Lo más visto

Así se descontaminaría uno de los ríos más degradados de El Salvador

El MARN plantea aprovechar el río Acelhuate como un potencial recurso para la obtención de energía renovable como el biogás.  También contempla la posibilidad de habilitar lugares de esparcimiento iluminados, al lado del río, para que las familias puedan hacer uso de él.
Enlace copiado
Foto José Cardona/LPG.

Foto José Cardona/LPG.

Así se descontaminaría uno de los ríos más degradados de El Salvador

Así se descontaminaría uno de los ríos más degradados de El Salvador

El proceso de potabilización del agua

Enlace copiado
En El Salvador, el 92 % de los mantos acuíferos tienen calidad entre regular y pésima, según el Índice de Calidad General de Agua.

Esta contaminación es producto de diversos factores, entre ellos, el mal manejo de los desechos sólidos y aguas residuales; restos de metales pesados y plaguicidas, uso inadecuado de los suelos, deforestación en las cuencas, falta de plantas de tratamiento de los residuos industriales, entre otros.

Aunque el escenario ambiental hídrico salvadoreño parece desolador, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) asegura que, hasta cierto punto, es reversible y reparable; podría generarse un cambio en las condiciones ambientales de los ríos, a través de un plan hídrico que permitiría descontaminar en un 80 % estos afluentes en las zonas urbanas.

Su apuesta se ha centrado en la rehabilitación de los tramos urbanos del río que constituye el principal recurso hídrico del Área Metropolitana de San Salvador (AMSS): el río Acelhuate.

Sus 622.47 km² recorren el 3 % del territorio nacional y alcanza los departamentos de San Salvador, La Libertad y Cuscatlán. El río Las Cañas concentra la mayor aportación de aguas residuales junto con el río Sumpa,  que aglutina el 50 % de la carga orgánica de tres industrias localizadas en Ilopango y Soyapango, de acuerdo al Plan de Recuperación de Ríos del MARN.

“Las descargas de tratamiento de aguas residuales domésticas representan el 68 % de la carga contaminante del río Acelhuate; las aguas industriales representan el 32 %, además de los desechos sólidos”, explicó la titular de Medio Ambiente, Lina Pohl.

Solo el caudal del río Sumpa posee una cantidad de compuestos orgánicos biodegradables de 584 kilogramos por cada litro de agua. Diariamente se contamina con 17,256.4 kilogramos, según estudios realizados por el MARN.

Junto a la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) se han trazado los puntos clave que podría sanear casi por completo el Acelhuate, a través de dos nuevas plantas de tratamiento. Estas serían ubicadas en zonas estratégicas: una enel río Sumpa (Las Cañas) y la otra en el río Tomayate.

Actualmente existen 13 plantas de tratamiento en la subcuenca del río Acelhuate,siete de las cuales están en el río Las Cañas, cinco en el río Tomayate y una más en el río El Piro, pero estas se encuentran abandonadas o sin un adecuado manejo de administración, por lo que se espera que estas dos nuevas construcciones contribuyan directamente con el problema.

Estas plantas lograrían descontaminar en un 80 % el Acelhuate, haciéndolo apto para usos de riego.

En el río Sumpa, se calcula, mejoraría la calidad del agua en un 40 %. En el río Tomayate se lograría un 20 %. Esto, junto a la rehabilitación de las plantas de tratamiento existentes y el cumplimiento de las medidas ambientales, reduciría la carga orgánica en un 80 %, asegura el MARN.

Este es un proyecto ambicioso que requeriría un aproximado de 300 millones de dólares, presupuesto sujeto a cambios, dependiendo de los estudios de empresas del gobierno de Gran Bretaña, que serían las encargadas de la construcción de las plantas saneadoras.

Cerca de 450 mil personas serían beneficiadas con la planta de tratamiento de aguas residuales en el río Sumpa, y con la construcción de 15 kilómetros de tuberías de conducción, que removerían anualmente más de 8 millones de toneladas de materia orgánica.

En el río Tomayate se tendría capacidad para remover más de 7 millones de kilogramos de materia orgánica, que beneficiará a 400 mil personas aledañas, calcula Ambiente.

El proyecto ya se puso en marcha con la presentación de los planes de estudio y la creación de un reglamento técnico de aguas residuales, próximo a presentarse en la Asamblea Legislativa.

