Lo más visto

Asesinan a un agente del CAM y a síndico de una ADESCO

El cadáver de una mujer fue encontrado en el interior de una cesta el lunes por la noche, en San Salvador.
Enlace copiado
Enlace copiado
Luis Alonso Mejía Saravia, de 43 años, había recorrido en su vieja bicicleta medio kilómetro desde su vivienda, ubicada en la calle principal de la colonia Dinamarca, en el cantón Cangrejera del puerto de La Libertad, hacia el Cuerpo de Agentes Municipales (CAM), donde trabajaba, cuando un grupo de pandilleros armados se cruzó en su camino y le disparó.

En un intento por defenderse, Mejía desenfundó un arma 9 milímetros que siempre llevaba con él y también disparó, mientras abandonaba su bicicleta y se despojaba de su mochila, en la que llevaba ropa y el desayuno que su esposa le había preparado.

Trató de refugiarse en los árboles que estaban a la orilla de la calle polvosa, pero los pandilleros lo alcanzaron y le continuaron disparando hasta que se aseguraron de que había fallecido. Luego le arrebataron su arma y huyeron. Todo eso duró aproximadamente 1 minuto, según explicó un familiar de Mejía. Fue tan rápido que su esposa, al escuchar los disparos, saltó de la cama y salió corriendo hacia la calle, donde ya no había nadie más que su esposo tirado a unos 15 metros de la bicicleta y la mochila. Tras ella, confundidos por el alboroto, también salieron de la vivienda la niña de tres años y el niño de cinco que dejó en la orfandad Mejía Saravia.

“Seguramente los pandilleros ya lo tenían vigilado desde hacía varios días. Seguramente ya sabían la rutina, lo esperaron en la soledad de la calle, cerca de las 5:30 de la mañana, y lo mataron”, dijo un familiar, quien prefirió no ser identificado.

De acuerdo con la fiscal del caso, una de las hipótesis sobre la razón del crimen es que Mejía fue asesinado porque los pandilleros querían su arma.

“Lo que encontramos es que la víctima tenía varios impactos de bala. Todavía es prematuro decir cuántos porque fueron muchos en su rostro y tórax. Eso lo dirá Medicina Legal. Lo otro es que no estaba su arma, por lo que una de las líneas de investigación es que lo asesinaron por robarle su arma”, dijo la fiscal.

El alcalde del municipio, Miguel Jiménez, pidió a las autoridades que investiguen y lleven ante la justicia a los autores de este caso, y agregó que también capturen a los homicidas de Rosa Santamaría, quien fue asesinada el 4 de mayo mientras se dirigía a su trabajo como promotora social de la alcaldía.

“Estas son injusticias, las autoridades tienen que investigar. Ya van dos empleados de la alcaldía asesinados en menos de cinco meses”, señaló el alcalde.

El jefe del CAM del puerto de La Libertad dijo que Mejía era un hombre responsable con su trabajo. “Era tan comprometido que hace poco salió de abanderado en un desfile”, dijo. El jefe del CAM también aseguró que se reunirá con el alcalde para promover algunas medidas de seguridad para todos los demás agentes. Una de esas será un cambio de horario para evitar que salgan o lleguen a sus casas en horas de la madrugada cuando las calles están solas.

En otro caso, la Fiscalía General de la República (FGR) informó que en la lotificación Tierra de Gosén de Lourdes Colón, La Libertad, fue asesinado Olegorio Navas, de 51 años. Según testigos, Navas fue asesinado cuando abrió la puerta de su casa después de que alguien lo estaba llamando.

De acuerdo con la fiscalía, Navas era el síndico de la Asociación de Desarrollo Comunal (ADESCO) del lugar. Sobre este caso, la policía dijo que aún no hay hipótesis sobre la razón del crimen.

El lunes pasado por la noche fue encontrado el cadáver de una mujer dentro de una cesta abandonada en el kilómetro 10 de la carretera que conduce hacia Santo Tomás.

La mujer no fue identificada por las autoridades porque no portaba documentos. Es la segunda víctima encontrada el lunes en las mismas condiciones. Horas antes, pero en la colonia Providencia de San Salvador, fue encontrado el cadáver de un hombre en una jaba.

Tags:

  • homicidios
  • violencia
  • cam
  • puerto de la libertad
  • adesco

Lee también

Comentarios