Asesinan a trabajador de una hacienda

En Comasagua, La Libertad, un vendedor de sorbete, quien también hacía labores en el campo, fue atacado en la finca Germania.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Marcos Salguero En bicicleta.  Marroquín iba en bicicleta hacia la finca donde hacía varios meses se dedicaba a picar zacate para los animales. Nunca manifestó haber recibido algún tipo de amenazas y no se metía con nadie.

Foto de LA PRENSA/Marcos Salguero En bicicleta. Marroquín iba en bicicleta hacia la finca donde hacía varios meses se dedicaba a picar zacate para los animales. Nunca manifestó haber recibido algún tipo de amenazas y no se metía con nadie.

Enlace copiado

Un joven que se dirigía a trabajar a una hacienda del municipio de Izalco, en Sonsonate, fue asesinado ayer en la madrugada por presuntos miembros de pandillas que lo interceptaron. La víctima fue identificada como Juan Vidal Marroquín Girón, de 21 años, quien vivía en el cantón Cuntán, de Izalco.

De acuerdo con las primeras informaciones recolectadas por la Policía Nacional Civil (PNC), el crimen ocurrió a las 4:35 de la madrugada en una finca ubicada a la orilla de la calle vecinal que se dirige al cantón Cuyagualo, de Izalco.

Marroquín iba a bordo de una bicicleta hacia su lugar de trabajo en la hacienda San Ramón, cuando a cerca de 600 metros de donde vivía le salieron al paso varios desconocidos que lo obligaron a parar la marcha, luego lo empujaron hacia una finca con la bicicleta y después lo acribillaron.

Los pobladores del cantón Cuntán escucharon los disparos, pero por temor, nadie pudo llegar a la zona, tampoco avisar de inmediato a la Policía.

Fue hasta el amanecer cuando los familiares se enteraron de que Marroquín no había llegado a su lugar de trabajo, por lo que buscaron en la dirección donde se habían escuchado las detonaciones en la madrugada.

Los parientes entraron a la finca y a unos 10 metros de la calle, encontraron la bicicleta y a un costado el cadáver del joven, y dieron aviso a la PNC.

La familia dijo que Marroquín tenía varios meses de trabajar en la hacienda, donde era el encargado de picar zacate para los animales. Apuntaron que nunca les manifestó si había recibido algún tipo de amenazas, y no se metía con nadie.

Reconocieron que su único problema era consumir bebidas embriagantes con frecuencia.

La PNC sospecha que los responsables del homicidio son miembros de una pandilla que delinque en el cantón Cuntán. La víctima deja una niña en la orfandad y a su compañera de vida.

En tanto, la Fiscalía General de la República informó ayer en su cuenta de red social sobre el reconocimiento de un cadáver en el Hospital San Juan de Dios de Santa Ana. La víctima fue atacada con arma de fuego en la avenida Fray Felipe de Jesús Moraga.

Atacan a vendedor

Por otra parte, un vendedor, quien también se dedicaba a labores de agricultura, fue asesinado ayer en Comasagua, La Libertad, informó la PNC.

De acuerdo con el relato de la esposa de la víctima, identificada como Juan Gilberto Rosales Sánchez, de 50 años de edad, él vendía sorbete por las mañanas y el miércoles salió con su venta hacia el centro del municipio, como acostumbraba, y retornó a la vivienda, pero en la tarde se fue a sus labores de campo.

Cerca de las 3 de la tarde, agregó la mujer, se escucharon disparos en la zona y el hijo le comentó que reventaban productos pirotécnicos, pero ella le indicó que eran balazos. El cadáver de Rosales Sánchez fue encontrado ayer en la mañana en la finca Germania.

 

600
 metros hay desde la vivienda hasta al escena del crimen en Izalco.

Lee también

Comentarios

Newsletter