Artesanías, montañas e historia en Morazán

Unos 8,000 visitantes son esperados para esta época de vacaciones en las zonas turísticas de Morazán.
Enlace copiado
Artesanías, montañas e historia en Morazán

Artesanías, montañas e historia en Morazán

Artesanías, montañas e historia en Morazán

Artesanías, montañas e historia en Morazán

Artesanías, montañas e historia en Morazán

Artesanías, montañas e historia en Morazán

Enlace copiado
Los bosques de pino y roble en los municipios de Arambala y Perquín, departamento de Morazán, además de contar con un mejor clima, ofrecen viento que sopla fuerte entre las ramas y el paisaje con ríos limpios e historia que encierra cada pueblo.

Estos son atractivos naturales únicos de esta área del país, enclavada en la zona oriental.

Artesanos como Noel Galán se han preparado con suficiente producto para recibir a los turistas locales y extranjeros, que para la época de Semana Santa llegan a buscar novedosos y curiosos artículos.

“Somos cuatro los que trabajamos en este taller, tratamos de innovar para que los turistas se lleven un buen recuerdo de Morazán, del país”, dice el artesano, cuyos productos elaborados en madera se exhiben en la carretera Ruta de Paz, a la altura de Meanguera.

Galán ha elaborado un jarrón al que llama “enchapado”, con diversas maderas: copinol, quebracho y mora, para darle un toque especial; otras de sus artesanías son utilitarias, como tazas, vasos, platos; todo en madera de Morazán.

En el departamento son ofrecidas otras artesanías en plena carretera Ruta de Paz, como las hamacas, desde Yoloaiquín hasta Osicala, tanto las grandes para descansar o enviar al extranjero tejidas en hilo sintético, algunas de las cuales llevan el nombre “El Salvador”, hasta las pequeñas que son para recuerdos.

En Perquín hay artesanías elaboradas con casquillos de bala, recuerdos de la guerra vivida con crudeza en la zona; y en Arambala se pueden encontrar matatas, jarrones de barro, tecomates decorados y otros productos.

Ríos, cascadas y piscinas

Morazán tiene la virtud de tener opciones turísticas diversas, en San Fernando y Perquín hay cascadas naturales por disfrutar y ríos por visitar.

Los afluentes Sapo y Negro son atractivos debido a que son limpios y conservan cauce en el verano; también son muy visitados el río Araute en El Rosario y últimamente el río San Pedro en Osicala.

Una de las nuevas opciones es Mundo Acuático, en Osicala, un sitio cercano al casco urbano, ubicado sobre la Longitudinal del Norte.

En este sitio hay piscinas para adultos y niños, juegos, ranchos, servicio de restaurante con opciones para todos los bolsillos.

“El lugar se encuentra cercano, accesible y es una zona para el esparcimiento familiar, nos hemos preparado para recibir a todos los visitantes en estas vacaciones”, dijo Celso Guevara, administrador del sitio.

Para los amantes de la historia, el Museo de la Revolución es una ventana al pasado para conocer sobre la guerra de los ochenta, así como el sendero que está contiguo al museo, donde hay objetos de la radio Venceremos, tatú y un puente colgante.

“Es interesante Morazán, por sus montañas, su historia y sus artesanías. Es maravilloso venir acá y encontrarse con otro tipo de cultura, con gente muy afable y trabajadora, así como organizada”, consideró Miriam Canales, que llegó de visita por una semana a Perquín.

Tags:

  • morazán
  • turismo

Lee también

Comentarios

Newsletter