Asesinan a jefe de la Unidad de Vida de Fiscalía Usulután

Hasta el cierre de esta nota, las autoridades todavía no habían establecido un posible móvil del ataque, ni si este estaría relacionado con sus actividades como fiscal.
Enlace copiado
Asesinan a jefe de la Unidad de Vida de Fiscalía Usulután

Asesinan a jefe de la Unidad de Vida de Fiscalía Usulután

Asesinan a jefe de la Unidad de Vida de Fiscalía Usulután

Asesinan a jefe de la Unidad de Vida de Fiscalía Usulután

Enlace copiado
El jefe de la Unidad de Vida de la Fiscalía General de la República (FGR) con sede en Usulután, Andrés Oliva, fue asesinado ayer en el parqueo de la colonia Masferrer, en la zona norte del departamento de Usulután, donde residía junto a su familia.

Las autoridades revelaron que el hecho ocurrió aproximadamente a la 1:30 de la tarde cuando la víctima salía de su vivienda.

En el lugar se encontraron vainillas de armas cortas con las que se presume se realizó el ataque.

El fiscal tenía aproximadamente 40 años de edad y presentaba al menos 15 impactos de bala en la cabeza y abdomen, relató escuetamente la policía.

Los atacantes incluso siguieron disparándole cuando él ya estaba en el piso, sin vida.

Las autoridades se mantuvieron ayer herméticas y evitaron revelar el posible móvil. Tampoco informaron si el hecho está relacionado directamente con el trabajo que Oliva realizaba.

Al lugar se presentó el fiscal general de la República, Luis Martínez, quien se pronunció enfáticamente contra el ataque.

“La Fiscalía está de luto, han tocado a la fuerza fiscal, se equivocaron, señores pandilleros cobardes. Este día el pueblo salvadoreño perdió un verdadero héroe, un buen padre, buen esposo, buen fiscal”, indicó.

El funcionario no ocultó su indignación por el hecho: “Hoy van a reconocer el poder y la autoridad, no vamos a descansar hasta capturar a estos cobardes pandilleros terroristas y hoy sí se equivocaron con la Fiscalía no se juega, se respeta y hoy van a sentir el verdadero poder de la ley. Ese es el mensaje”, indicó.

“Este dolor no va a quedar así”, insistió.

Martínez llegó acompañado por el exjefe de la Fiscalía de Usulután David Acosta, ahora destacado en Soyapango.

La escena también fue supervisada por el director de la Policía Nacional Civil, Mauricio Ramírez Landaverde, quien también evitó dar detalles del crimen.

En el transcurso de la tarde, después del ataque, se informó que en la calle hacia San Dionisio, en Usulután, la policía interceptó un taxi y retuvo a una persona que se conducía en él, en vías de investigación.

Más tarde, en las cercanías del la escena del ataque, también fueron detenidos dos jóvenes bajo la sospecha de haber participado en el crimen. Un cuarto joven de la zona también fue detenido en vías de investigación.

Habitantes de la colonia aseguraron que el fiscal gozaba de respeto y cariño en la comunidad, porque era una persona activa en las actividades de la Iglesia católica.

En su tiempo libre ensayaba a un grupo de jóvenes con alabanzas católicas, del que también formaban parte sus hijos. Su objetivo, dijeron los testigos, era mantenerlos alejados de las pandillas y las situaciones de riesgo.

La víctima deja en la orfandad a dos menores de edad.

Lee también

Comentarios

Newsletter