Loading...

Asamblea contrató 392 nuevos empleados entre mayo y agosto de 2018

Según información oficial de la Asamblea, 460 dejaron de trabajar en el Órgano Legislativo, pero llegaron 392 nuevos empleados. En tanto, Quijano dice que son 357 nuevas plazas.

Enlace copiado
Más empleados.  El número de diputados no cambia en la Asamblea Legislativa, pero su personal aumenta cada año. De octubre de 2016 a agosto de 2018 tiene 252 empleados más.

Más empleados. El número de diputados no cambia en la Asamblea Legislativa, pero su personal aumenta cada año. De octubre de 2016 a agosto de 2018 tiene 252 empleados más.

Enlace copiado

El 2 de mayo del año pasado, un día después de la toma de posesión de los diputados para el período 2018-2021, la Asamblea Legislativa contrató en un solo día a 288 empleados, a un costo mensual de $276,385.00.

Entre el 1.º de mayo y el 13 de agosto de 2018 fueron contratados 392 empleados en diferentes áreas con salarios que van desde los $350 hasta $3,500, según datos de la Unidad de Acceso a la Información Pública del Órgano Legislativo.

Este nuevo grupo de burócratas genera un gasto mensual de $382,265,00, y la mayoría de ellos está al servicio de las fracciones legislativas; solo una parte menor son empleados institucionales.

A esa fecha, a la fracción de ARENA fueron 125 de los nuevos contratados; al PCN, 91; al FMLN, 42; a GANA, 56; al PDC 54; al diputado Juan José Martel, del desaparecido Cambio Democrático (CD), 11; al diputado no partidario Leonardo Bonilla, cinco; los restantes ocho pasaron al área institucional.

El nuevo presidente de la Asamblea Legislativa, el diputado de ARENA, Norman Quijano, anunció al asumir el cargo que tomaría una serie de medidas de austeridad, entre ellas suprimir plazas principalmente en las sedes departamentales. El funcionario aseguró que ello era necesario para que el parlamento no se convierta en "institución financieramente insostenible".

Entre el 30 de abril y el 13 de agosto, 460 personas dejaron de trabajar en la Asamblea por supresión de plazas, renuncias, finalización de contratos y fallecimientos. El balance entre empleados contratados (392) y dados de baja (460) hasta la fecha citada muestra una reducción de solo 68 empleados.

El tamaño de la asamblea

La Asamblea Legislativa tenía 2,201 empleados, al final de agosto, de acuerdo con el portal de transparencia de la institución; eso significa 185 empleados menos que abril pasado, justo antes de que llegara la nueva legislatura.

La cantidad de empleados institucionales bajó en 391, mientras que la cantidad de empleados asignados a las fracciones políticas subió 206.

En términos monetarios, el gasto salarial mensual ha bajado entre abril y agosto en $154,955, pero en el área institucional la reducción ha sido de $423,487, mientras que lo designado a las fracciones ha subido $268,532.

Estos son los movimientos recientes; en comparación a 2015, la Asamblea tiene 431 empleados más; la cifra se ensancha al hacer la comparación con 2012: 650. Y se retrocede hasta el año 2000, la institución tiene 1,655 empleados más.

Al inicio de su gestión, Quijano denunció que el diputado de GANA y segundo vicepresidente, Guillermo Gallegos, hizo una exorbitante contratación de personal en sus últimos meses en la presidencia. Habló de plazas fantasmas, de gente que no llega a trabajar o que nadie la conocía pero sí recibía sueldo.

En la sesión plenaria del 20 de septiembre, durante el debate por la aprobación del presupuesto 2019 de la Asamblea Legislativa, Gallegos dijo que no se podía quedar callado y denunció que Quijano quitó a 214 empleados, pero contrató a más de 400.

En su defensa, el actual presidente legislativo alegó que cuando termina una legislatura muchos diputados se van con su personal y otros llegan con nuevos empleados. Sin embargo, al revisar los datos, aparecen algunos empleados que trabajaban con exdiputados y continúan en los partidos o pasaron al área institucional de la Asamblea.

Ante las afirmaciones de Gallegos, el también diputado de ARENA sostuvo que no son 400 nuevas contrataciones. "Esto ha generado 357, no 400; 357 nuevas contrataciones producto de ese vaciamiento que se da (en el cambio de legislatura)", señaló, en contraste con los datos de Gallegos y la misma Unidad de Acceso a la Información Pública.

El presidente del Órgano Legislativo sostuvo que los diputados que se fueron en abril dejaron disponibles para los nuevos diputados 380 plazas.

"Yo no me estoy inventando las cifras. El neto entre 380 cesados con los diputados que dejaron de ser diputados, y los que los 357 nuevos contratados por todos los diputados de todos los grupos parlamentarios nos hace un neto de 23 personas", dijo.

Según Quijano, hasta abril había un total de 2,453 empleados, y actualmente funcionan 2,229. Aunque el dato oficial para abril es de 2,386 para abril y de 2,201 para agosto.

Quijano, quien en la primera semana de su gestión luchó por tener el control en la contratación de empleados para ordenar las financias, defendió que no es su responsabilidad haber contratado a las más de 300 personas, sino de los coordinadores de los grupos parlamentarios y de los mismos diputados.

"Me limito a contratar lo que todos ustedes a través de sus coordinadores de grupos parlamentarios me piden... Así es que no me responsabilicen a mí de 357 nuevas contrataciones, es la dinámica propia de una institución como esta, y él único que firma los contratos es su servidor", se defendió en el pleno.

El pago en remuneraciones sigue implicando el mayor gasto para la Asamblea. Su presupuesto para 2019 será de $58,300,000; de esos prevén gastar $51 millones en salarios, $6 millones más respecto a los $45 millones aprobados para 2018.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines