Lo más visto

Más de El Salvador

Antiguo Cuscatlán busca convertirse en una "Smart city"

La alcaldía anunció la implementación de proyecto que hace de la tecnología su principal aliado. Se equipó al CAM.

Enlace copiado
Base de operación. En el exdistrito Santa Elena, en Antiguo Cuscatlán, se construyó el centro de monitoreo en el que se vigila lo captado por cámaras.

Base de operación. En el exdistrito Santa Elena, en Antiguo Cuscatlán, se construyó el centro de monitoreo en el que se vigila lo captado por cámaras.

Enlace copiado

Una real "apuesta en la tecnología para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y visitantes de Antiguo Cuscatlán" representa para la municipalidad del mencionado lugar el proyecto que busca convertir a la ciudad en la primera "Smart city" del país.

La alcaldesa del municipio, Milagro Navas, lanzó el proyecto que se desarrolló junto a Escucha Group, principal proveedor de los servicios y el equipo que se comenzó a utilizar ya en el municipio.

El proyecto contempló la instalación de 300 cámaras de videovigilancia que se unieron en un solo circuito a las 60 que ya estaban funcionando. Los equipos, según explicaron las autoridades, son a prueba de actos vandálicos y tienen la capacidad de detectar patrones irregulares de conducta, placas de vehículos y permitirán dar seguimiento a vehículos y personas sospechosas.

Además, se anunció la instalación de cámaras en las patrullas del Cuerpo de Agentes Municipales de Antiguo Cuscatlán. También se colocaron estaciones de emergencia con botones de pánico que al ser accionados alertarán a las autoridades sobre el cometimiento de un delito y se les indicará en qué lugar sucede.

La alcaldesa develó la placa del centro de monitoreo, en él hay un equipo de personas que se encarga de monitorear lo que las cámaras captan.

El acuerdo entre la empresa y la comuna se dio en las siguientes condiciones, según lo que explicó la alcaldesa.

El proyecto se le concesionó a Escucha Group por un periodo de 10 años. La inversión que se requirió para instalar todos los equipos corrió por cuenta de la empresa y fueron cerca de $6 millones.

Mensualmente la comuna cancelarán una especie de alquiler por los equipos, que será de $40 mil, según declaró Navas a LA PRENSA GRÁFICA.

Debido a que la comuna no incurrió en gastos para la ejecución de este proyecto, a los habitantes del municipio no se les cobrará un impuesto por esto.

Al término de los 10 años, Escucha Group deberá ceder a la municipalidad todo con lo que se cuente en ese momento, además los equipos deberán contar con la tecnología con la que se cuente en ese momento.

Escucha Group, según se informó, es parte de Grupo Digicel.

Lee también

Comentarios