Lo más visto

Más de El Salvador

Asamblea ignora pedidos de austeridad en presupuesto 2019

Norman Quijano dijo que las condiciones en las que está el Órgano Legislativo no permiten bajar el presupuesto en relación con 2018.

Enlace copiado
Fondos.  El presidente de la Asamblea Legislativa, Norman Quijano, dijo que la unidad financiera del ente ya trabaja en la elaboración del presupuesto 2019 que sería de $58 millones.

Fondos. El presidente de la Asamblea Legislativa, Norman Quijano, dijo que la unidad financiera del ente ya trabaja en la elaboración del presupuesto 2019 que sería de $58 millones.

Enlace copiado

El presidente de la Asamblea Legislativa, Norman Quijano, aseguró ayer que el presupuesto con el que la institución operará será igual al del actual ejercicio fiscal, el cual rondó los $58 millones. Esto a pesar de que al inicio de su mandato Quijano manifestó que se buscaría la posibilidad de reducir en 5 % por año la erogación de fondos.

Quijano manifestó que una de las condicionantes para no reducir el monto para el próximo año es la desfinanciación con la que se aprobó el presupuesto 2018, el cual fue sobrepasado en $2.5 millones.

"En 2018 el presupuesto real de la Asamblea estaba desfinanciado en más de $2.5 millones. Cuando entramos (a la presidencia) el presupuesto era de $60.5 millones pero estaba desfinanciado. Hemos logrado reducir un poco el gasto, pero aún tenemos un déficit", adujo ayer el legislador.

Según Quijano, el tema del presupuesto ha sido discutido en dos sesiones de junta directiva y se solicitó que se reduzcan los rubros de combustible, telefonía y viajes y así ahorrar hasta $300 mil.

Sin embargo, el diputado dijo que el rubro de remuneraciones es el que desbalanceó el presupuesto desde el año pasado.

"Ese es el rubro que más se disparó. El haber roto el techo que teníamos como Asamblea en ese apartado es lo que generó el déficit con el que hemos trabajado en este año", aseguró Quijano.

En mayo y julio pasado la Asamblea Legislativa suprimió 226 plazas de trabajadores, dado que durante la presidencia de Guillermo Gallegos se contrató personal en exceso.

Estos despidos masivos significaron una protesta del Sindicato de Trabajadores de la Asamblea Legislativa (SITRAL) y del Sindicato de Empleados de la Asamblea Legislativa (SEAL) el pasado 30 de julio, que incluyó el cierre de portones, lo cual impidió el ingreso de empleados y funcionarios.

Tags:

Lee también

Comentarios