?

Es algo interesante porque de todos los candidatos antes de mí ninguno era miembro de ARENA. Desde mis 18 años estoy dentro, fui miembro fundador firmante del partido. He estado en el COENA, he sido candidato, he sudado la camiseta, no soy persona desconocida, por el contrario, saben mi trayectoria, saben que soy nacionalista puro.

¿Comparte la opinión de que llevar desde ya el proceso interno presidencial opacaría la campaña de diputados y alcaldes?

No se van a andar opacando ni se van a andar dividiendo, por el contrario, creo en las estructuras de nuestro partido. El salvadoreño es curioso, cómo va a creer que no les va a gustar que esté el que va de diputado o de alcalde, pero también que vaya a llegar el posible presidente de la república; claro que les va a interesar y se va a llenar más y se va a poder platicar no solo de problemas específicos, sino que ya inquietudes de nación. Entonces el candidato va a salir con más insumos, va a salir más conocido, entonces va a ser un proceso complementario y también positivo para todos.

¿Confía en que será un proceso con igualdad de condiciones para todos?

Yo espero que todos los precandidatos van a estar en las mismitas condiciones sin andar dando cosas para tratar de ganar votos y también va a haber sanciones. Hay muchos que tienen ansias de ser presidente. Yo voy a trabajar duro como lo he hecho toda mi vida; si salgo elegido, pues qué bien; y si no salgo elegido, seguro que habrá buenos acuerdos para el país.

¿Cree que están en iguales condiciones actualmente los aspirantes?

En estos momentos pienso que no, por una sencilla razón, y es que el partido todavía no ha llamado a la inscripción, entonces cada quien actúa diferente, pero cuando llame comienza la regulación para que todo se haga de una misma forma.

¿En caso de que no salga electo como candidato apoyaría al ganador?

Absolutamente, absolutamente.

¿Qué opinión tiene del papel que ha desempeñado ARENA como oposición?

En una democracia siempre van a existir diferentes formas de pensar y de actuar, eso es lo que la enriquece, pero lo que se debe buscar es que haya una oposición constructiva. Por decir algo, como cuando una hija tiene un problema, probablemente le va a preguntar a la mamá, le pregunta a un amigo, entonces todos los partidos deberíamos buscar ser como amigos porque a la larga el beneficio es para El Salvador.

Creo que la oposición debe mencionar los problemas, cómo no vamos a mencionar que en Medio Ambiente se le ha bajado el presupuesto casi a la mitad, cómo puede ser que a Educación le estamos bajando recursos. Miren, la base del desarrollo de una nación es la educación, pero con libertades, esa parte es vital, a mí me sorprende que Educación tenga menos recursos, no puede ser; y en cambio otras carteras del Estado pueden tener un tanto más de recursos quizás para fines electorales porque ya se viene la campaña, como a ANDA, por ejemplo. No es lógico que los baluartes sociales como la educación, la salud no tengan apoyo. Ahí no vamos bien y considero que si analizamos cómo estamos ahora como país comparado a hace algunos años, ahora vamos para atrás. No podemos tapar el sol con un dedo, el Gobierno debe ser humilde y aceptar que El Salvador está bastante enfermo.

¿Por qué dice que El Salvador está enfermo?

Es bien sencillo, los síntomas son que tenemos unos índices tremendos de delincuencia, muertes, robo y demás. Eso, definitivamente, no viene a un Estado que sea sano. Tenemos un problema de flujo de efectivo, como país no le podemos pagar a los que hacen los zapatos, a los que nos dan energía, eso no es bueno. La calificación de El Salvador está en triple C y estuvo en SD, o sea como alguien que está en un problema económico severo, gastamos mucho más de lo que estamos recibiendo y dicho sea de paso, estos gobiernos han recibido mucho más dinero que cualquier otro en la historia del país y dónde está el dinero, entonces, es preocupante esa parte. Otro de los síntomas es que no es justo que tengamos muchos enfermos que no consiguen la medicina o que tienen que esperar meses para una operación, aunque sea sencilla, eso no está bien. Merecemos estar en paz en vez de estar diciendo que descansen en paz por los muertos que tenemos. Entonces, no nos podemos acostumbrar a vivir en una coyuntura como la que tenemos. Definitivamente opino que El Salvador está enfermo.

¿La distribución que el Gobierno ha planteado no es acertada?

Es que nunca lo ha sido, no es el primer presupuesto que se ha presentado, en mis 56 años creo que solo cuando estaba la “aplanadora verde” en los años ochenta, entonces quizás ahí sí, pero la realidad del caso es que se presenta un proyecto para ser analizado, porque si esperan que los partidos opositores van a bajar la cabeza porque esta es la propuesta del Estado, perdonen, este no es un Estado totalitario. Este es un Estado donde hay una representatividad que se respeta lo que otros piensan y donde se buscan las negociaciones.

Lee también

Comentarios

Newsletter