Asesinan a padrastro de pandillero

Según la PNC, el delincuente cumple una pena en Usulután por el delito de extorsión. El pariente se dedicaba a producir maíz y papaya.
Enlace copiado
Asesinan a padrastro de pandillero

Asesinan a padrastro de pandillero

Enlace copiado

Leonidas Ramos Cruz, de 59 años, fue asesinado en su vivienda ubicada en el caserío Los Batres, del cantón La Poza, municipio de Usulután, por varios hombres que llegaron vistiendo ropas oscuras simulando un operativo policial, según el informe de la Policía Nacional Civil (PNC).

El inspector jefe de la PNC, Jesús Maradiaga, indicó que cuentan con información que los hombres llegaron a la casa el lunes a la medianoche y lo sacaron con engaños, llevándolo 10 metros fuera de la vivienda, donde le dispararon una vez en la cabeza, al parecer con arma de fuego 9 milímetros.

Maradiaga agregó que Ramos era padrastro de un pandillero que está en la cárcel de Usulután cumpliendo una condena por el delito de extorsión, por lo que sospechan que rencillas en la pandilla fueron el móvil del crimen, ya que tanto los supuestos atacantes (sospechan que cuatro) como el pandillero encarcelado pertenecen al mismo grupo delincuencial.

“Suponemos que porque el hijo pertenece a una pandilla y fue detenido por extorsión es que ocurrió el hecho. Son problemas que se dan en el interior de las pandillas”, añadió el oficial.

Ramos, según la fuente policial, no tenía vínculos con grupos terroristas y se dedicaba a cultivar maíz y papaya.

El jefe policial señaló que la esposa de Ramos estaba en la vivienda, pero no fue atacada. Ella logró dar aviso del hecho a un vecino del sector hasta ayer aproximadamente a la 5 de la mañana, por lo que de inmediato dieron aviso a las autoridades policiales.

Una fuente de la PNC dijo que la mujer, al no poder leer ni escribir, no pudo marcar en el teléfono al Sistema de Emergencias 911 al momento que ocurrió el hecho.

La zona en donde fue cometido el homicidio es de difícil acceso y para llegar a la vivienda hay que transitar por varios callejones donde solo hay espacio para un vehículo. En los alrededores hay otras casas, pero ninguno de sus habitantes dio aviso a las autoridades policiales.

La PNC no determinó en qué huyeron del lugar los atacantes; además, no reportaron capturas vinculadas al crimen.

Lee también

Comentarios

Newsletter