Lo más visto

Más de El Salvador

Así es mi tierra: La Palma

La Palma es un municipio muy característico por el colorido en sus calles generado por la venta de artesanías del lugar. Su nombre proviene de haber sido fundado en un lugar antiguamente llamado La Palmita, caserío situado cerca del río Nunuapa.
Enlace copiado
Así es mi tierra: La Palma

Así es mi tierra: La Palma

Así es mi tierra: La Palma

Así es mi tierra: La Palma

Así es mi tierra: La Palma

Así es mi tierra: La Palma

Así es mi tierra: La Palma

Así es mi tierra: La Palma

Así es mi tierra: La Palma

Así es mi tierra: La Palma

Así es mi tierra: La Palma

Así es mi tierra: La Palma

Así es mi tierra: La Palma

Así es mi tierra: La Palma

Así es mi tierra: La Palma

Así es mi tierra: La Palma

Así es mi tierra: La Palma

Así es mi tierra: La Palma

Así es mi tierra: La Palma

Así es mi tierra: La Palma

Enlace copiado
Además de las artesanías, que recuerdan a los trazos de Fernando Llort, es característico de la zona el clima fresco, ideal para quienes gustan del camping o deportes relacionados con la naturaleza, como el montañismo o las cabalgatas.

Poco a poco los lugareños se han ido especializando en ofrecer a los visitantes variada oferta para pasar un momento grato en este municipio que pasó a la historia como la “cuna de la paz”.



El Refugio.  El Centro Recreativo Mario Zamora Rivas es un lugar de esparcimiento para todo público y cuenta con cabañas distribuidas en 60 manzanas de terreno. Propicio para estos días de vacaciones u otros períodos festivos.



Casco urbano.  El título de ciudad fue otorgado en 1959 y le adjudicaron ocho cantones al municipio.



Raíces católicas.  La Iglesia Parroquial Dulce Nombre de María alberga a la feligresía de La Palma.



Sede.  En 1984 La Palma sirvió de escenario para los primeros intentos de diálogo por la paz.



Inmortal.  Artesanías con la técnica naif, impulsada por Llort.



Tranquilidad.  La Palma sigue gozando de relativa paz social.



Monumento.  La torre del reloj de La Palma, construida en 1931.


 

Tags:

Lee también

Comentarios