El proyecto integral se realizaría en tres etapas, que garantizarán el proceso de la recuperación del río en un plazo de diez años, cinco de los cuales serían para ejecutar el máximo de la obra. La primera etapa (2016-2017) se centraría en la elaboración de los planes, estudios e investigación de campo. La segunda etapa (2018) se espera la ejecución de las obras de saneamiento hidráulico, y en la tercera etapa (2019-2021) se ejecutarán la mayoría de las obras y se procederá a la recuperación de espacios públicos, reordenamiento vial y evaluación del trabajo realizado.

Una vez logrado el saneamiento del río, el MARN proyecta efectuar cerca del mismo la habilitación de nuevos espacios de esparcimiento iluminados para que las familias puedan hacer uso de él.

“El aporte de estos elementos al espacio público va más allá de ser elementos decorativos o paisajísticos, y se posicionan como un elemento determinante en la sostenibilidad ambiental de las ciudades, lo cual exige su mayor valoración”, según el MARN.

De llevarse a cabo, con planificación, inclusive se podría pensar en utilizar el afluente como un potencial recurso para la obtención de energía renovable como el Biogás –un gas producido por la descomposición de materia orgánica-, que es investigado por la Comisión Hidroeléctrica del Río Lempa.

Condiciones del marco legal


Las ejecuciones de un marco normativo que regularía el tratamiento de aguas residuales también es otro gran reto. Las discusiones políticas, hasta la fecha, no han logrado un acuerdo sobre el manejo del agua.

Mientras eso sucede, Medio Ambiente se encuentra en la etapa de discusión junto a las alcaldías del país para encontrar una solución a través de una nueva propuesta de ley que regularía un manejo integral de residuos.

Por ejemplo, si una empresa no presenta un plan de sus desechos, no podrá operar. También sería obligatorio separar la basura orgánica e inorgánica en cada hogar del país. Estas y otras son parte de las medidas para el tratamiento de los residuos que plantean las autoridades.

“Una consultora mexicana ha hecho cinco de las ocho leyes que existen en América Latina, ya le mandamos todos los insumos para presentarlo en la Asamblea Legislativa. Ahí vamos a tener más éxito porque están incluidos alcaldes de todos los partidos políticos”, aseguró Polh.

Recientemente, la titular del ramo Medio Ambiental informó sobre cinco empresas que contaminan el 70 % del río Acelhuate, en el tramo del río Las Cañas.

 El nombre de las empresas no se ha hecho público pero a cada una de ellas se les presentará un informe que indica su parte de responsabilidad en la contaminación. Cuatro empresas ya se han acercado al Ministerio de Medio Ambiente para presentar sus propuestas. El plazo para adecuar sus descargas de desechos es hasta octubre de 2017.

Para el representante del Foro del Agua de El Salvador, Carlos Flores, es un buen momento para discutir el manejo del agua en el país.

“Afortunadamente, el tema del agua se está politizando eso nos permite manejar una crisis de hídrica en la zona urbana”, dijo Flores en una intervención medioambiental en la UCA.

Seguridad Hídrica

Las previsiones de Medio Ambiente, en su plan de recuperación de los ríos urbanos, pretenden una seguridad hídrica en corto y largo plazo, mientras exista una garantía de calidad de la misma para uso doméstico, así como para generar energía.

Las cargas bacteriológicas por altos niveles de coliformes fecales en un 95 % del Río Lempa oscilan entre 1,100 a 160,000,000 NMP/100ml, cuando en términos normales debería ser 2,000 NPM/100ml. En estas condiciones no es apta ni para el riego de cultivos.

Esta situación podría controlarse, asegura el MARN. Una demostración de ello fue el lanzamiento del proyecto de la recuperación del río Acelhuate, donde se presentaron diversos alimentos y bebidas preparadas con el agua previamente procesada de uno de los caudales más degradados del país.




Las autoridades y funcionarios presentes consideraron que era una muestra del cambio al que podría llegarse en un futuro si se logrará sanear por completo el caudal.

Se trata de proyectos esperanzadores en un país  donde existe 0 % de excelencia en la calidad del agua, según el último Índice de Calidad de Agua, efectuado entre2006 y 2013. El mismo estudio reflejó que el porcentaje de buena calidad de agua bajó del 17 % al 2 %.

Tags:

  • marn
  • río acelhuate

Lee también

Comentarios