Lo más visto

Así fue como el ingeniero salvadoreño, Oscar Paniagua, trabajó en la Misión a Marte de la NASA

El joven ingeniero trabajó en una de las partes más importantes de Perseverance y para esta Misión a Marte, que es la recolección de muestras del planeta marciano.

Enlace copiado
Así fue como el ingeniero salvadoreño, Oscar Paniagua, trabajó en la Misión a Marte de la NASA

Así fue como el ingeniero salvadoreño, Oscar Paniagua, trabajó en la Misión a Marte de la NASA

Enlace copiado

Oscar Roberto Paniagua Morales es un joven salvadoreño, de 29 años, que ahora trabaja como ingeniero mecánico en la NASA y fue quien lideró varias fases de la construcción del robot Perseverance, la primera misión en busca de vida en Marte.

El compatriota empezó a trabajar en esta misión desde sus inicios en Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA, ubicado en Pasadena, California. Al principio dice que solo era un miembro del equipo, pero al ver sus capacidades lo nombraron como líder de control de calidad en algunas áreas de la construcción del robot.

Oscar Paniagua junto a su equipo de trabajo.

“La mayoría de mi tiempo fue como ingeniero de control de calidad en tres áreas, primero fui líder de control de calidad del sistema térmico de toda la misión. Al entregar ese proyecto, como me fue tan bien me recomendaron para el sistema que recolectará las muestras de tierra allá en Marte”, dijo.

El joven aseguró que ese fue el trabajo más difícil que realizó, porque aparte que era algo que nunca se había hecho, era un sistema muy complejo y había muchas restricciones por la contaminación ya que se debía mantener estéril para no contaminar las muestras de tierra y rocas recogidas en Marte.

Luego de realizar esa labor en la que también le fue muy bien, fue elegido para ir a Florida para preparar la nave para integrarla al cohete y su posterior lanzamiento.

“Fue una experiencia única, el hecho de solo estar parado junto a un cohete enorme, que es difícil de creer lo grande que son, estar trabajando con una nave es una experiencia super increíble y ahí fue que fui parte de ese equipo más pequeño que fue el que lanzó la nave a Marte”, afirmó.

El día del lanzamiento de la Misión a Marte, el 31 de julio de 2020, fue muy emotivo para él. “Fue un sentimiento muy interesante, sentí que lancé 4 años de mi vida al espacio y lo pude ver en persona, lo pude ver irse del planeta”.

Paniagua estuvo presente el día del lanzamiento del cohete de la Misión a Marte, en el Cabo Cañaveral, Florida.

El pasado 18 de febrero Perseverance aterrizó en Marte y para el joven ingeniero fue otro momento muy especial de recordar. “Lo pasé con parte de mi familia. Lo vimos en vivo, lo pusimos en la televisión y estaba con mi computadora del trabajo donde estaba viendo que venían los datos que mandaban los satélites. Yo estaba nerviosísimo, no podía quedarme sentado ni parar de moverme, cuando ya vi que aterrizó a salvo sentí que se me quitó un peso enorme de encima”.

El joven ingeniero asegura que fueron 4 años de arduo trabajo y jornadas extensas pero que para él fue una labor muy emocionante. “Cuando mandaron las primeras fotos de Marte no me lo creía, a veces no me parece real que mandamos algo a otro planeta que está tan lejos, que es tan difícil llegar. Cosas en las que yo trabajé están en otro planeta, es difícil explicar cómo se siente eso, a parte que no me lo creo”.

Su vida como estudiante

Paniagua vivió hasta los 18 años en San Salvador luego de graduarse de bachillerato de la Escuela Panamericana donde estudió casi toda su vida a excepción de un año (cuarto grado) que cursó en el Liceo Salvadoreño.

A partir de que su padre se mudó a Estados Unidos, él también se vio motivado a viajar para estudiar en el país norteamericano y cuenta que en varias ocasiones le fue negada la visa de estudiante.

“Desde que estaba en primer año de bachillerato yo sabía que quería ser ingeniero y pensando en el futuro, analicé la situación y vi que tenía mejores oportunidades aquí en Estados Unidos, podía tener mayor impacto, tener una educación de más prestigio, también que siempre he estado interesado en las diferentes culturas y sentía una gran emoción de saber cómo era vivir en otro país y saber si podía ser exitoso en un mercado laboral que es más competitivo”, dijo el joven.

