Aruto Kawai fortaleció con sus conocimientos al Cuerpo de Bomberos

Enlace copiado
Con añoranza.  Aruto comenzó su voluntariado en San Pedro Nonualco y lo continuó en Bomberos. Antes de marcharse dijo que espera volver a El Salvador, quizás cuando las condiciones de seguridad sean mejores, para disfrutar más de las playas y la comida típica.

Con añoranza. Aruto comenzó su voluntariado en San Pedro Nonualco y lo continuó en Bomberos. Antes de marcharse dijo que espera volver a El Salvador, quizás cuando las condiciones de seguridad sean mejores, para disfrutar más de las playas y la comida típica.

Aruto Kawai fortaleció con sus conocimientos al Cuerpo de Bomberos

Aruto Kawai fortaleció con sus conocimientos al Cuerpo de Bomberos

Enlace copiado
Aruto Kawai es una mujer que no mide más de 1.55 metros de alto y su peso ronda las 110 libras. Nació en Tokio, Japón, el 15 de julio de 1945 y es parte de la Agencia de Cooperación Internacional Japonesa (JICA), quien desde febrero hasta finales de 2015 colaboró con el Cuerpo de Bomberos de El Salvador (CBES) sede San Salvador.

Kawai llegó a nuestro país el 6 de enero de 2014, como a las 11 de la noche, junto a un grupo de voluntarios japoneses que pertenece al Programa de Voluntarios Japoneses para la Cooperación con el Extranjero (JOCV, por sus siglas en inglés).

Ella, hija única, comenta que antes de llegar a El Salvador buscó referencias en internet para saber en qué lugar del mundo compartiría y pondría en práctica sus conocimientos sobre mitigación y prevención de riegos que adquirió en el Cuerpo de Bomberos de Japón, donde se desempeña como rescatista.

“Lo primero que hice fue entrar a internet y puse el nombre de El Salvador y lo encontré entre sur y norte América, ese fue mi primer contacto con el país”, contó Kawai, quien funge un grado de paramédico como profesión.

Agregó que cuando le comentó a sus padres sobre el lugar donde pasaría los próximos dos años ayudando al prójimo se entristecieron, pero no dejaron de brindarle su apoyo. Dos días después de arribar a tierra salvadoreña comió su primera pupusa, alimento al que calificó como exquisito y particular.

“Al mismo tiempo que busqué dónde quedaba El Salvador encontré cuál era su comida típica y salían bastantes pupusas. Tenía curiosidad de saber qué sabor tenían y cuando las probé me gustaron muchísimo”, explicó.

Kawai comenzó su voluntariado en la Alcaldía de San Pedro Nonualco (La Paz), pero debido al clima de inseguridad en este municipio los representantes de JICA decidieron trasladarla, y tomando en cuenta sus conocimientos el destino fue la sede central del Cuerpo de Bomberos de El Salvador, en el barrio capitalino de Santa Anita.

Ahí ayudó a realizar un completo diagnóstico de la situación actual de la institución, sus debilidades y fortalezas, así como a establecer un análisis de los equipos que utilizan los bomberos para atender las emergencias, además de ayudar en la traducción de las instrucciones que vienen con cada motobomba donada por el Gobierno de Japón.

“Sin Aruto no supiéramos para qué sirve este botón o qué dispositivo encender para no dañar la maquinaria. Nos hemos ahorrado no solo en contratar una traductora, sino en muchas otras cosas; ella es una persona vital”, afirmaron bomberos salvadoreños.

Kawai dijo que durante los dos años que permaneció en el país conoció algunas playas, las cuales le parecieron muy bellas. “Fui a La Puntilla, a la Costa del Sol y al Tunco; todas las playas son muy bonitas, más que las de Japón”, expresó la voluntaria extranjera mientras dibujaba en su rostro una sonrisa.

Aruto partió el 3 de enero pasado a su natal Japón, donde dos semanas después retomaría sus labores de paramédico en el Cuerpo de Bomberos de Tokio.

La japonesa explicó que, dejando de lado la inseguridad, extrañaría todo de El Salvador. “Acá la gente es amable, aunque no lo conozcan (a uno) dicen buenos días o buenas tardes, y te miran a los ojos cuando te hablan. La verdad no me quisisera marchar pero tengo obligaciones que cumplir”, manifestó.

Tags:

  • Extranjeros de bien
  • Aruto Kawai

Lee también

Comentarios

Newsletter