Asesinan a un subsargento y a madre de sargento FAES

A estos dos homicidios se sumó el del hermano de un exagente de la Policía que se fue a Europa para huir de pandilleros que lo habían amenazado en Nueva Concepción, Chalatenango.

Enlace copiado
Asesinan a un subsargento y a madre de sargento FAES

Asesinan a un subsargento y a madre de sargento FAES

Enlace copiado

Como todos los días laborales, el subsargento administrativo Pedro Enrique Salguero Landaverde, de 48 años de edad, destacado como motorista en el Comando de Ingenieros de la Fuerza Armada de El Salvador (FAES), en San Juan Opico, La Libertad, pasó ayer dejando a su hija donde unos familiares, donde permanecía mientras él y su esposa trabajaban.

Los tres salieron temprano por la mañana de su vivienda, en la colonia Las Lupitas 1 del cantón La Joya, municipio de Coatepeque (Santa Ana), para pasar donde familiares que residen en la vecina colonia Las Lupitas 2, a unas cuadras de su casa.

Luego de dejar a la hija y emprender el viaje rumbo a sus trabajos un grupo de al menos cinco integrantes de estructuras terroristas esperaban a la pareja en una de las calles de la colonia para atacarla con armas de fuego.

Cuando el vehículo en el que viajaban los esposos se encontraba a unos 50 metros de la carretera antigua entre Santa Ana y San Salvador, fueron emboscados y atacados con armas de fuego. Salguero falleció y el cuerpo quedó en el interior del vehículo, placas P-346-808, mientras que su esposa resultó lesionada y logró ser trasladada hacia un centro asistencial, donde se encuentra fuera de peligro, informaron fuentes de la Policía Nacional Civil (PNC).

Salguero tenía 28 años de servicio en la Fuerza Armada de El Salvador (FAES) y, según vecinos, era una persona amable que no negaba ningún favor si estaba a su alcance realizarlo.

Su asesinato se suma a los ataques que pandilleros han arreciado contra elementos de la seguridad pública y sus parientes, en una escalada de homicidios que, de acuerdo con el Gobierno, obedece a la reacción delincuencial por el traslado de cabecillas al centro penal de máxima seguridad en Zacatecoluca, La Paz, argumento esgrimido por las autoridades en múltiples ocasiones.

De hecho, Juana Santos Lobo, madre de un sargento de la FAES, fue asesinada ayer en la mañana cuando caminaba por una calle rural del cantón Tangolona, en Moncagua (San Miguel). Parientes de la víctima indicaron que la mujer regresaba de dejar a un hijo de un centro escolar cercano a su hogar, cuando fue interceptada por desconocidos que le dispararon varias veces. “Solo este día es que vino ella a dejar al niño a la escuela, porque el otro cipote (hijo) no lo quiso venir a dejar”, contó un pariente de la mujer.

Otro familiar de elemento de seguridad pública fue asesinado ayer en el caserío Los Naranjos del cantón Potenciana, jurisdicción de Nueva Concepción, Chalatenango. La víctima fue identificada como Alexánder Giovanny Palencia, de 39 años, quien fue atacado por integrantes de grupos terroristas cuando cortaba maicillo.

Según parientes, Palencia era hermano de un exmiembro de la Policía que huyó a Europa, donde ha pedido asilo, por amenazas de muerte.

Lee también

Comentarios

Newsletter