Lo más visto

Más de El Salvador

Antiguo hotel será hospital de cuidados paliativos

El anterior gobierno pretendía que el antiguo hotel Siesta fuera un hospital para atención infantil. La nueva gestión cambió de planes.

Enlace copiado
Otros planes.  El nuevo director del ISSS    dijo que el antiguo hotel Siesta ya no será un  policlínico de atenciones pediátricas, como lo anunció la anterior gestión.

Otros planes. El nuevo director del ISSS dijo que el antiguo hotel Siesta ya no será un policlínico de atenciones pediátricas, como lo anunció la anterior gestión.

Enlace copiado

En el anterior gobierno del FMLN, las autoridades del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) anunciaron que convertirían el antiguo hotel Siesta en un Policlínico de Emergencias Pediátricas y que empezaría a funcionar en diciembre de 2018; sin embargo, el nuevo gobierno informó que lo adecuará para que sea un hospital de cuidados paliativos, con la idea de que pacientes con enfermedades terminales reciban sus tratamientos ambulatorios o pasen tranquilos sus últimos días de vida.

Así lo explicó, el pasado martes 26 de noviembre, el director del ISSS, Herbert Rivera, a los diputados de la comisión de salud de la Asamblea Legislativa. El funcionario dijo que en los primeros meses de su gestión evaluaron la infraestructura del antiguo hotel y determinaron que no está indicada para hospital pediátrico.

"Los cuartos son de hotel, no son cuartos de hospital. Los pasillos son angostos y las camillas, en los cuartos, tienen dificultad para entrar por las puertas, también que no son puertas de hospital. Y para entrar a los baños de los cuartos las sillas de ruedas no pasan", dijo Rivera. Agregó que en el diseño tampoco se contempló espacio para consulta externa ni para atención odontológica para niños. Asimismo, dijo que el lugar tiene espacio para 24 parqueos.

"Nuestro proyecto insignia, y es para lo que da un hotel, es hacer un hospital de cuidados paliativos. Un hospital para enfermos terminales. Este un concepto nuevo que ni yo como médico nunca lo había tomado en cuenta. Pero el paciente paliativo es el que hoy lo cuida el Hospital Nuestra Divina Providencia. Son pacientes que les queda cinco, siete días de vida", explicó.

Explicó que en la actualidad los pacientes con cáncer llegan al Hospital Oncológico donde son ingresados y a los cinco días mueren "con náuseas, malestar general, dolor de cuerpo" por la reacción que producen los medicamentos. "En cambio en este hospital de cuidados paliativos llegarán a pasar sus últimos 7, 10, 15 días, como dicen es una muerte saludable", indicó.

Sobre el costo, Rivera dijo que el anterior gobierno compró el inmueble en $8 millones, pese a que el Ministerio de Hacienda evalúo que valía $3.8 millones.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines