Lo más visto

Asesinado después de dejar a hijos en escuela

Un torneo deportivo fue suspendido al conocer el crimen contra el padre de dos estudiantes. En Izalco fue hallado el cadáver de una mujer.
Enlace copiado
Asesinado después de dejar a hijos en escuela

Asesinado después de dejar a hijos en escuela

Enlace copiado

Un comerciante residente en el barrio La Playa, de la ciudad de Acajutla, Sonsonate, fue asesinado por desconocidos ayer en la mañana, después de que había dejado a sus hijos en un centro escolar de la localidad. Fue identificado como Julio César Rosales, de 46 años, quien recibió más de 10 disparos.

De acuerdo con la Policía Nacional Civil (PNC), el crimen de Rosales fue cometido pasadas las 7 de la mañana en la calle principal de la colonia La Reina, en Acajutla.

El padre de familia llegó a dejar a sus hijos a bordo de una motocicleta al Centro Escolar Lisandro Larín Zepeda, en la ciudad de Acajutla, y después de retornar y a escasos 50 metros de la entrada de la escuela presuntos pandilleros lo esperaban y le dispararon.

La víctima cayó a un costado de la calle y su moto quedó. Aparentemente los criminales huyeron a bordo de bicicletas. Las detonaciones de arma de fuego alarmaron a la población estudiantil, porque el hecho ocurrió justo cuando varios padres de familia llegaban a dejar a sus hijos.

Según la policía, el crimen podría estar relacionado con problemas personales que el comerciante pudo haber tenido con algunos pandilleros.

Las autoridades del centro escolar suspendieron un torneo deportivo que estaba programado para ayer, debido al asesinato ocurrido en el lugar.

En otro hecho de violencia, el cadáver de una mujer de entre 18 y 20 años de edad fue encontrado ayer en el interior de una acequia ubicada entre cañaverales de la hacienda El Paraisal, del cantón Huiscoyolate, en el municipio de Izalco, Sonsonate.

Según la PNC, el cuerpo tenía señales de tortura y las manos estaban atadas. El cadáver fue descubierto en la mañana por agentes de la Policía Rural que están asignados al patrullaje en cañales.

La víctima, que no fue identificada, fue tirada por los criminales en medio de la acequia y aparentemente tenía señales de haber sido ultimada con arma blanca. Fue levantada como desconocida.

Lee también

Comentarios