Loading...

Área rural, niñez y adolescencia son los más afectados por el covid-19, según informe de FUSADES

FUSADES presentó este jueves su Informe de Coyuntura Social 2020-2021.

Enlace copiado
El limitado acceso a internet y electricidad obstaculizó la educación a distancia, concluyó FUSADES./Archivo

El limitado acceso a internet y electricidad obstaculizó la educación a distancia, concluyó FUSADES./Archivo

Enlace copiado

La pobreza, desigualdad y el rezago en el desarrollo se acentuó debido a la pandemia de covid-19, concluye el Informe de Coyuntura Social 2020-2021 de la Fundación para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES).

El documento, elaborado por el Departamento de Estudios Sociales (DES), señala que la población más vulnerable vio un retroceso mayor en su calidad de vida, siendo más marcado en el área rural, la niñez y la adolescencia.

Las Encuestas de Hogares de Propósitos Múltiples (EHPM) de 2019 y 2020 evidencian que la población rural enfrenta mayores desafíos para acceder a bienes y a servicios básicos, indicó FUSADES.

Para el caso, el 39.33 % de los hogares del área urbana tienen acceso a internet, mientras que en el área rural disminuye a 7.60 %. Además, en el área urbana el 97 % de los hogares disponen de agua por cañerías, pero el acceso disminuye a 77 % en la zona rural. Otro indicador que refleja este retroceso es la cobertura de seguro de salud. Mientras en la zona urbana el 31.91 % tiene esta protección, en el área urbana solo llega al 13.32 % de las familias.

La niñez y adolescencia también sufrieron un retroceso en el acceso y calidad educativa debido a la pandemia. FUSADES planteó que la continuidad educativa es la clave para el acceso a oportunidades de desarrollo, pues existe una relación directa entre el nivel educativo de una persona, la probabilidad de tener un empleo formal y que perciba ingresos laborales más altos.

Sin embargo, uno de los obstáculos que identificó el tanque de pensamiento es la deserción escolar, algo que las políticas públicas aún no logran controlar. El informe detalla que la pandemia agudizó los problemas que provocan el abandono escolar. “Se sabe que la matrícula en centros educativos públicos y privados se ha reducido en aproximadamente 100,000 estudiantes entre 2020 y 2021”, destaca el estudio.

La violencia, pobreza y desigualdad social influyen en la deserción escolar, indicó el informe. En el marco de la emergencia por el covid-19, se detectó un acceso limitado a electricidad, internet y recursos tecnológicos, lo que obstaculizó la educación a distancia. La pérdida de fuentes de ingreso también obligaron a algunas personas a abandonar sus estudios, advirtió FUSADES.

En este sentido, la fundación recomendó al Estado garantizar una recuperación que solvente las diferencias de desarrollo de los sectores más vulnerables del país, aspirar a la inclusión social, además de crecimiento económico, y fortalecer las capacidades de estos sectores.

En cuanto a la deserción escolar, recomendó que se publique información para el diseño de políticas públicas. Hasta la fecha, el Ministerio de Educación (MINED) no ha revelado cifras exactas de desercición escolar.

FUSADES también recomendó ampliar la disposición de recursos tecnológicos y el acceso a servicios como la electricidad y el internet. Además, que se concientice sobre cómo la educación puede contribuir al desarrollo.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines