Arzobispo: que sociedad civil se arme no traerá paz

El líder de la Iglesia católica en el país considera que se deben aportar fondos necesarios destinados a acciones para disminiur la situación de violencia.
Enlace copiado
Responsabilidad.  Monseñor José Luis Escobar   reiteró que la responsabilidad principal de la seguridad en el país corresponde a las autoridades.

Responsabilidad. Monseñor José Luis Escobar reiteró que la responsabilidad principal de la seguridad en el país corresponde a las autoridades.

Arzobispo: que sociedad civil se arme no traerá paz

Arzobispo: que sociedad civil se arme no traerá paz

Enlace copiado
El arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, expresó ayer su desacuerdo con la propuesta de dotar de armas a la población civil que se organice en grupos de defensa en las comunidades, ya que opina que no contribuiría a disminuir la situación de violencia en el país sino que haría lo contrario.

La semana pasada se abrió la controversia, luego que el secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas, habló sobre la posibilidad de que se dote de armas de fuego a comités cuidadanos de defensa y que el diputado por el partido GANA, Guillermo Gallegos, hiciera una propuesta similar. Aunque el pasado sábado, el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, dijo que no sería una decisión del Gobierno, que es el principar responsable de la seguridad pública.

Responsabilidad que Escobar remarcó ayer: “Creo que el problema es que hayan tantas armas en los civiles, por tanto, yo no creo que el problema se resuelva dando más armas a los civiles. Las armas en un país civilizado, democrático, deben estar en manos de las autoridades, que son las que tienen la responsabilidad de la seguridad pública, ahí tienen que estar las armas, después a nadie”.

El prelado está a favor de un desarme total de la población civil. “Que la sociedad civil se arme más, eso no va a traer la paz. Porque yo creo que la intención es buena, que quienes lo han propuesto lo hacen con la mejor intención y es que estamos en una situación crítica, hasta desesperada diría yo”, añadió.

Sobre las medidas extraordinarias que el Ejecutivo realiza en combate a la violencia, las considera como “un paso positivo”, pero insuficientes. “La represión del crimen es una parte necesaria por cierto y tiene que hacerse; pero también es necesario, indispensable, que se trabaje en otro campo, en la reinserción, creando espacios amplios donde todas las personas puedan trabajar y los jóvenes estudiar”, dijo Escobar.

Agregó que también se necesitan los recursos económicos, como la demanda de los $900 millones en bonos que sigue pendiente de resolución en la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

“Yo no voy a decirle a la Corte Suprema qué es lo que tiene que hacer, ellos son los magistrados y me parece que ellos ven el aspecto, sin duda alguna, el aspecto constitucional, el aspecto legal, el aspecto de la forma incluso, que si aquello se hizo o no se hizo legalmente”, indicó.

Con respecto al tema de la violencia en el país, el arzobispado publicó una carta pastoral abierta denominada “Veo en la ciudad violencia y discordia”, en el marco de la festividad del beato Monseñor Óscar Arnulfo Romero.

“La carta es una respuesta a la gravísima situación de violencia que vivimos. Contiene tres partes: la primera, La violencia en El Salvador; la segunda, Donde hay violencia no puede estar Dios, y la tercera, Vuelve la espada a su sitio”, dijo Escobar.

La última parte sería un llamado a la sociedad a trabajar por la paz y erradicar la cultura de la violencia. “Para ello es necesario que todos luchemos por ese cambio cultural a contra pelo, para dar paso a la cultura de la solidaridad, contra la exclusión social, la idolatría del dinero el individualismo social y la impunidad”, expresó.

Lee también

Comentarios

Newsletter