Al lograr viajar, decide inscribirse en la carrera de Ingeniería Mecánica en la Universidad de Texas en El Paso, ciudad donde residía junto a su familia.

Dos años más tarde se cambió a la Universidad de Texas, en Austin, una universidad más grande y prestigiosa según cuenta el joven salvadoreño. Estando allí realizó pasantías en General Electric (GE) durante tres veranos en el sector de aviación, incluso cuenta que aplicó a una plaza de tiempo completo en dicha empresa y no fue aceptado.

“Tuve una experiencia excelente aprendí mucho en bastantes aspectos de ingeniería y me ayudó muchísimo para poder aplicar a la NASA. Irónicamente yo quería trabajar con GE, apliqué a un trabajo de tiempo completo y no me lo dieron. Me sentí muy mal porque yo quería trabajar con ellos, pero si yo hubiera aceptado un trabajo con ellos, no hubiera terminado trabajando en la NASA, que yo nunca me lo imaginé”, afirmó.

Cómo entró a la NASA

Paniagua relató que en su último año de estudio cuando se encontraba buscando trabajo a tiempo completo, en una feria laboral, realizada en la universidad, donde llegan muchas compañías e institutos a los que aplicó a varios antes de aplicar a la NASA.

“Me acuerdo que yo vi la sección donde estaba NASA, yo dije, bueno no, es imposible que me vayan a contratar, pero igual voy a intentar. Entonces fui a hablar con ellos y luego (días después) tuvieron una sesión informativa para estudiantes que querían aplicar y en los dos eventos les dejé mi currículum y les expresé mi interés y lo que les podía ofrecer”, afirmó.

Posteriormente una persona del JPL lo entrevistó en la universidad y fue recomendado para el siguiente paso, que era viajar a California para entrevistarlo en persona y conocer el campus, y a su posible jefe. El salvadoreño aseguró que fue una entrevista difícil, interrogado por varias personas pero que sintió que le fue bien. Además, para esa fecha ya tenía otras ofertas laborales de otras compañías.

“Yo les dije que estaba bastante interesado en trabajar con ellos, que tenía una fecha límite para responder a las otras ofertas, al parecer les parecí buen candidato y me ofrecieron una oferta bastante rápido. Una vez el recibí la acepté inmediatamente, no quería dejar pasar la oportunidad”, dijo el ingeniero.

El día que recibió la noticia fue un día después de su titulación como ingeniero, se encontraba manejando, y con él iba su padre y su hermano. Cuando recibió la llamada ya sabía quiénes eran, detuvo la marcha y se bajó del vehículo para contestar. Inmediatamente les dio la respuesta y celebró con sus familiares.

A sus 24 años Oscar empezó a trabajar en la NASA, el 14 de marzo de 2016. Día que es recordado por el joven porque en Estados Unidos se celebra el “Pi Day”.

A sus 24 años, Oscar Paniagua, empezó a trabajar en la NASA.

Su futuro

Luego de haber tenido una exitosa participación en la Misión a Marte, a partir de enero Paniagua empezó a trabajar en un nuevo proyecto el cual trata enviar un satélite a la luna "Europa", de Júpiter, que según se sabe está cubierta por hielo y se cree que tiene océanos debajo de la capa de hielo con condiciones para albergar vida.

En esta nueva misión trabajará aproximadamente 4 años y posteriormente esperan enviar robots para explorar y verificar si en realidad hay vida.

“En JPL se puede escoger que es lo que más le interesa a uno, y yo quería trabajar en esta porque Júpiter es mi planeta favorito y trabajar en una misión que puede encontrar señales de vida afuera de la Tierra, es algo que me interesa más, ser parte de un equipo que encuentra la vida extraterrestre”.

El joven aseguró que se encuentra fascinado trabajando en la NASA y espera tener una larga carrera trabajando en sus diferentes proyectos.

“Si es que llego a seguir trabajando como ingeniero toda mi vida, no quisiera trabajar en otro lugar, la verdad es que es un lugar único y lo disfruto mucho, puedo hacer un impacto que no podría hacer en otros lados, yo no me quisiera ir de aquí”, dijo.

Tags:

  • NASA
  • Misión a Marte
  • Perseverance
  • Oscar Paniagua
  • ingeniero mecánico
  • salvadoreño

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines