Lo más visto

Más de El Salvador

Asamblea dispone de más de $7 millones para prestaciones

El presupuesto contempla $45 millones para pagar salarios en 2018. Incluye $7.6 millones para sobresueldos, aguinaldos, horas extras e indemnizaciones y prestaciones sociales.
Enlace copiado
Asamblea dispone de más de $7 millones para prestaciones

Asamblea dispone de más de $7 millones para prestaciones

Enlace copiado

La Asamblea Legislativa tiene presupuestado gastar $45 millones en pagos de salarios para el presente año. Son $3.4 millones más de lo que se aprobó el año pasado, pese a que los partidos políticos aducen que implementan una política de austeridad en el congreso por los problemas de finanzas que tiene el país.

Asamblea reparte $22.3 millones a las ONG en el presupuesto para 2018

Dentro de esos $45 millones, los diputados han presupuestado $13,932,000.00 para pagarles a empleados que están bajo la Ley de Salarios, y $23,458,500.00 para contratos.

Además, la misma partida de remuneraciones contempla $7.6 millones para prestaciones: $769,500.00 para aguinaldos de fin de año; $333,000.00 para horas extras; $6,210,000.00 para prestaciones sociales como AFP y Seguro Social; $103,500.00 para indemnizaciones o retiro voluntario y $193,500.00 para sobresueldos, que no saben explicar exactamente en qué casos se otorga.

El diputado de GANA y miembro de junta directiva Rigoberto Soto dijo que “pudiera ser” que ese monto de sobresueldos sea para viáticos.

En estos rubros no se detalla una partida adicional para el desembolso de dos bonos que se recetan en el año los empleados y los diputados. En los 14 salarios que reciben, dos son bonos. El primero se los depositan en junio y el segundo al final de año, cada uno es equivalente a un salario mensual.

¿Cómo ha aumentado el presupuesto de la Asamblea Legislativa en los últimos años?

Esta semana se conoció que la junta directiva aprobó un acuerdo para adelantar el bono de junio con el fin de beneficiar a los diputados que dejarán la Asamblea el próximo 30 de abril, y para los que no renovarán contratos.

Guillermo Gallegos dijo que el presupuesto total de $58.3 millones ya contempla esos fondos, pero no detalló en cuál de los rubros de remuneraciones se incluyó o si se tomó de otra partida. Soto dijo que siempre hay movimientos de partidas y hay que fijarse en las ejecuciones del presupuesto al terminar el año.

Ante la ola de críticas, la mayoría de diputados salientes aseguraron que no aceptaron el bono adelantado.

La Asamblea emitió un comunicado en el que explicó que el personal, así como los diputados que terminan funciones el 30 de abril próximo, recibirán una bonificación proporcional a los meses laborados de enero a abril de 2018, “tal cual se ha hecho en ocasiones anteriores, al finalizar el periodo de las legislaturas”.

En los últimos meses, muchos diputados fueron cuestionados por dedicarse más a la campaña electoral. De hecho, el ritmo de trabajo de las comisiones bajó.

“La entrega de este bono es un derecho adquirido por las y los empleados, el cual se  viene otorgando desde el año de 1998, dado que en el parlamento no se cuenta con el beneficio del escalafón laboral como gozan otras instituciones del Estado”, se justifica.

Los diputados consultados aseguraron que no saben cuánto erogará la Asamblea en este bono para el caso de los empleados. El diputado de ARENA y miembro de junta directiva René Portillo Cuadra sostuvo que el área de Recursos Humanos le informó que solo tres diputados salientes recibirían el bono y proyectó que significaría un desembolso de alrededor de $5,000.

La Asamblea es una de las instituciones criticadas por el uso de sus recursos y su crecimiento de personal en los últimos años, mientras otras instituciones del Estado demandan más presupuesto.

De hecho, el diputado de GANA Francisco Zablah contó que el año pasado él donó el bono navideño al Hospital San Rafael, de Santa Tecla. Comentó que el director del centro de salud le dijo que con ese dinero repararon la máquina de ultrasonido.

Durante este periodo, los mismos diputados de la comisión de cultura y educación de la Asamblea Legislativa han visitado escuelas con infraestructuras deterioradas y les han pedido intervenir ante el Ministerio de Educación (MINED).

El año pasado, llegaron a San Julián, Izalco, San Antonio del Monte y Sonsonate para constatar las quejas de los padres de familia y las denuncias de las gremiales de docentes que piden ayuda.

Portillo Cuadra justificó ayer en la entrevista “Frente a Frente” que el bono es un derecho de los trabajadores y de no firmar lo meterían “preso” o lo demandarían porque es un derecho establecido desde 1998. Además, alegó que funcionarios de otras instituciones ganan más que un diputado.

Lee también

Comentarios