Asesinaron por cumplir el ritual de ingreso a la pandilla

La vista pública se instaló el pasado jueves y continuó ayer. Se dictó una condena de 20 años de prisión a cada uno de los imputados.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Juan Carlos Díaz A la cárcel.  Cristian Levit Morales, Melvin Roney Maldonado, Javier Enrique Rivera, Nelson del Dios Guzmán, Kelmy Eli Morales y Luis Armando Sánchez fueron procesados por homicidio agravado, siendo identificados por un testigo como los homicidas de Franklin Geovany Hernández.

Foto de LA PRENSA/Juan Carlos Díaz A la cárcel. Cristian Levit Morales, Melvin Roney Maldonado, Javier Enrique Rivera, Nelson del Dios Guzmán, Kelmy Eli Morales y Luis Armando Sánchez fueron procesados por homicidio agravado, siendo identificados por un testigo como los homicidas de Franklin Geovany Hernández.

Enlace copiado

Cinco hombres acusados de cometer un homicidio en agosto de 2016 enfrentaron ayer la vista pública en el tribunal de Sentencia de La Unión. Los procesados fueron Cristian Levit Morales, Melvin Roney Maldonado, Javier Enrique Rivera, Nelson del Dios Guzmán, Kelmy Eli Morales y Luis Armando Sánchez. Todos son señalados de quitarle la vida a Franklin Geovany Hernández en el cantón Monteca, de Nueva Esparta, La Unión.

La Fiscalía General de la República (FGR) ofreció diferentes pruebas, entre estas la declaración de dos testigos protegidos, quienes identificaron a los imputados como los responsables de quitarle la vida a Hernández, recibiendo cada uno la condena de 20 años de prisión, dictada al cierre de esta nota.

“Cuando iba pasando observé a los sujetos que estaban discutiendo con la víctima y lo tenían rodeado y agarrado de los brazos, después vi que lo estaban golpeando y Cristian sacó una varilla de hierro con la que lo siguieron golpeando”, relató el testigo del crimen con la clave Pino.

De acuerdo con la tesis fiscal, el móvil del homicidio está relacionado con el cumplimiento de un ritual con el que los cinco individuos pretendían ingresar a la pandilla. Por ello, todos participaron en darle muerte a la víctima, y según el testigo, uno a uno se fueron pasando el hierro para golpear a Hernández.

 “Cuando iba pasando observé a los sujetos... después vi que lo estaban golpeando y Cristian sacó una varilla de hierro con la que lo siguieron golpeando”. 
Pino, testigo

Uno de los acusados trató de desvincularse del crimen aduciendo que el día del homicidio estaba participando en una actividad religiosa, pero al ser cuestionado por los fiscales, su teoría se fue desvaneciendo y quedó demostrado que su testimonio no era verdadero.

En su planteamiento, la representación fiscal expuso que se contaba con suficientes elementos que confirmaban la participación de los cinco acusados, y pidió al juez que se condenara a los acusados a pagar una pena de prisión de 30 años.

Tras las exposiciones de la defensa y fiscalía, el juez deliberó sobre todas las pruebas de cargo y descargo, y dictó la sentencia de 20 años de cárcel para cada uno de los cinco procesados, por el delito de homicidio agravado.

Lee también

Comentarios

Newsletter